Nacional

"Hemos sido agredidos, esto está lleno de chavales que intentan abrir la ambulancia"

“Borrachos”, comas etílicos, agresiones con arma blanca, gritos de súplica y traslado de las víctimas mortales. El juez del Madrid Arena recoge las grabaciones de los operarios del Samur, que revelan el caos que se vivió en el exterior del recinto. La tragedia cumple medio año. 

Exteriores del Madrid Arena al día siguiente de la tragedia.
Exteriores del Madrid Arena al día siguiente de la tragedia. EFE

Los diarios de papel y digitales, las radios y las cadenas de televisión han publicado en pequeñas dosis las más espectaculares, como la grabación que evidenciaba que tres chicas yacían en la sala médica que estaba a cargo del exconcejal Simón Viñals: “He llegado al botiquín y me he encontrado a tres paradas [cardiorrespiratorias] sin asistir”. Pero el juez que instruye el caso Madrid Arena, Eduardo López Palop, ha decidido recopilar todas las llamadas de las unidades del Samur a la centralitael día de la tragedia, de la que se cumple medio año.

Así, la instrucción judicial cuenta con un puñado de folios muy clarificadores con diálogos cruzados, incompletos y desestructurados, que dan buena cuenta de una noche de dolor y caos, de violencia y alcohol que se vivió no solo dentro, donde agonizaban cinco chicas, sino también en los alrededores del recinto. Según se desprende de los diálogos, mientras se celebraba el fatídico Thriller Music Park en la instalación, afuera se produjeron agresiones entre particulares, alguna de ellas con arma blanca, y también contra los efectivos de Emergencias. “Aquí lo que necesitamos es policía”, dice una grabación. “El Paseo del Ángel es una zona intransitable. Hemos sufrido agresiones”, se lee en otra.

“Agresión en una pierna”

“Agresión en una pierna en el Palacio de Cristal”. A la vez que el Samur interviene dentro del Madrid Arena, los hechos van sucediéndose afuera. “Otras veces que han hecho fiestas en el Madrid Arena tienen ambulancias propias”, comunica alguien, “todavía no ha llegado la policía aunque ya está avisada”. En esos momentos habían transcurrido pocos minutos desde las cuatro en punto de la mañana, hora aproximada de la avalancha mortal.

Continúan los asaltos. “Por Lago está todo lleno de chavales que intentan abrir la ambulancia, dan golpes, debéis de avisar a la Policía Municipal”. Alguien habla a una tal Beluca: “Se está liando, contesta, yo ya lo estoy viendo, mientras no vaya la Policía Municipal no mando a nadie. Necesitas amarillo o naranja”. Los diálogos dejan entrever la jerga que se utiliza para esta clase de operativos, plagada de Charlies y de Alfas.

“Sierra –dicen a otro-, avisa a la ambulancia de que ir al metro es imposible. Id a la Avenida de Portugal con Puerta del Ángel, el que vaya al interior debe de hacerlo con policía”. Al parecer, alguna de las víctimas está ya localizada. “Soy Crivi, hay cinco o seis paradas en el Madrid Arena, van cinco o seis coches”. Entonces interviene el jefe del Samur, al que se refieren como Viri: “Habla con San Juan, tenemos un marrón de cinco paradas a la vez por una avalancha, estamos atendiendo a las cinco. He llegado al botiquín y me he encontrado a tres paradas sin asistir…” Esta última grabación, que termina dejando en evidencia a Simón Viñals, fue difundida poco después de la tragedia por el programa de La Sexta Al Rojo Vivo. En ese momento, una de las fallecidas, Rocío Oña, ya ha sido identificada, porque el servicio de Emergencias contacta con su madre.

“Esto es un peligro”

Los operarios insisten. “Vamos a pedir una patrulla de policía para mandar una ambulancia al Madrid Arena. Siempre que tengamos que enviar a alguien pediremos una. Por la Ronda de Provincias han intentado abrir las puertas”. La situación se vuelve alarmante para el Samur. “Estoy hablando con la central con mi teléfono particular. Hay que avisar al oficial de la Policía Municipal, esto es un peligro”.

En las conversaciones aparece Antonio Sanjuan, jefe de logística del Samur cuyas palabras también fueron recogidas por La Sexta. "Pues los chavales de la edad de mi hijo, porque mi hijo está aquí metido ¡que tengo un cabreo de la hostia!" "Y tu hijo, ¿sabes si está bien?" "No tengo ni puta idea, no sé dónde está. Ahí hay 3.000 personas, no lo sé".

Realizado el grueso del traslado de los heridos, empieza el baile de jóvenes alcoholizados. “Borracho de 16 años al lado de la Puerta del Ángel”. “Borracho en el parking del lago”. “Borracho en la calle de entrada de mercancías del Madrid Arena”. “Borracho en el cartel que pone Casa de Campo dentro del recinto”.

De los borrachos se pasa a los desmayos. “Dos chicas muy borrachas subiendo a los restaurantes”. “Chica de coma en la puerta del metro. Coma etílico en la estación de metro de Lago, ya los mandan a la avenida de Portugal, pero yo no puedo llevar a la niña en brazos”. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba