BALANCE DE 2014

Balance agridulce de 2014 en la Marca España: "A muchos no les agradan los éxitos de su país, prefieren ver lo negativo"

"Cuando se hace algo mal se asocia con Marca España, ya sea la avería en un avión real o la aparición del ébola", lamentan desde la iniciativa emprendida por el Gobierno para mejorar la imagen del país. Pese a las percepciones negativas de "muchos", encaran 2015 con el objetivo de despertar "el sentimiento de orgullo" por pertenecer a su país.

Imagen de archivo de un encierro de San Fermín, tradición que ahora promociona la Marca España en su nuevo vídeo
Imagen de archivo de un encierro de San Fermín, tradición que ahora promociona la Marca España en su nuevo vídeo GTRES

Sanfermines, flamenco, sol y playas, o una personalidad que nos hace únicos. Eso es España para la Marca España. También ser el destino más elegido del mundo para las vacaciones, el segundo país en reservas de la biosfera, una gran potencia deportiva o líderes en trasplantes de órganos. En la lista de los aspectos exportables de nuestro país tampoco faltan la lengua, con 550 millones de hispanohablantes, empresas con proyectos en los cinco continentes, como el Ave Meca-Medina o el metro de Riad, u otros más simples como que "estamos de moda".

Todas estas 'virtudes' son las que la Marca España, esa política de Estado nacida en 2012 para promocionar la imagen del país, tratará de exprimir al máximo en el año recién estrenado, marcado por citas electorales tan relevantes como las autonómicas de mayo y fundamentalmente las generales, con el objetivo de "despertar en los españoles el sentimiento de orgullo por pertenecer a su país". Un orgullo, lamentan, que en ocasiones, se vuelve desencanto.

Precisamente el hastío que reina entre las percepciones ciudadanas es algo que no obvian en el propio seno de la Marca España. Su alto comisionado, Carlos Espinosa de los Monteros, aseguraba esta semana que "a comienzos de 2015 resulta más fácil vender España que hace un año". Sin embargo, y casi a renglón seguido, se veía obligado a reconocer que la imagen del país no es tan idílica como quisieran ni acaba de cuajar entre los ciudadanos a la velocidad que desearían. "Los avances conviven con la sensación agridulce de que para muchos la imagen del país sigue traduciéndose en percepciones negativas", remató al respecto.

"Cuando algo se hace mal se asocia con Marca España, ya sea la avería en un avión real o la aparición del ébola, para algunos eso es marca España", lamentaba este jueves Espinosa de los Monteros tras presentar un balance de su labor en 2014 marcado por dos aspectos bien distintos.

"La aparición de nuevos partidos, por radicales que puedan parecer, no es preocupante para el país", según Espinosa de los Monteros

El primero, que España "ha mejorado perceptiblemente su imagen en el exterior", tanto en el terreno económico, como empresarial, cultural, turístico, gastronómico y deportivo y se han alcanzado "ciertos reequilibrios". Y el segundo, que "a muchos españoles no les agradan los éxitos que tienen los españoles y las empresas y prefieren ver lo que hay de negativo". Es decir, que aunque en general, siempre según la propia iniciativa, hay "una sensación favorable ante la Marca España", ésta es asociada por "algunos", de "manera injusta", con "sensaciones negativas" que, sorprendentemente, no incluyen la corrupción. "No afecta a la imagen exterior española por tratarse de un fenómeno universal", según Espinosa de los Monteros.

De ahí que frente a "los que prefieren ver lo negativo antes que lo positivo", la Marca España haya comenzado el año renovando su web, con mayor presencia en las redes sociales y con un vídeo promocional que presenta al país como cuarta economía del mundo, exportador por excelencia y con empresas líderes. Bajo el lema "Todo lo que esperas y mucho más de lo que imaginas", el documento audiovisual invita a descubrir "tradiciones que asombran" como Sanfermines o Fallas o los clásicos sol y playa para conseguir que los ciudadanos se sientan dueños de la marca España.

Preocupados por Cataluña...

En la lista de intranquilidades que afectan a la imagen exterior de España y que, por tanto, tratará de combatir este 2015 la Marca España, se encuentra Cataluña. "Nos preocupa que la generación de inestabilidad política acarree el detraimiento de inversiones", reconoció el alto comisionado, a raíz de la deriva independentista emprendida por Artur Mas.

"Algunos", de "manera injusta", asocian la imagen de España con "sensaciones negativas", dice el alto comisionado

"La inestabilidad política siempre es un freno para la inversión", añadió. Como adelantó Vozpópuli, la inversión extranjera neta se dispara en España mientras se hunde en Cataluña. Los propósitos independentistas pueden estar pasando factura a Cataluña: en los primeros nueve meses del año recibió 781 millones de inversión foránea, la mitad de lo obtenido un año antes. Madrid, sin embargo, ronda los 4.500 millones.

... y tranquilos por Podemos

Caso distinto es el que representa la formación de Pablo Iglesias. "La aparición de nuevos partidos, por radicales que puedan parecer, no es preocupante para la estabilidad del país", manifestó Espinosa de los Monteros, destacando que España es un país políticamente estable desde 1977.

Tras apuntar que "en un año electoral, los inversores hacen sus cábalas y sus cálculos", recordó que esto ocurre en cualquier país donde se van a celebrar elecciones generales. "Ven los programas y pueden actuar en sus decisiones de inversión en función de las probabilidades que ve a aquellos partidos que menos les gusten", concluyó.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba