Sociedad

Se despeja la incógnita: el Estado correrá con los gastos de repatriación del religioso contagiado de ébola

Así lo ha asegurado Mariano Rajoy en su comparecencia tras despachar con Felipe VI en Marivent, una reunión que ha servido para tratar asuntos como los últimos datos económicos y la firmeza del Gobierno ante la consulta catalana: no habrá referéndum de ninguna manera pero la postura del Gobierno será de ley y diálogo. 

El Gobierno no cobrará a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (OHSJD) los gastos de la repatriación del misionero Miguel Pajares, infectado de ébola, y que llegó a Madrid en la mañana de este jueves, han informado a Efe fuentes gubernamentales.

Así lo ha explicado Mariano Rajoy en su comaprecencia ante los medios tras reunirse con el rey Felipe VI en Marivent. "Lo va a pagar el Gobierno español. Lo que ignoro es de dónde ha salido este debate. El Gobierno español también trae aquí a repatriados como los trabajadores en Libia por la conflictiva situación, como es lo sensato", zanjaba Rajoy. 

Esta decisión se toma después de que este jueves la directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa, comentara que el Gobierno iniciaría gestiones con la citada orden para tratar de los gastos por la repatriación de Pajares y de la religiosa Juliana Bonoha Bohé, que no está infectada por el virus.

El posible cobro de la repatriación ha provocado las críticas de partidos políticos como el PSOE e IU. Por su parte, el director de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (OHSJD), Jose María Viadero, ha asegurado este viernes en rueda de prensa que esta organización "asumirá los gastos y responsabilidades que tenga que asumir" respecto a las repatriaciones del religioso Miguel Pajares y de la monja Juliana Bonoha Bohé.

Ha señalado sin embargo que, hasta el momento, esta organización no ha recibido ningún requerimiento económico por parte del Ministerio de Sanidad. No obstante, ha considerado que una repatriación con las características de la del religioso, infectado de ébola en Liberia "no es una repatriación al uso". 

Resuelta la polémica por el pago de los gastos por la repatriación de Miguel Pajares, agradecimiento a los funcionarios españoles incluido, el presidente del Gobierno también ha explicado que su reunión con Felipe VI ha servido para ponerle al día sobre la situación económica del país tras conocerse los últimos datos de empleo y Seguridad Social. "Son buenos, y en cierta manera suponen la continuación de los que hemos ido conociendo en los últimos meses, con un 0,4% de crecimiento en el primer trimestre y un 0,6% en el segundo. Estamos en parte satisfechos, aunque no podemos estarlo del todo mientras el nivel de desempleo es el que es. Las cifras nos dicen que tenemos que seguir trabajando con las políticas que hemos puesto en marcha porque se ve que están dando resultados. Espero que la economía europea siga mejorando también para tirar de la española", decía. 

Precisamente preguntado sobre la Unión Europea el presidente del Gobierno admitía que el dato negativo de crecimiento obtenido por Italia había sido inesperado, pero señalaba que está convencido de que el primer ministro tiene las cosas claras y ha anunciado una serie de reformas que no pueden hacerse de golpe. Además, restaba importancia a la decisión del presidente Ruso de vetar las importaciones de productos de la Unión Europea, algo que a España le supondría "más de 500 millones de pérdidas principalmente en productos hortofrutícolas, que se han instalado muy bien en el mercado ruso". 

"Respeto las decisiones de los Tribunales"

Rajoy no ha querido valorar el ingreso en prisión del expresidente balear, Jaume Matas, y se ha limitado a decir que respeta las decisiones de los tribunales. Además, ha descartado implantar un nuevo sistema de financiación autonómica, ya que "hoy no tiene mucho sentido hacer un nuevo modelo. Otra cosa es que se puedan resolver problemas concretos de algunas autonomías", explicaba. 

Por otro lado, preguntado sobre el proceso soberanista, el presidente del Gobierno ha dicho no haber tratado ese tema con el monarca, pero ha vuelto a recalcar la posición suya y del Gobierno, que es que "no se puede celebrar el referéndum porque es absolutamente ilegal, además de perjudicial para los intereses de los ciudadanos catalanes y del resto del Estado. Así lo manifestó el Tribunal Constitucional, que dijo que correspondía decidir al conjunto de los españoles. No se puede celebrar, yo estoy abierto al diálogo y estaré abierto siempre. Ley y diálogo, esa va a ser la posición que va a mantener el Gobierno", apuntaba. 

Sin embargo, ante una posible convocatoria por parte del propio Ejecutivo de la consulta, Rajoy era tajante: "No voy a convocar ninguno, no lo voy a hacer, lo digo con absoluta franqueza", repetía. Tampoco quiso entrar en la polémica por el 'caso Pujol', de quien recordaba que el propio expresident se había puesto a disposición de la Justicia

Por último, Rajoy explicó que el proyecto de reforma de la Ley Electoral para la elección directa de los alcaldes no era algo tan descabellado cuando los dos grandes partidos lo habían llevado en sus programas electorales. Pese a que es un tema sobre el que aún decía no poder entrar en detalles, sí admitía que había que hablar sobre ello y había que hacerlo pronto


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba