Nacional

España recibe más remesas... pero también las envía a pesar de la crisis

Una crisis tan larga tarde o temprano se traduce en números: más paro, más pobreza, más emigrantes que inmigrantes (50.000, concretamente). Este último dato produjo el lunes una noticia: las remesas de españoles residentes en el extranjero repuntaron un 7,6% hasta septiembre pasado.

Una crisis tan larga tarde o temprano se traduce en números: más paro, más pobreza, más emigrantes que inmigrantes (50.000, concretamente). Este último dato produjo el lunes una noticia: las remesas de españoles residentes en el extranjero repuntaron un 7,6% hasta septiembre pasado.

Pero ayer Eurostat, la Oficina Estadística Europea, actualizó unas tablas que dan al traste con la lógica de los tiempos difíciles: durante 2010 y la mitad de 2011, España aglutinó en torno al 23% de las remesas de la UE (un 0,7% más que en 2009), la mayoría fuera de la Unión, hacia países latinoamericanos. Continúa, pues, una tendencia vinculada al periodo de bonanza económica finiquitado en 2008.

Otra publicación del Banco de España converge con Eurostat: hasta septiembre de 2011, las remesas enviadas de España a otros países reunieron 5.459 millones de euros, cantidad que aumentará cuando se conozcan los datos totales del ejercicio pasado.

Remesas contra la crisis

Con 7.200 millones de euros destinados al exterior, España lideró la clasificación. Le siguen Italia con 6.600 millones y, muy lejos ya, Alemania, Francia y Países Bajos (3.000, 3.900 y 1.500 millones respectivamente). Aunque la actualización de la tabla de remesas es lenta, es sorprendente que países con problemas tan agudos de paro (España) o de deuda (Italia) encabecen el ránking, muy por delante de los de Europa del Norte, los ricos del club europeo.

Por flujos, España ya no encabeza la lista. El primero atañe a las remesas que viajan de Italia a China, lo que da cuenta de la importancia de la comunidad asiática en el país transalpino. En segundo y tercer lugar aparecen las partidas que van de España a Colombia y Ecuador, respectivamente. Otra muestra de cómo hoy por hoy los débiles países del Mediterráneo ayudan más al Sur que las naciones solventes.

Esta aparente contradicción –aumento de remesas hacia estados emergentes desde países opulentos pero heridos económicamente- casa con un informe del Banco Mundial. La crisis debería cercenar las aspiraciones de quienes buscan ElDorado (de hecho, hay menos inmigrantes: de los 716.257 que llegaron a España en 2007, han pasado a 415.523 en 2011); y sin embargo, este organismo prevé que las remesas de Norte a Sur del globo terráqueo seguirán escalando, hasta superar los 441.000 millones en 2014


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba