Nacional

Álvaro Nadal, jefe de la Oficina Económica y Francisco Jiménez, secretario de Estado de Economía

Soraya Sáenz de Santamaría se presentaba ante los medios abriendo su discurso con una misiva que repetiría hasta en tres ocasiones: “quedo a su disposición para aclarar cualquier asunto que necesiten”, comentaba poco antes de aclarar que Mariano Rajoy había dejado claro a todos los departamentos que la prioridad era cumplir los objetivos que había hecho públicos en su investidura, empezando por el control del déficit. “El viernes se aprobará en el Consejo un Decreto Ley de medidas urgentes para empezar a debatir el actual presupuesto, que pese a su respaldo legal, no aprueba todas sus misivas automáticamente”, afirmaba Sáenz de Santamaría.

La portavoz de presidencia estructuraba su discurso en tres puntos básicos en torno a los cuales había girado la reunión del ejecutivo. El primero de ellos era el presupuestario, con puntos clave como la revisión de las pensiones, la tasa cero de reposición de efectivos en las administraciones públicas (salvo para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y Servicios Especiales) o la no disponibilidad presupuestaria, cuyo objetivo es reducir la cifra de déficit público y fijar un techo de gasto de acuerdo con las previsiones de la Unión Europea. Todo ello para dejar el presupuesto para 2012 aprobado antes del 31 de marzo.

Posteriormente dejaba clara la intención del Consejo de Ministros de comenzar la negociación para una nueva reforma laboral, así como una del sector financiero. 

Poco después, y antes del turno de preguntas, Sáenz de Santamaría cerraba su comparecencia resumiendo los puntos clave de la reunión, aclarando que los diferentes titulares ya tienen un calendario con los asuntos más importantes fijados. Además, valoraba positivamente el traspaso de poderes, agradeciendo la actuación del Gobierno en Funciones.

La vicepresidenta quiso hacer hincapié en que todos los ministros pedirían de propia iniciativa la comparecencia en el Congreso en la próxima sesión, tras lo cual, pasó a enunciar los nombramientos que habían llevado a cabo, empezando por su propia cartera. Así certificaba queJorge Moragas ocupará el puesto de Director de Gabinete, mientras que Álvaro Nadal se hará cargo de la Oficina Económica. Cerraba el ámbito de Presidencia Carmen Crespo Díez, nueva Delegada de Gobierno en Andalucía.

A continuación pasaba a relatar algunos de los próximos Secretarios de Estado, comenzando porJosé Luis Ayllón, que ocupará 'Relaciones con las Cortes Generales', mientras que Carmen Martínez Castro será Secretaria de Estado de Comunicación.  Íñigo Méndez ocupará el puesto de Secretario de Estado de Asuntos Exteriores de relaciones con la Unión Europea, mientras que en Administraciones públicas la Secretaría la ostentará Antonio Beteta. Por otro lado, Rafael Català Polo lo será de planificación e infraestructuras y José María Lassalle aparecerá como Secretario de Estado de Cultura, mientras que el capítulo de nombramientos lo cierran el Secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre y el de Comercio, Jaime García -Legaz.

El CNI cambia de mando por la "evolución" de los servicios de inteligencia

Soraya Sáenz de Santamaría ha justificado que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) vaya a estar ahora bajo su mando y no bajo responsabilidad del Ministerio de Defensa porque la ley preveía este cambio y por la "evolución de los servicios que presta inteligencia”. Ha recordado que la ley reguladora del funcionamiento del CNI, aprobada en 2002, consideraba su adscripción inicial al departamento de Defensa, pero preveía la posibilidad de cambiarla sin necesidad de modificar la norma por una decisión del presidente del Gobierno.

También ha hecho hincapié en que la misma norma determina que la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos de Inteligencia sea presidida por quien determine el jefe del Ejecutivo y así, ha insistido, "se ha procedido a su cambio de adscripción".

El Gobierno quiere una interlocución fluida y constante con la patronal y sindicatos

La vicepresidenta ha señalado que la voluntad del Ejecutivo es tener una interlocución "fluida y constante" con la patronal, por un lado, y con los sindicatos y ha recordado que el presidente del Gobierno como la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ya se han reunido con los interlocutores sociales.

Respecto a si se mantendrán congelados los sueldos de los funcionarios, Sáenz de Santamaría ha respondido que la prórroga automática de los presupuestos generales del Estado, determina el mantenimiento de esa congelación. No obstante, ha precisado que el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, está analizando el estado de las cuentas, y en función de su evolución hará la correspondiente actualización.

En todo caso, ha informado de que los detalles a este respecto se conocerán el próximo viernes.

Rajoy cumplirá su compromiso de derogar la Ley del Aborto

El Gobierno modificará la Ley del Aborto para "preservar el derecho a la vida y garantizar la situación de las menores", tal y como recogía el programa electoral del PP. Sáenz ha subrayado que esa modificación es un compromiso público de Mariano Rajoy, que éste siempre "cumple sus compromisos".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba