Nacional

Aluvión de críticas a la cúpula de Podemos: "Es un error no presentar listas a las municipales"

Las voces que cuestionan el borrador estratégico elaborado por Pablo Iglesias y sus colaboradores afirman que "hay muchos sitios donde el partido puede concurrir con garantías y ganar poder local". Advierten de que habrá territorios en que Podemos no consiga integrarse en candidaturas ciudadanas, porque no existan.

El borrador político presentado por el eurodiputado Pablo Iglesias y que traza la estrategia de Podemos para las próximas citas electorales ha generado especial revuelo entre las bases del partido. Aunque el documento, elaborado para la Asamblea fundacional del próximo octubre, aún puede ser enmendado y deberá someterse a votación de la militancia --hay otros 17 textos registrados--, su contenido recibe ya el rechazo de un sector de esta formación. El aspecto que ha encontrado más descontento es el relativo a la propuesta de no concurrir con siglas propias a las elecciones municipales del próximo mayo. El proyecto considera que las "elecciones municipales llegan pronto" para el partido y aventura que "tendríamos dificultades para presentar candidaturas confiables y con plenas garantías de representar el espíritu de Podemos en los 8.177 municipios del país". 

En esta línea, la cúpula mantiene "la 'marca' Podemos tiene un prestigio que no puede arriesgarse en contiendas y contextos difícilmente evaluables caso por caso". En base a ello, hace un llamamiento a la responsabilidad y señala que "todos conocemos distintos ejemplos de dificultades en la organización, y también las diferentes velocidades que construyen Podemos en todos los territorios y marcan su heterogeneidad". Por ello, Pablo Iglesias y sus más estrechos colaboradores (Juan Carlos Monedero, Iñigo Errejón, Carolina Bescansa y Luis Alegre) reconocen a los ciudadanos que "preferimos no concurrir a las elecciones municipales que hacerlo sin ofrecerles plenas garantías a su confianza y su voto". "Nuestra tarea no es ocupar cargos sino dar pasos efectivos e irreversibles para el cambio", recalcan.

Sin embargo, los fundadores de Podemos no renuncian a que miembros del partido consigan actas de concejales. De este modo, sí creen necesario que la formación se integre con su apoyo en plataformas ciudadanas que concurran a los comicios locales, como el caso de 'Guanyem' (Ganemos) u otras de un perfil similar, sostenidas por movimientos sociales. En cambio, el borrador de Iglesias abre la puerta a que Podemos aspire con "marca propia" --como en las pasadas europeas-- a las elecciones autonómicas y al principal objetivo de la formación: las generales.

Estos planteamientos no convencen a un sector de las bases, que ya ha apremiado a los firmantes del polémico borrador a corregirlo. Desde el espacio Plaza Podemos --la herramienta online habilitada por el partido para el debate interno-- la renuncia a presentar listas municipales ha registrado un aluvión de reproches.

Así, hay quienes calificar de "error" la postura adoptada por la cúpula y subrayan que si bien es cierto que "no se pueden presentar 8.000 listas, sí que hay muchos sitios donde Podemos puede presentarse con garantías y ganar poder local, que es el más cercano al ciudadano y el que cambia más directamente la vida de los mismos".

"Estamos cayendo en el mismo error que practica 'la casta' y que tanto criticamos", avisan los contrarios al borrador de Iglesias y su equipo

En esta línea, existen simpatizantes que hablan incluso de "decepción". Reprochan a Iglesias y sus lugartenientes que "desde Madrid no os enteráis de lo que está pidiendo la gente en los territorios". "Estamos cayendo en el mismo error que practica 'la casta' y que tanto criticamos", comentan. ¿Qué le diremos a la gente que está pidiendo que haya cambios en los municipios pequeños, sobre todo municipios gobernados por caciquillos?", se preguntan. 

De igual modo, desde esta corriente afirman que "está claro que las municipales plantean peligros de arribistas que puedan desvirtuar la 'marca Podemos' en caso de salir como concejales en municipios sin 'círculos' consolidados, pero el peligro --enfatizan-- no es tan real si se efectúa cierto control a las candidaturas presentadas". Así, proponen que las propias coordinaciones territoriales/provinciales, que "conocen la realidad de los 'círculos' de cada provincia", realicen un "mapeo" de los lugares en que estas agrupaciones pueden presentar candidaturas óptimas, con personal preparado.

En relación a la opción planteada por la cúpula de Podemos de integrarse en iniciativas ciudadanas como Ganemos, hay también preocupación entre las bases ante la alta probabilidad de que en muchos territorios en los que haya círculos bien organizados para acceder a las alcaldías no existan plataformas ciudadanas con las que formar una lista electoral.

¿Una cuestión de falta de tiempo?

Otra circunstancia que ha provocado la indignación de simpatizantes es el veto de la cúpula de Podemos a que los círculos puedan decidir con plena autonomía y con carácter vinculante sobre posibles alianzas en sus municipios. "Vacían a los 'círculos' de contenido hasta tal punto que no nos dejan presentarnos a las elecciones, que es la mejor oportunidad para seguir construyendo y creciendo en Podemos", recriminan a Iglesias y su equipo.

No obstante, el borrador también cuenta con defensores. "Hay demasiadas elecciones seguidas y nuestro partido está en un proceso embrionario, dedicarnos a las autonómicas de forma prioritaria parece una cosa prudente, y a nivel autonómico seguramente sí que podremos presentar unos candidatos con garantías que en la mayoría de municipios sería muy difícil conseguir", apuntan.

"Es una propuesta sensata, ya no sólo por el hecho de que pueda colarse algún infiltrado, sino porque Podemos está ahora en fase de creación y no creo que haya tiempo material para organizar candidaturas en condiciones", añaden.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba