Nacional

La conjura de Pablo Iglesias y sus candidatos para el 24-M: "Hay que regenerar la ilusión de las europeas"

El secretario general de Podemos y los cabezas de cartel para las autonómicas apelan a una mayor movilización. Abogan por recuperar el espíritu del famoso sms 'Pásalo' del 13-M. Creen que tienen altas probabilidades de gobernar en cinco comunidades.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias (c), junto a sus 13 cabezas de lista autonómicos.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias (c), junto a sus 13 cabezas de lista autonómicos. EFE

El chasco de Podemos en las elecciones andaluzas del 22-M y su estancamiento en las encuestas de opinión han sumido al partido en la reflexión. El secretario general, Pablo Iglesias, se reunió este jueves con los trece cabezas de lista autonómicos y sondeó el estado de ánimo de las distintas delegaciones territoriales. Los candidatos regionales coincidieron en que tras los últimos acontecimientos y ante quienes hablan de que el partido ha tocado techo, es urgente dar impulso a la acción de Podemos. La consigna fue clara: "Regenerar la ilusión de las europeas", en alusión a la ola de simpatías que generó su irrupción en Bruselas con cinco eurodiputados el pasado mayo.

De este modo, según ha podido saber Vozpópuli, Iglesias y los trece candidatos (entre los que había diez barones territoriales) se conjuraron para alcanzar un mayor nivel de movilización. Los presentes abogaron por "salir a la calle, estar en la calle, sacar la mesa de camping, usar el boca a boca". "Dar sensación de cercanía es fundamental", remarcaron en la reunión celebrada en la sede nacional de Podemos, ubicada en la madrileña calle Princesa.

"Cuando hablas con la gente -es algo que está el ambiente-, notas que estamos ante un sorteo de lotería, en el que si toca y tú no compras el boleto, puedes perder la ocasión de tu vida. Somos una generación de personas capaces de cambiar las cosas. Tenemos una visión de país, hacemos propuestas coherentes, mientras que otros no han conseguido ponerlas sobre la mesa", fueron algunos de los diagnósticos, según las fuentes internas consultadas por este diario, que se escucharon en la primera reunión mantenida por Iglesias con los 13 candidatos. 

Un candidato de Podemos llama a "identificar" al PP con "los gestores de la mentira permanente, del falseamiento de la realidad, con el partido que ha perdido la verdad"

En esta cita, los cabezas de lista de Podemos fueron realizando sus propuestas para articular un argumentario de aquí al próximo 24 de mayo, con la intención de distinguirse del resto de formaciones. "Los otros partidos no tienen un proyecto de país, solamente políticas corruptas", planteó otro candidato. "Su plan -añadió- es que otros les escriban el plan, ese es el único plan que tienen. Hacen lo que dicen la troika. Por eso, tenemos que hablar a largo plazo, el primer día rescate ciudadano, lucha contra la corrupción y transparencia, pero que sepan que también tenemos planeado cómo queremos que sea nuestro país, nuestro territorio, dentro de diez o veinte años y eso también nos diferencia de ellos", sentenció el orador.

Especial atención se prestó en esta reunión a la formación que preside Mariano Rajoy. Uno de los intervinientes llamó a "identificar" al PP con "los gestores de la mentira permanente, del falseamiento de la realidad, con el partido que ha perdido la verdad". "Esto nos da un espacio importante para marcar las diferencias", enfatizó el mismo representante. Por su parte, desde la dirección de Podemos subrayaron que "salir a ganar al PP" es una de las claves de la próxima contienda electoral. "PP significa corrupción y también significa políticas de recorte que no solamente han provocado un enorme sufrimiento social, sino que no han servido para responder a los tres grandes problemas: desempleo, desigualdad y deuda", señalaron.

Asimismo, dieron gran relevancia a la financiación, a la cuestión de explicar a los ciudadanos que "no debemos nada a los bancos, que no nos hipotecamos con nadie". "Hay que poner en valor que hacer política para los ciudadanos no es cara, que no vamos a gastarnos tres millones de euros en una campaña en la Comunidad de Madrid, sino mucho menos", señaló un destacado candidato. Mientras que otro cargo de renombre habló en estos términos: "Los microcréditos son fundamentales para que los ciudadanos, con sus aportaciones, hagan suya la campaña".

En aras de lograr esa mayor movilización, uno de los candidatos de Podemos evocó el espíritu de famoso sms 'Pásalo' del 13-M, jornada de reflexión de las generales de 2004. "Habría que recuperar los sms, no todos los abuelos tienen acceso a internet, pero sí móviles; hay que recuperar herramientas de este tipo, que se han utilizado para convocar concentraciones o actos de protestas, por ejemplo, contra desahucios". "Aunque puedan sonar anacrónicas, estas herramientas funcionan", se escuchó en la mesa. Como reveló un anónimo el pasado diciembre en una entrevista en Radiocable, cinco líderes actuales de Podemos recibieron el primer sms del 13-M. Iglesias también ha admitido que este mensaje telefónico, que circuló masivamente dos días después de los atentados de Atocha, se gestó en su entorno.

Un pronóstico de grandes victorias

Con estos planteamientos, desde Podemos subrayan que "salen a ganar" en las trece comunidades". No obstante, y pese a que dan por seguro que irrumpirán en la totalidad de parlamentos autonómicos, fuentes de la dirección creen que tienen altas probabilidades de gobernar en cinco regiones: Madrid, Comunidad Valenciana, Aragón, Asturias y Baleares.

Está previsto que el "comando central de campaña", dirigido por Iñigo Errejón, número dos del partido, y Carolina Bescansa, secretaria de Análisis Político, inicie una ronda de contacto con las diferentes candidaturas regionales. Esta semana se reunirá con la lista para la Asamblea de Madrid y la próxima con la que concurrirá a las Cortes valencianas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba