Nacional

Rajoy hace alarde de su mayoría absoluta para garantizar ante Europa las reformas que abordará

Mariano Rajoy no tiene dudas a la hora de interpretar el sentido de los votos que recibió el pasado 20 de noviembre: "tenemos una amplia mayoría parlamentaria y un mandato político claro para responder, sin demora y con garantías, a los retos que nos aguardan". En claro constraste con la precariedad política de otros socios europeos, como Angela Merkel y Nicolás Sarkozy, que ven peligrar sus respaldos electorales, Rajoy ha explicado en la clausura del congreso que los populares europeos celebran en Marsella que "el pasado 20 de noviembre la sociedad española apostó, en las urnas, por el cambio, a la vez que renovó su compromiso con Europa. Y lo hizo en un momento especialmente complicado, consciente --ha aseverado-- de la responsabilidad y de los sacrificios exigidos".

En definitiva, los españoles "voluntaria y mayoritariamente han ligado su futuro y la solución de esta crisis al fortalecimiento de Europa". Y eso pasa por avanzar en la consolidación fiscal y cumplir "impecablemente" con nuestros objetivos de déficit; por reformar y flexibilizar nuestro mercado laboral para eliminar rigideces, y por reestructurar, "de manera definitiva", nuestro sistema financiero para restablecer el crédito cuanto antes reforzando el control y la supervisión de los entes financieros. Estas han sido las recetas que ha puesto sobre la mesa, eso sí, sin entrar en mayores concreciones.

Pero para que todo ello sea posible, ha continuado, "necesitamos reducir el riesg o de la deuda soberana" o, dicho en otras palabras más fuertes "contener la hemorragia sin más dilación y con todos los medios posibles" y ahí tiene mucho que ver Europa y la posición que adopte en la cumbre de mañana.  El futuro presidente del Gobierno está dispuesto a apoyar, y así lo ha dicho explícitamente, toda medida destinada a asegurar una mayor disciplina que evite "la irresponsabilidad presupuestaria" así como el establecimiento de controles adicionales para evitar que una crisis como esta se vuelva a producir. "Pues adelante, hagámoslo. España lo apoyará".

Tras secundar la reforma de los Tratados propuesta por el eje franco-alemán, ha defendido que España "es un país clave en el proyecto europeo", en un intento para frenar cualquier propuesta que pretenda ponernos en el furgón de cola,y ha recordado la ejecutoria de su partido a partir de 1996, periodo en el cual "no incumplimos ni una sola vez los compromisos asumidos en el marco del Pacto de Estabilidad, logramos bajar a la mitad la tasa de desempleo, equilibrar nuestras cuentas públicas y reducir sensiblemente la deuda soberana". Sin embargo, objetó que "hoy las cosas son, por desgracia, muy distintas".

Antes de su intervención ante el plenario, Rajoy se ha reunido con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso; el presidente de la República francesa, Nicolás Sarkozy, y la canciller alemana, Angel Merkel. Ante Durao ha confesado que "Estados Unidos hace una política expansiva. Yo aquí no tengo alternativa". El portugués ha defendido que "yo creo que nuestra posición es la buena"

Por otro lado, Rajoy se ha disculpado por no ser él el que acuda a la cumbre del viernes dado el "condicionamiento" de los procedimientos electorales españoles. Esos plazos impiden que acuda a Bruselas como "primer ministro" si bien "he acordado con el presidente en funciones, el señor Rodríguez Zapatero, la postura a mantener en ese Consejo".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba