Nacional

La desconfianza de los mercados lleva a la prima de riesgo italiana a máximos históricos

La prima de riesgo del bono español a diez años respecto a su homólogo alemán alcanzaba este lunes máximos históricos y superaba los 430 puntos básicos, arrastrada todavía por la incertidumbre sobre la situación de Italia en un clima de "pánico" y desconfianza en los mercados financieros.

En concreto, el diferencial de los bonos españoles a diez años respecto al 'bund' aumentaba después del cierre de la sesión bursátil hasta los 434,8 puntos básicos, en comparación con los 401 enteros en los inició la sesión, con una rentabilidad del 6,115%.

La prima de riesgo del bono español a diez años respecto a su homólogo alemán alcanzaba este lunes máximos históricos y superaba los 430 puntos básicos, arrastrada todavía por la incertidumbre sobre la situación de Italia en un clima de "pánico" y desconfianza en los mercados financieros.

En concreto, el diferencial de los bonos españoles a diez años respecto al 'bund' aumentaba después del cierre de la sesión bursátil hasta los 434,8 puntos básicos, en comparación con los 401 enteros en los inició la sesión, con una rentabilidad del 6,115%.

Por su parte, la prima de riesgo de Italia repuntaba de nuevo hasta los 495 puntos básicos, frente a los 463,9 puntos del inicio de la jornada, con una rentabilidad del 6,770%.

El estratega de mercados de IG Markets, Daniel Pingarrón, se ha mostrado muy sorprendido por la sesión tan bajista con la que ha comenzado la semana después de que este fin de semana haya dimitido el primer ministro italiano Silvio Berlusconi y se haya nombrado a Mario Monti como su sustituto, el nombre que más gustaba a los mercados.

En este sentido, recalca que el comportamiento de los mercados secundarios de deuda sólo se puede explicar por el "pánico y la máxima desconfianza" que surgió después de que el exprimer ministro griego, Yorgos Papandreu, cometiera el "enorme" error de anunciar un referéndum, que acabó con el impulso positivo que supuso la cumbre europea del 26 de octubre.

Por su parte, Marian Fernández, analista de Inversis, destacó que la política italiana sigue lastrando en los mercados porque, aunque se han dado pasos, todavía falta por cerrar la composición del Gobierno y el exprimer ministro, Silvio Berlusconi, sigue intentando presionar sobre los miembros del nuevo gabinete.

Fernández incide en que toda esta situación esté influyendo en el diferencial de los bonos españoles respecto a los alemanes, aunque también algunos brokers extranjeros han apostado este lunes por posiciones más favorables a Italia que a España, que sigue adoleciendo de varios problemas.

En esta línea, Susana Felpeto, de Atlas Capital, apunta que la situación en términos generales no ha cambiado y sigue moviéndose en función de lo que haga la deuda italiana. Así, añade que, pese a la tranquilidad que en un principio habían dado las últimas noticias sobre el país transalpino, los resultados de la subastas celebrada este lunes han sido peores de lo previsto.

LA PELOTA EN EL TEJADO DE LOS TECNÓCRATAS

Felpeto incidió en que la llegada de tecnócratas a los gobiernos de Italia y Grecia es sólo un primer paso y es necesario darles algo de tiempo para ver que es lo que pueden hacer.

Los analistas coinciden en que es complicado hacer cualquier tipo de estimación sobre hacia donde puede evolucionar el mercado de deuda en los próximos días o semanas, dada la volatilidad que se está viendo en ellos, como demostró el bono italiano al superar la semana pasada el 7%, nivel que en su momento propicio los rescates de Grecia, Irlanda o Portugal, y luego descender alrededor de 100 puntos básicos.

Asimismo, todos inciden en que este repunte de la prima de riesgo española va a tener repercusiones en el endeudamiento, ya que disparará los intereses tanto de la deuda pública como de otros emisores que estén relacionados como la deuda española, como los bancos y empresas el país. De hecho, puede tener consecuencias a corto plazo en las subastas que celebra el Tesoro español este martes y jueves.

Desde Inversis consideran que si la situación se tensa más cabría esperar un comportamiento más decidido del Banco Central Europeo (BCE), mientras que desde Atlas Capital añaden que será necesario una mayor unión entre los miembros de la eurozona y esperan que el BCE baje tipos en próximas reuniones.

Por su parte, los analistas de IG Markets creen que la "última bala" que queda en la recamara es acelerar la reforma de Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y anunciar su ampliación de manera decidida defendiendo el apoyo de otros inversores internacionales al fondo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba