Nacional

La Audiencia Nacional imputa a Díaz Ferrán y a Pascual por presunta apropiación indebida

La Audiencia Nacional ha citado a declarar en calidad de imputados a los antiguos gestores de Viajes Marsans Gerardo Díaz Ferrán, Gonzalo Pascual e Iván Losada, acusados de un delito de apropiación indebida de 4,43 millones de euros. En el auto, el juez Santiago Pedraz considera que los elementos esgrimidos en la querella que presentó la Fiscalía, la documentación anexa y los "aparentes indicios de criminalidad existentes" pueden ser constitutivos de un "delito continuado de apropiación indebida".

La Audiencia Nacional ha citado a declarar en calidad de imputados a los antiguos gestores de Viajes Marsans Gerardo Díaz Ferrán, Gonzalo Pascual e Iván Losada, acusados de un delito de apropiación indebida de 4,43 millones de euros. En el auto, el juez Santiago Pedraz considera que los elementos esgrimidos en la querella que presentó la Fiscalía, la documentación anexa y los "aparentes indicios de criminalidad existentes" pueden ser constitutivos de un "delito continuado de apropiación indebida".

Gonzalo Pascual, Gerardo Díaz Ferrán y a Iván Losada comparecerán ante el juez los próximos 21, 22 y 23 de febrero, respectivamente. El juez Pedraz ha citado también a declarar en calidad de testigos al que fuera director corporativo de Interinvest (Marsans), Vicente Muñoz, y a Rosario Gil.En la querella, el fiscal de la Audiencia Nacional Daniel Campo explicaba que a finales de 2009 las sociedades de Marsans dejaron de abonar a los mayoristas las cantidades recibidas de los consumidores por los viajes y servicios contratados.

Por ello, los proveedores exigieron al grupo turístico el pago anticipado de los productos comercializados. Sin embargo, añade, los responsables del grupo "destinaron los fondos a fines ajenos a la actividad del grupo", de modo que muchos de los clientes que habían depositado una cantidad con Marsans vieron cancelada su reserva y no obtuvieron el reembolso del dinero anticipado, lo que supuso un perjuicio económico.

Con ello, el importe total de las cantidades que no se devolvieron a los clientes afectados ascendía a 4,43 millones de euros. De esta forma, el 62% de los clientes del grupo turístico se vieron afectados por esta situación.

Venta a Posibilitum Business justo antes del concurso de acreedores

Las salidas de la tesorería desde el Grupo Marsans se destinaron a otras compañías vinculadas con los antiguos y nuevos propietarios de la firma y a la emisión de cheques, algunos dirigidos al despacho de abogados del actual dueño de Marsans y de Nueva Rumasa, Ángel de Cabo, así como a otras sociedades relacionadas con Posibilitum.

Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual vendieron sus empresas a Posibilitum Business, controlada por Ángel de Cabo justo antes de que fueran declaradas en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) en junio de 2010.

Por ello, el fiscal sostiene que se produjo una "distracción de dinero en perjuicio de los clientes que habían abonado las cantidades, pues lejos de realizar las reservas o pagos a los mayoristas, las cantidades se ingresaron en una cuenta ajena a Viajes Marsans y desde allí se hicieron actos de disposición a favor de compañías de los propietarios" de la empresa.

"Los querellados actuaron con dolo", dado que lo hicieron con conocimiento de causa "modificando la operativa financiera" en su propio beneficio", dice la querella.

Los antiguos gestores del grupo turístico se enfrentan ya a varias querellas por su presunta mala gestión al frente del conglomerado y a otros procesos penales por supuesta apropiación indebida de fondos. En la querella, el fiscal señala que el cierre de Viajes Marsans dejó al menos 4.706 perjudicados distribuidos en diversas provincias españolas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba