Nacional

Cameron respalda a su cuestionado ministro de Defensa

Un portavoz de Downing Street, residencia oficial del primer ministro, señaló hoy que Cameron quiere establecer los hechos antes de llegar a una conclusión sobre la actuación del ministro, que permitió que su amigo y padrino de boda Adam Werritty le acompañara supuestamente en viajes oficiales y tuviera acceso al Ministerio sin contar con la autorización de seguridad.

"La posición del primer ministro es que es importante establecer todos los hechos, no prejuzgar las cosas, y después llegar a las conclusiones cuando establezcamos esos hechos", dijo.

Un portavoz de Downing Street, residencia oficial del primer ministro, señaló hoy que Cameron quiere establecer los hechos antes de llegar a una conclusión sobre la actuación del ministro, que permitió que su amigo y padrino de boda Adam Werritty le acompañara supuestamente en viajes oficiales y tuviera acceso al Ministerio sin contar con la autorización de seguridad.

"La posición del primer ministro es que es importante establecer todos los hechos, no prejuzgar las cosas, y después llegar a las conclusiones cuando establezcamos esos hechos", dijo.

Según el portavoz, Cameron considera que Fox "ha realizado un excelente trabajo como ministro. Heredó un departamento que estaba en una situación desastrosa y ha hecho grandes avances en esto".

Liam Fox hará hoy una declaración parlamentaria sobre su relación laboral con Werritty, mientras nuevas revelaciones de la prensa británica comprometen cada vez más al ministro.

El periódico "The Guardian" revela hoy más detalles de una reunión que Fox mantuvo hace unos meses con un empresario en un hotel de Dubai y que fue supuestamente organizada por Werritty.

Según la prensa, se trataba de una reunión destinada a vender al Ministerio de Defensa tecnología de cifrado de voz (para proteger las llamadas telefónicas), si bien Fox ha insistido en que el encuentro fue casual y la charla se desarrolló durante una cena.

Sin embargo, "The Guardian" informa hoy de que el empresario en cuestión, identificado como Harvey Boulter y que trabaja en Dubai, llegó a pagar más de 10.000 euros al mes a "lobistas" (grupos políticos de presión) para conseguir una entrevista con el ministro.

"The Guardian" puntualiza que no tiene pruebas de que Werritty pudiera beneficiarse financieramente de la reunión, pero señala que el objetivo del empresario era evitar pasar por un largo proceso burocrático a fin de conseguir un contacto con el ministro.

A raíz de la controversia, Fox admitió ayer en un comunicado haber cometido un error al no diferenciar su amistad con Adam Werritty de su trabajo ministerial.

Según la prensa, Werritty visitó a Fox en el ministerio hasta catorce veces durante un periodo de un año y medio y llevaba tarjetas personales que indicaban que era asesor del ministro, si bien no figuraba en la plantilla del ministerio.

El opositor Partido Laborista ha pedido a Fox que revele los detalles de su relación laboral con Werritty y calificó de "ridículo" que sea el mismo ministro el que lleve a cabo una investigación interna sobre el caso.

Werritty fue el padrino de la boda de Fox en 2005 y en el pasado los dos fueron compañeros de piso.

El dominical "The Observer" dio a conocer ayer un vídeo en el que muestra a Werritty participando aparentemente en una reunión con Fox y el presidente de Sri Lanka, Mahinda Rajapaksa, en un hotel de Londres el año pasado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba