Nacional

Desaparece un vídeo clave del Madrid Arena que compromete a la Policía Nacional

El juez López Palop aguarda en vano desde hace un mes una grabación en la que dos agentes inspeccionan el pabellón antes de la apertura de puertas. Todos los indicios conducen a Seguriber, la empresa de Mónica de Oriol. Piden imputar a Cifuentes. 

Interior del Madrid Arena el día de la tragedia.
Interior del Madrid Arena el día de la tragedia. EFE

¿Dónde está el vídeo del pasado 31 de octubre en el que se ve a dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía recorriendo el pabellón municipal Madrid Arena horas antes de que una avalancha acabara con la vida de cinco chicas jóvenes, una de ellas menor de edad? A tenor de los informes que maneja el juez instructor del caso, Eduardo López Palop, en ninguna parte. Los dos policías ya testificaron ante la Audiencia Provincial de Madrid sin problemas, pero la grabación sigue sin aparecer. ¿Dónde está?

El vídeo lo publicó El País el pasado 10 de abril y ha puesto en cierto compromiso a la Delegación del Gobierno, a pesar de que uno de los agentes declarantes puntualizó en su declaración ante el juez que ellos no acudieron en nombre de la Delegación “sino de la sección de dispositivo”; sus funciones, añadió, nada tenían que ver con impedir la apertura de puertas del festival de música electrónica, sino “dar el visto bueno a la documentación”. Sin embargo, el otro efectivo que acudió como testigo precisó que entre la documentación recibida faltaba el Plan de Seguridad. Algunas partes, como el sindicato Manos Limpias han pedido la imputación de la delegada, Cristina Cifuentes.

¿Pero dónde está el vídeo? Su búsqueda fue encargada al Grupo V de Homicidios poco después de su difusión, pero este grupo perteneciente a la Brigada Judicial de Madrid no encontró nada en el disco duro externo que recibió de la empresa que gestiona el Arena, Madrid Espacios y Congresos (Madridec). “Realizado el estudio y análisis de las grabaciones, se comprueba que las imágenes publicadas en un medio el pasado 10 de abril no obran en poder de este grupo”. En otra parte de la instrucción se lee el porqué: Madridec facilitó al Grupo V vídeos entre las doce de la noche y las siete de la mañana, es decir, de un intervalo de tiempo en el que los dos agentes estaban ya fuera del recinto.

Cámaras sin funcionar

El tema del vídeo trasciende el ámbito policial y alcanza a Seguriber, la firma de seguridad contratada el día de la tragedia. Una empresa de la que es accionista la presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol, que va camino de salir muy enfangada del caso Madrid Arena. De las 124 cámaras que había en la instalación, seis de ellas no estaban operativas, de acuerdo con lo que se desprende de los testimonios de empleados de Seguriber y Madridec. Y una de ellas es la que busca el juez. “No ha estado nunca conectada al sistema de videograbación”, señaló el operario de la compañía privada, para desesperación de los abogados de la acusación.   

La empresa de De Oriol puede acabar contra las cuerdas: a finales de febrero, el fiscal del caso pidió investigar si la firma de seguridad borró grabaciones. Un mes después, un empleado de esta compañía remitió un escrito al juez López Palop en el que denunciaba que uno de sus superiores, Iván Somontes, y directivos de Madridec manipulaban pruebas. “Tiraban los vídeos a la basura”, rezaba el texto.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba