Pretenden centrar sus mensajes en las cuestiones estrictamente locales

Alcaldes del PP rechazan la presencia de Rajoy en su campaña a las municipales

No cuentan con Rajoy en su campaña. Prefieren que no acuda a sus municipios. Varios alcaldes del PP han hecho llegar a Génova su decisión de que no cuentan con la presencia de Mariano Rajoy en su campaña electoral. "Nos abre debates nacionales en unas elecciones locales", confiesan en privado.

Dirigentes municipales del PP de diversos puntos geográficos han trasladado a su partido su deseo de que Rajoy no acuda a sus ciudades para hacer campaña electoral. "Antes era una baza fundamental pero ahora no estoy seguro de que nos aporte más de lo que nos quita", deslizaba un veterano alcalde de una importante localidad andaluza. "En el debate nacional tenemos las de perder, pero en el local todavía tenemos posibilidades", señalan.

Hay inquietud en los ayuntamiento del PP de cara a las municipales. El partido baja en todos los sondeos y no hay esperanzas de cambio

Expectativas muy pesimistas

Hay una enorme inquietud en los ayuntamientos del Partido Popularde cara a los próximos comicios. Y no sólo en los feudos fundamentales del partido, como Madrid o Valencia. Son varios los dirigentes locales de la formación conservadora que observan con enorme inquietudlas cifras que arrojan los sondeosque les van llegando desde diferentes instituciones y medios de comunicación. El PP baja en todos ellos y no hay grandes esperanzas de remontada.

El paulatino ascenso de Podemos no es un asunto que les inquiete, ya que esta evolución del voto perjudica en forma directa a IU, especialmente y al PSOE de manera más coyuntural. Necesitado de mayorías absolutas para gobernar en casi todas las plazas en disputa, puesto que carecen de posibilidades de formar coaliciones, los alcaldes del PP se encuentran en una situación muy comprometida. Los nervios se disparan, se mira a Génova en busca de árnica y no encuentran, por el momento, más que vagas respuestas y apoyos genéricos.

Muchos alcaldes y concejales que confían en renovar su mandato asisten con enorme decepción a la tibia reacción del Gobiernoante los hechos de corrupción que sacude al partido. Confiaban en que la salida de Ana Mato permitiera a Rajoy llevar a cabo los cambios importantes en su equipo que tantos reclaman. Pero ayer mismo, desde París, el presidente del Gobierno despejó estas dudas al confirmar que la remodelación gubernamentalse ceñirá estrictamente a la sustitución de la titular de la cartera afectada. No habrá, pues, cimbronazo en el Ejecutivo. Todo seguirá igual, al menos, de momento.

Muchos alcaldes y concejales que confían en renovar su mandato asisten con enorme decepción a la tibia reacciónante los casos de corrupción

Muy poco que ganar

A la espera de los pasos en el partido y en el Gobierno que consideran imprescindibles, varios alcaldes han transmitido a la cúpula de su formación que prefieren no contar con la presencia de Mariano Rajoy en su próxima campaña electoral, ya que dudan de que les vaya a aportar los votos que necesitan. Temen que el desgaste de la imagen de Rajoy, en especial con los asuntos de la corrupción y de Cataluña, afecte a sus intereses y prefieren jugarse su futuro electoral a una apuesta estrictamente local. Es decir, distanciarse de la acción de gobierno y centrarla en su particular gestión municipal. "Si hablamos de Cataluña o de la corrupción, tenemos muy poco que ganar", concluyen las mencionadas fuentes.

El presidente del Gobierno ha convocado este martes a la plana mayor del partido con la vista puesta en las autonómicas y municipales del año próximo. Pese a que en privado son muchos los altos cargos del partido que reclaman cambios internos que permitan retomar el pulso de la iniciativa política y el refuerzo de la formación, parece que por ahora van a seguir a la espera. La visita del presidente a Cataluña, este fin de semana, ha resultado una decepción. Tras haber anunciado en Australia que intentaría en adelante modificar su mensaje y explicar mejor las cosas, nada de eso se ha advertido en su desplazamiento al foco del conflicto catalán. Tan sólo permaneció dos horas con los suyos, repitió el discurso de siempre sobre el reto de los soberanistas y regresó a Madrid para asistir a la boda de uno de sus colaboradores. Un estropicio.

Todavía hay quienes confían en que este martes, una jornada antes de anunciar el nombre del nuevo titular de Sanidad, desvele algunas líneas generales de la estrategia del PP de cara a la cita con las urnas. Pero son pocos. Algunos presidentes autonómicos le pidieron a Rajoy en Barcelona que anuncie cuanto antes la composición de las listas electorales. No parece que hayan tenido demasiado éxito. En Génova se insiste en que, pese a que las formaciones rivales van cerrando sus cabezas de cartel, el presidente del PP transmite la idea de no tener prisa. Está convencido de que él está haciendo lo correcto,tanto en los asuntos de corrupción como en el órdago secesionista lanzado por Mas, motivo por el cual no hay ni que acelerar los tiempos ni mudar las estrategias. "El partido está unido, engrasado y potente", según su particular criterio. No todos piensan igual.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba