Nacional

El sastre José Tomás: "Crespo pagaba las prendas de Camps y Costa en Milano"

José Tomás, director de la tienda de Milano en la calle Serrano de Madrid, ha asegurado en el juicio que se sigue contra el expresidente de la Generalitat Francisco Camps y el exsecretario general del PPCV Ricardo Costa por la causa de los trajes derivada del 'caso Gürtel', que en este establecimiento había una cuenta en la que se cargaban los trajes de los dos acusados, así como de Rafael Betoret, Víctor Campos y Pedro García, que pagaba Pablo Crespo, considerado presunto cabecilla de la trama.

José Tomás, director de la tienda de Milano en la calle Serrano de Madrid, ha asegurado en el juicio que se sigue contra el expresidente de la Generalitat Francisco Camps y el exsecretario general del PPCV Ricardo Costa por la causa de los trajes derivada del 'caso Gürtel', que en este establecimiento había una cuenta en la que se cargaban los trajes de los dos acusados, así como de Rafael Betoret, Víctor Campos y Pedro García, que pagaba Pablo Crespo, considerado presunto cabecilla de la trama.

Tomás, que se ha reivindicado como "director de moda" ya que, según ha dicho, él no es sastre, ha explicado que conoce a Álvaro Pérez de Milano, porque compraba allí, y que fue él quien le presentó a Pablo Crespo. "Cuando entró Crespo en la sociedad iban comprando y cada equis meses" la cajera se ponía en contacto con ellos para cobrar. "Elena --la cajera-- siempre mandaba un aviso a Crespo con lo que se debía", ha recalcado y ha indicado que éste pagaba en efectivo o con talones.

Inicialmente, ha explicado que en la cuenta solo se cargaban sus compras pero, posteriormente, se añadieron las de otras personas. Así, al principio, ha dicho que el primero que fue a la tienda con Álvaro Pérez fue en 2004 Rafael Betoret --el exjefe de Gabinete de la Conselleria de Turisme-- y de quien se acordaba que dejó su tarjeta para que pudieran ir a la feria Fitur. Luego llegó Pedro García, al que le presentaron como director de Canal 9, en ese mismo año, y en ese período no fue nadie más.

Posteriormente, ha detallado que en la primavera de 2005 Pérez le preguntó si no le importaba desplazarse a Valencia para tomar medidas "a Costa y Campos". El testigo ha señalado que, por la "agenda" de estas dos personas, tuvo que quedarse en la ciudad dos días. Y ha concretado que, en el caso de Costa, las medidas se las tomó en la sede del PPCV.

En ese momento, ha especificado que Camps no estaba en la cuenta pero "luego, por supuesto, estuvo". De hecho, ha indicado que cuando dejó Milano en septiembre de 2006 pidió a Crespo que se cancelara todo lo que se debía pero le trasladó que no se abonaran cuatro trajes que se había confeccionado mal al exjefe del Consell.

Preguntado por cuánto suponían las ventas de estas personas en el conjunto del establecimiento, las ha cifrado en un porcentaje bajo. "El 0,3 o el 0,4 por ciento", ha indicado, para reconocer que le daba "más trabajo el servir a estos señores" por tener que trasladarse" o, en el caso de Camps, ir en una ocasión al Hotel Ritz a tomarle las medidas. "Era un orgullo personalmente por empatía o ideas", ha justificado.

Jornada clave en el jucio de los trajes

El "juicio de los trajes" acogía hoy la declaración del sastre José Tomás, uno de los testimonios clave en la causa en la que están imputados el expresident de la Generalitat Francisco Camps y el ex secretario general del PP valenciano Ricardo Costa por un supuesto delito de cohecho pasivo.

La comparecencia de Tomás en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) será la única del calendario de declaraciones previsto para hoy de una causa que arrancó el pasado día 12 de diciembre, y que se encuentra todavía en la fase testifical.

Tomás era uno de los testigos más esperados, no solo porque su nombre salió a relucir en prácticamente todos los interrogatorios realizados hasta ahora, sino también porque sus declaraciones ante el juez Baltasar Garzón supusieron uno de los argumentos de la inhibición de ese juez en favor del TSJCV.

La declaración de este testigo, junto con la del propietario de la tienda de ropa Forever Young, Eduardo Hinojosa, eran las más esperadas de este juicio, cuyo veredicto tenía previsto conocerse el pasado viernes, y al todavía le quedan muchas horas por delante de interrogatorios a testigos, además de la fase pericial.

Hinojosa, que se sometió a las preguntas de las partes durante el jueves y el viernes de la semana pasada, dijo creer que José Tomás regaló facturas falsas a los supuestos cabecillas de la trama Gürtel para que desgravaran esos importes, y dudó de que nadie pagase por Camps en Forever Young.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba