El líder socialista enfatiza que el PSOE no existe como tal en Cataluña

Rubalcaba intentar estrechar el margen de Chacón para liderar el PSOE acentuando la autonomía del PSC frente a Ferraz

¿Puede Yolanda Barcina sustituir a Mariano Rajoy en el cartel electoral del PP? ¿Puede Horst Seehofer, primer ministro del land de Baviera, relevar a Angela Merkel en la cabecera de la candidatura de la CDU alemana? Pues este es el cuento que tiene que aplicarse Carmen Chacón en sus ambiciones por controlar el PSOE, opina Rubalcaba.

La obsesión de Carmen Chacón por despegarse su barniz catalanista corre paralela al entusiasmo que pone Rubalcaba en subrayar su militancia en el PSC. La táctica de la ex ministra de Defensa tuvo su máximo esplendor en plena carrera hacia la secretaría general del PSOE cuando presentó su candidatura en el pueblo almeriense de Olula del Rio, de donde es natural su padre. Su deseo de utilizar a la federación andaluza del PSOE no tuvo éxito inmediato, entre otras razones porque las elecciones primarias descarrilaron cuando Rubalcaba lanzó su órdago a Zapatero: “O ella, o yo”. Y ganó él…la primera batalla. Ahora parece que asistimos a un segundo asalto y es una evidencia que Chacón sigue contando con el respaldo deJosé Antonio Griñán, aunque los dos no se hayan puesto de acuerdo, de momento, en los tiempos.

"El PSC es en Cataluña al PSOE como la UPN es en Navarra al PP", afirma Rubalcaba para enfatizar la autonomía con la que operan los socialistas catalanes

En la estrategia opuesta, ningún secretario general había enfatizado tanto como lo ha hecho Rubalcaba la autonomía del Partido Socialista de Cataluña en relación al PSOE. Sus palabras han pasado bastante desapercibidas, pero fueron pronunciadas hace tan solo unos días y han quedado grabadas en bronce dentro de las diferentes federaciones socialistas y también en el equipo que nuevamente trabaja a las órdenes de Chacón. “El PSOE no está como tal en Cataluña, el PSC es allí para el PSOE como UPN para el Partido Popular en Navarra o como la CSU es a la CDU de Ángela Merkel en Baviera…”, ha dicho Rubalcaba.

El argumento tiene su miga porque, según la interpretación que se ha hecho de estas palabras en las filas socialistas, lo que ha venido a poner de relieve Rubalcaba es que las aspiraciones de Chacón a liderar el PSOE son comparables a las que podría tener la presidenta de UPN, Yolanda Barcina, a pilotar el PP, quitando del cartel electoral a Mariano Rajoy, o el primer ministro de Baviera, el socialcristiano Horst Seehofer, a hacerse con el control de la CDU de Angela Merkel.

Según fuentes socialistas, Rubalcaba está dando cuerda al PSC, acentuando la autonomía con la que toma sus decisiones e incluso pactando con su líder, Pere Navarro, los desencuentros. Por ejemplo, se comenta en las filas socialistas, ha mostrado su desacuerdo con el derecho a decidir introducido por los socialistas catalanes en su programa electoral, pero sin chocar abruptamente con ellos. De esta forma, busca dejar fuera de juego a Chacón, subrayando algo que han asimilado bastante bien el resto de las federaciones que sí respetan la estricta observancia del PSOE en el resto de España: que alguien que procede de un PSC tan independiente en su forma de actuar difícilmente puede aspirar a sentarse en la poltrona de Ferraz y dirigir todo el partido.

En el PSOE hay expectación por ver el grado de implicación de Felipe González en la campaña catalana, en la que el PSC necesita del "voto españolista"

En el PSOE hay expectación por ver el grado de implicación que esta vez tendrá el ex presidente Felipe González en la campaña del PSC en Cataluña, donde siempre ha sido llamado para arañar lo que dentro de sus filas se denomina “voto españolista”. Es importante porque la aspiración lógica de los socialistas catalanes es que CiU no alcance la mayoría absoluta yArtur Mas pueda llegar a algún tipo de entendimiento postelectoral con ellos que no les deje orillados en el nuevo mapa parlamentario que se dibujará después del 25 de noviembre.

En un terreno de nadie y dentro de su apuesta tan ambigua por el federalismo, el PSC teme perder más de 10 escaños debido al voto que puede fugarse al PP y también a CiU. De cómo esta previsible debacle socialista afecte a Chacón dependerá, en parte, el nivel de sosiego con el que Rubalcaba podrá continuar su huida hacia adelante en el timón de Ferraz después del 25-N.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba