Nacional

El desprecio a la Transición en la manifestación de Podemos da munición a PP y PSOE

El ataque de Monedero hacia el rey, Adolfo Suárez y Fraga, así como la marea de banderas republicanas en la 'Marcha del Cambio' se vuelven contra la formación de Pablo Iglesias. Los dos principales partidos creen que este tipo de gestos, después de 40 años de democracia, desincentivan el voto a Podemos. También consideran que las múltiples apelaciones al "discurso demagógico" de Syriza retratan al eurodiputado.

Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero, en la manifestación del 31-E con una bandera republicana a sus espaldas.
Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero, en la manifestación del 31-E con una bandera republicana a sus espaldas. Gtres

La Marcha del Cambio que organizó Podemos este sábado en el centro de Madrid no intimidó a los "partidos del régimen". Es más, en los cuarteles generales de PP y PSOE observaron flaquezas tanto en la puesta en escena de la manifestación como en los mensajes lanzados por los principales líderes de Podemos.

Más allá de hablar de "semipinchazo" (la Policía calculó 100.000 asistentes, cuando el aguijonazo se esperaba mayor), populares y socialistas hallaron munición para arrinconar al partido de Iglesias durante las próximas semanas, las que preceden a las elecciones andaluzas y a las municipales y autonómicas. Ese cartucho lo encontraron fundamentalmente en un hecho clave y esencial, por encima de todo: el desprecio hacia la Transición que, a su juicio, evidenció la marcha-mitin.

Tal vilipendio, por ejemplo, quedó demostrado, apuntan, en la marea de banderas republicanas y en las palabras que pronunció el cofundador, ideólogo y secretario de Proceso Constituyente y Programa de Podemos, Juan Carlos Monedero. El profesor universitario, que eludió cualquier referencia al caso fiscal que le salpica por cobros a Venezuela, señaló a los simpatizantes que "la democracia no la trajo el rey ni Suárez ni Fraga. La trajisteis vosotros, que tenéis el pelo gris". "Mensajes de este tipo, cuando llevamos casi 40 años de democracia, pueden desmovilizar o desincentivar el voto a Podemos", afirman las fuentes populares consultadas.

Los populares ven bien que Iglesias y los suyos centren sus ataques en el Gobierno de Rajoy, por cuanto ello "afianza" el voto clásico del PP

En esta línea, en el PP también dan relevancia a que Monedero apareciera en todo momento junto a Iglesias adoptando un tono "revolucionario" con proclamas como "nos quieren robar no sólo la sonrisa sino también la vida" o "luchamos contra el gris de los que quieren amargarnos". "A las personas que no militan en Podemos, pero que acudieron a la marcha, este perfil de Monedero les provoca cierto recelo", añaden las mismas fuentes.

Los populares, además, ven bien que Iglesias y los suyos centren sus ataques en el Gobierno de Rajoy, por cuanto ello "afianza", indirectamente, el voto clásico del PP y hace difícil la fuga de últimos votantes. De igual modo, desde el PP hacen hincapié en cómo el líder de Podemos ignoró al PSOE a lo largo de su alocución, pues no le citó en ningún momento. "Con una Izquierda Unida abrasada, esto deja al PSOE en terreno de nadie a la hora de conseguir la hegemonía de la izquierda", apuntan las fuentes populares.

Desde el PSOE sitúan a Pablo Iglesias haciendo esfuerzos por parecerse a aquel "Felipe González que trajo el cambio en el año 82"

Por su parte, fuentes socialistas sostienen que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, también realizó desaires a la Transición y a la implicación ciudadana en aquel momento histórico. En su intervención, el eurodiputado dijo que el cambio que propone su partido es la "democracia" y no "el experimento o el caso" que le atribuyen, según él, PP y PSOE. Frente a ello, las mismas fuentes se preguntan: "¿Acaso no vivimos ya en democracia desde la Transición?".

Desde el PSOE ven a Iglesias haciendo esfuerzos por parecerse a aquel "Felipe González que trajo el cambio en el año 82", que lideró el paso a la socialdemocracia cuando "la indiferencia y el legado de la dictadura estaban todavía muy presentes". Sin embargo, ahora, comentan las fuentes socialistas, "las circunstancia son bien distintas; Iglesias ya se encuentra con una democracia consolidada".

La identificación con el modelo de Tsipras

Por otro lado, en el PP también han visualizado como punto débil de Podemos su correlación con el partido de izquierda radical del nuevo primer ministro griego, Alexis Tsipras. Los populares creen que las múltiples apelaciones al "discurso demagógico" de Syriza que hubo desde la tarima de la Marcha del Cambio retratan al eurodiputado y su equipo.

El propio Iglesias elogió el primer paquete de medidas del Gobierno de Tsipras, el mismo que acaba de rechazar cualquier negociación con la troika en el pago de la deuda soberana porque no la reconoce como interlocutora válida. La identificación de Podemos con esta rebeldía, insisten los populares, va contra los intereses de España que defiende el Gobierno Rajoy, pues "nuestro país ha prestado a Grecia casi 26.000 millones de euros".

En su balance de la manifestación, desde la dirección de Podemos destacaron que fue "una movilización histórica y un hito en la democracia". También enfatizaron que "los cientos de miles de ciudadanos" que acudieron a Madrid "no venían ni a protestar ni a pedir nada, sino a celebrar que el cambio es posible, a construir soberanía popular".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba