El expresidente del Gobierno ha avalado la marcha temporal de su exministra de Defensa a Miami

El 'clan Zapatero' se moviliza para convertir al tándem Chacón-Madina en el futuro cartel electoral del PSOE

José Luis Rodríguez Zapatero es uno de los avales, sino el principal, que ha tenido la exministra Carmen Chacón en su excursión temporal a Miami. El tándem formado por Chacón y el joven diputado vasco Eduardo Madina es el preferido por el expresidente del Gobierno para ocupar el futuro cartel electoral del PSOE en las legislativas de 2015 y recuperar su influencia en el partido.

La marcha de Carmen Chacón a Miami con billete de ida y vuelta ha tenido en José Luis Rodríguez Zapatero uno de sus principales valedores, según fuentes socialistas. El ex presidente fue uno de los primeros en participar de esta decisión y también en conocer, junto a José Antonio Griñán, los detalles concretos de esta escapada temporal. La operación tiene su miga porque, según las mismas fuentes, se proyecta sobre la pugna que se avecina en el PSOE por el control del futuro cartel electoral, en el que Zapatero y el clan que le sigue dando cobertura dentro y fuera del grupo parlamentario, aspiran a colocar al tándem formado por la propia Chacón y el joven diputado vasco Eduardo Madina. Su objetivo, nada disimulado, es recuperar su influencia en el partido.

Cuando Chacón regrese el año que viene de Miami espera encontrar al PSOE enfrascado en el debate sucesorio después del severo correctivo de las elecciones europeas

El calendario está muy estudiado ya que Chacón tiene previsto irrumpir de forma episódica en la actualidad política, con parada especial en la conferencia programática de noviembre, y no regresar de forma definitiva hasta junio del año que viene, cuando el PSOE esté en plena digestión de los resultados de las elecciones europeas y, previsiblemente, alborotado por los movimientos orientados a la sucesión de Alfredo Pérez Rubalcaba. Si el descalabro de los socialistas en estos comicios es tan severo como algunos de sus dirigentes temen, Chacón vendrá “a mantel puesto”, comenta uno de los diputados del PSC más afín a la ex ministra.

Las dudas en el PSOE se centran todavía a estas alturas en la falta de iniciativa de Eduardo Madina para lanzarse al ruedo, eclipsado en el grupo parlamentario por su actual portavoz, Soraya Rodríguez. Las principales terminales que Zapatero conserva en el grupo parlamentario quieren que Madina ensaye un mayor protagonismo después de la conferencia política de noviembre, aunque recuerdan que el propio Zapatero era casi un completo desconocido para el gran público seis meses antes de que en julio de 2000 se hiciera con la secretaría general del PSOE. “Hay tiempo más que suficiente para introducirle en el escaparate nacional”, comenta uno de sus fans parlamentarios.

Desde que se lanzó a la fama, Chacón siempre ha seguido los consejos de Zapatero. El que más esfuerzo le costó aceptar fue la renuncia a competir con Rubalcaba por la candidatura electoral de 2011, decisión que tomó para no poner en riesgo la unidad del PSOE, la autoridad del entonces presidente del Gobierno y la propia estabilidad del Ejecutivo, según confesión propia. Al final, las fallidas primarias se quedaron en algo parecido a lo que Susana Díaz, con el apoyo de José Antonio Griñán, acaba de cocinar en Andalucía, un simulacro que desmerece el invento y da la razón a los integrantes de la vieja guardia socialista que siempre tuvieron alergia a consultas internas de este calibre.

En las filas socialistas se opina que al haber perdido la muleta del PSC, Chacón puede haber malogrado también su ultimo tren para suceder a Rubalcaba

Las opiniones sobre el posible éxito de la operación promovida por Zapatero y sus fieles están divididas dentro del PSOE. Frente a los que creen que Chacón tendrá, aunque sea en un cartel electoral compartido, su segunda oportunidad, hay quienes consideran que volverá a perder el tren si consuma su año sabático y retoma sus aspiraciones sucesorias sin un asiento parlamentario como el que acaba de abandonar. En febrero del año pasado, cuando perdió por solo 22 votos de diferencia frente a Rubalcaba en el 38º Congreso en su carrera hacia la secretaría general, Chacón se retrató en compañía de Cristina Narbona, José Andrés Torres Mora, José Antonio Griñán o Tomás Gómez, entre otros miembros destacados del PSOE, pero el núcleo duro de sus apoyos provenía del Partido Socialista de Cataluña, justo la muleta que ahora le falla después de haberse distanciado de sus dos sectores en liza. La jugada de poner tierra por medio llega influida también por este enfrentamiento y de su colofón depende, según el análisis hecho en el propio PSC, que Chacón pueda perder pie para siempre aunque solo tenga, algo de lo que ella misma presume, 42 años.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba