Nacional

Bronca en el PSOE de Castilla y León tras descubrirse el 'Lópezgate' vía WhatsApp: "Tienen secuestrado el partido"

La bronca en el PSOE de Castilla y León crece por momentos tras descubrirse el 'Lópezgate', un complot auspiciado por el secretario de Organización, Óscar López, para descabalgar a Julio Villarrubia de la secretaría regional. 

El exsecretario provincial del PSOE de Ávila, Tomás Blanco, hizo pública esta semana una conspiración desde hace más de un año contra Villarrubia en la que participaban cinco secretarios provinciales del PSOE castellano y leonés. Según el relato de Tomás Blanco, Javier Izquierdo (Valladolid), Celestino Rodríguez (León), Antonio Plaza (Zamora), Juan Luis Gordo (Segovia) y él mismo, todos ellos afines a Óscar López, crearon un grupo de WhatsApp, denominado '5SG', en el que se dedicaban a expeler mensajes conspiratorios contra Villarrubia, a quien apodaban de una manera muy despectiva que no han querido desvelar. 

El de Ávila, ahora arrepentido, ha ido más allá, y ha llegado a insinuar que Óscar López empezó a urdir su conjura cuando estalló el escándalo de Ponferrada y vio peligrar su acomodo en Ferraz. A partir de ese momento, comenzó a maniobrar para preparar su desembarco como líder del Partido Socialista en Castilla y León. 

Este mismo miércoles, El Mundo de Castilla y León desvelaba los recientes WhatsApps intercambiados entre el propio Tomás Blanco y uno de los cinco secretarios conspiradores, el diputado por Segovia Juan Luis Gordo. En ellos, Gordo reconocía que las dimisiones en la Ejecutiva regional "se debieran haber tomado hace año y medio. Tú lo sabes y eras partidario de ello". 

Gordo a Blanco: "¿Tú me consideras un yuppy?"

Como quiera que Tomás Blanco invitase a Óscar López a "irse a vivir a su chalé de Las Rozas, que es donde viven los yuppies y las personas que encajan más con su perfil", el diputado por Segovia le preguntó por el WhatsApp "¿Tú me consideras un yuppy?". Cuando Blanco dudó que si López ha sido alguna vez socialista, Gordo replicó contra Villarrubia que "la gente de su mismo despacho habla de él como un recalcitrante conservador derechoso". Y aún dijo más: "A Villarrubia sólo le falta agredirme. Ha habido un día que pensé que lo hacía por decir lo que pensaba sobre las 200 propuestas. A mí me denunció una diputada [la popular Beatriz Escudero]. Ni se ha interesado por ello". 

El enrarecimiento del PSOE a este lado del Guadarrama es tal, que el PSOE de Valladolid ha abierto expediente al secretario de una de las agrupaciones locales por haber increpado por la calle a la procuradora Ana Redondo, uno de los 25 miembros de la Ejecutiva autonómica que dimitieron en bloque. 

Óscar López ha vuelto a Valladolid visiblemente afectado. Tanto que hasta el presidente de la Junta de Castilla y León, el popular Juan Vicente Herrera, se ha tomado la confianza de decirle: "Le veo deprimido y lo lamento, porque aquí usted ha contribuido a la solución de problemas de la crisis"…  

Este miércoles, Óscar López por fin ha comparecido públicamente desde la dimisión de la Ejecutiva. Ha hecho un llamamiento a "la sensatez, a la cordura y a la democracia interna" y ha negado que vaya a dar indicación alguna a la gestora. Ésta, por su parte, ha enviado un comunicado a los militantes pidiendo rebajar la tensión. 

Mientras tanto, las sufridas bases socialistas no dan crédito. "Lamentable", "vergonzoso", "bochornoso" son los calificativos que emplean para describir lo sucedido. Unos ya están trabajando para resucitar a nivel local la corriente Izquierda Socialista que encabeza el aspirante a secretario general José Antonio Pérez Tapias. Otros, en el día en el que  se vota en el Congreso de los Diputados la Ley de abdicación del Rey, elevan el tono y se quejan de que "una serie de personas tienen secuestrado el partido". 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba