Nacional

Metrovacesa aplica en Francia la receta de España: adiós acelerado al residencial

La estrategia de Gecina pasa por ser una compañía menos apalancada con el fin de acudir con más comodidad a los mercados de capitales. Así lo ha hecho saber la compañía gala aprovechando la publicación de sus resultados de los nueve primeros meses del año, que reflejan un recorte del 8% en los beneficios recurrentes.

La estrategia de Gecina pasa por ser una compañía menos apalancada con el fin de acudir con más comodidad a los mercados de capitales. Así lo ha hecho saber la compañía gala aprovechando la publicación de sus resultados de los nueve primeros meses del año, que reflejan un recorte del 8% en los beneficios recurrentes.

La filial francesa de Metrovacesa incluirá en sus planes de desinversión un capítulo especialmente dedicado al negocio residencial, con ventas de activos en bloque por las que espera obtener ingresos extra de unos 500 millones de euros hasta mediados del próximo ejercicio.

Esta circunstancia permitiría a Gecina reducir su ratio de deuda sobre valor de activos (loan to value, LTV) hasta el 40% cuando ahora se sitúa en torno al 45%, lo que colocaría a la empresa como una de las menos apalancadas de Europa.

La implantación de esta política viene justamente después de la marcha de Christophe Clamageran como consejero delegado de Gecina, una circunstancia que la compañía achacó oficialmente a las discrepancias del ejecutivo, fichado hace dos años de la británica Hammerson como candidato de consenso, con la estrategia de la compañía.

Gecina es una inmobiliaria básicamente patrimonialista pero que conserva una parte de negocio residencial que, en principio, estaba dispuesta a conservar. Sin embargo, los nuevos planes parecen encaminados a que la empresa gala imite la fórmula empleada en España por Colonial (cuyo tradicional parte minoritaria del negocio residencial desaparecerá en cuanto la inmobiliaria liquide su actual stock de pisos) y por la propia Metrovacesa, que bajo el control de los bancos acreedores no iniciará promociones nuevas.

La aplicación de la receta a la española no será la única de las medidas que ponga en marcha Gecina para incrementar sus ingresos (venderá activos de oficinas que no son estratégicos, otros activos en los sectores hotelero y sanitario) pero sí será la principal línea de actuación.

Cabe tener en cuenta que el 60% del accionariado de la empresa está en manos de accionistas españoles. Además de Metrovacesa, figuran en el capital de Gecina Joaquín Rivero y su socio Bautista Soler, cuya participación en conjunto roza un tercio del capital de la compañía gala.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba