Nacional

ACS pujará por el nuevo puente sobre el Hudson, valorado en 3.850 millones de euros

ACS se encuentra ante una de las grandes oportunidades de los últimos tiempos después de que el consorcio que lidera haya logrado figurar entre los que aspiran a hacerse con el contrato para la construcción del nuevo puente sobre el Hudson, en el estado norteamericano de Nueva York.

En las próximas semanas se presentarán las propuestas de diseño y construcción mientras que las autoridades tienen previsto adjudicar el contrato antes de que finalice el presente ejercicio.

ACS se encuentra ante una de las grandes oportunidades de los últimos tiempos después de que el consorcio que lidera haya logrado figurar entre los que aspiran a hacerse con el contrato para la construcción del nuevo puente sobre el Hudson, en el estado norteamericano de Nueva York.

En las próximas semanas se presentarán las propuestas de diseño y construcción mientras que las autoridades tienen previsto adjudicar el contrato antes de que finalice el presente ejercicio.

En concreto, es la filial estadounidense de Dragados (Dragados U.S.A.) la que lidera el consorcio Hudson River Bridge Constructors, uno de los cuatro que pujarán finalmente por el multimillonario contrato. Junto a la cabecera de construcción del grupo que preside Florentino Pérez se encuentra la local Flatiron y la coreana Samsung, cuya filial constructora está especializada en puentes y túneles.

El proyecto consiste en la sustitución del actual puente, denominado Tappan Zee y que une los condados de Rockland y Westchster, por uno más moderno que incluirá un total de doce carriles destinados a la circulación de vehículos, frente a los siete que presenta el puente original.

En un primer nivel, la infraestructura contará con ocho carriles (cuatro en cada sentido), además de otros cuatro en un segundo nivel, que podrían destinarse a otros tipos de transportes.

Adjudicación a final de año

Además, el proyecto del Tappan Zee incluirá también una vía para peatones y otra para ciclistas, lo que supone una completa novedad en relación con el original, que fue abierto en 1955. Actualmente, por el puente transitan una media de 138.000 vehículos al día, una cifra que está previsto que se incremente hasta los 175.000 vehículos diarios en 2025.

Los planes de las autoridades del estado de Nueva York prevén la adjudicación del contrato antes de que finalice el año para proceder de forma inmediata al inicio de los trabajos. La finalización de los mismos se producirá en 2017.

El principal adversario al que se enfrentará el consorcio de Dragados en este proceso es Bechtel, considerada como la primera ingeniería del mundo. También presentarán sus proyectos para el diseño y construcción del puente el consorcio compuesto por Kiewit y la escandinava Skanska y el grupo que lidera la local Fluor Enterprises.

La valoración del contrato está en función del plazo en el que se lleven a cabo las obras, aunque alcanza un máximo de 5.000 millones de dólares (unos 3.850 millones de euros). La cuantía del proyecto supera, por ejemplo, a la del principal contrato de la ampliación del Canal de Panamá (el que incluye la construcción del tercer juego de esclusas), que se adjudicó en su día el consorcio Grupo Unidos por el Canal, liderado por Sacyr Vallehermoso.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba