Nacional

PIMCO: el saneamiento de los balances provocará una recesión global en 2012

PIMCO, la mayor gestora de fondos de renta fija del mundo, prevé para el año que viene un crecimiento económico global próximo a la recesión. En su informe de perspectivas cíclicas para 2012 estima que las áreas geográficas más desarrolladas -Estados Unidos, Zona Euro, Japón y Reino Unido- tendrán el año próximo un crecimiento económico nulo o negativo. Los países emergentes más relevantes -China, Rusia, Brasil, Indica y Méjico- continuarán creciendo, si bien experimentarán una desaceleración notoria.

En su nota sobre perspectivas cíclicas globales, PIMCO “detecta una serie de obstáculos que aumentarán la incertidumbre e incrementarán la volatilidad en los mercados. El primero y más importante es la necesidad de acelerar la reestructuración de balances, es decir, la reducción de la deuda de familias, empresas y gobiernos”.

En segundo lugar, según la gestora de fondos estadounidense, “tras los excesos previos de una desmedida desregulación y globalización, los gobiernos tenderán de nuevo a regular, especialmente los sistemas bancarios de los países más desarrollados. Se incrementará el proteccionismo, lo que disminuiría el comercio internacional”.

Reestructuración de balances globales: la Eurozona.

La continuidad en la reestructuración de balances públicos y privados es la hipótesis clave que hay detrás de las previsiones de PIMCO. En el centro de este proceso de desendeudamiento se encuentra la crisis de deuda soberana de la Eurozona, los efectos deflacionarios de la misma, y la calidad y cantidad de las políticas de respuesta aplicadas para contenerla.

Según PIMCO, “en los siguientes 6-12 meses, conforme se reduce la deuda la eurozona mediante políticas seculares de dura austeridad, también irá disminuyendo la deuda de la economía global”. Los programas de austeridad económica en Europa, tanto en países con balances saneados o no, supondrán una disminución del crecimiento económico de la zona euro entre 1,5% y 2% en los próximos 12 meses. En ausencia de fuentes de demanda privada o externa, el crecimiento de la Eurozona experimentará una recesión en 2012, con una contracción prevista del crecimiento económico entre el 1,0% y el 1,5%.

El proceso de desendeudamiento de la eurozona irá acompañado de quitas y quiebras, lo que obligará a los bancos europeos a incrementar constantemente su capital. Como señala PIMCO “dado un crecimiento económico que de por sí ya es bajo, la economía de la eurozona no puede soportar un saneamiento y reducción paralela del los balances de los bancos y gobiernos”.

Estados Unidos: fin de la expansión fiscal

En los últimos dos años los sectores privados estadounidenses han reducido sus volúmenes de deuda. Sin embargo, la expansión pública, vía gastos e impuestos, aumentaba los niveles de renta de familias y empresas, de manera que permitía mantener el consumo privado e inversión en tasas de crecimiento, aunque modestas, positivas.

Pero, como señala la gestora de fondos estadounidense, “Estados Unidos no podrá implementar una expansión fiscal en 2012. El sector público comenzará a reducir el volumen de deuda, y, por lo tanto se unirá a la reestructuración de balances del sector privado. Como consecuencia el crecimiento económico se situará entre el 0% y el 1%”.

China: reducción del crédito

China en los dos últimos años había generado un proceso de inversión doméstica a través de un rápido crecimiento del crédito y de su sistema bancario. El crecimiento robusto de la demanda interna china beneficiaba también al del resto del mundo.

Sin embargo, “el exceso de capacidad en la economía china, la fragilidad de su sistema financiero, y las desigualdades de renta provocarán una desaceleración de la economía china que crecerá en 2012 a tasa entre el 6,75% y el 7,25%”.

Vuelta a la Ley Glass-Steagall

Los riesgos de un sistema financiero concentrado han puesto de manifiesto la indefensión de los inversores. Según PIMCO, las crisis bancarias recientes, la quiebra de sociedades de valores y algunos fondos de inversión de alto riesgo provocará “que se acelere un nuevo proceso de fuerte regulación bancaria que culminará con una separación entre banca comercial y de inversión”. Como consecuencia se reducirá la liquidez global, lo que aún afectará más al débil crecimiento económico.

En resumen, PIMCO prevé para 2012 un crecimiento económico global del 1,0%-1,5%, por debajo del 2,5% de 2011, o del 4,1% de 2010. Los riesgos sobre este escenario base son a la baja. Paralelamente la inflación global disminuirá hasta tasas próximas al 2%.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba