Nacional

El plan alternativo de Gibraltar para conseguir rocas: traerlas en barco desde Marruecos

El Gobierno de Fabián Picardo ultima la contratación de nuevos proveedores tras prohibir España el paso de camiones cargados de arena y piedras de escollera. El jefe del Ejecutivo de la colonia británica asegura que las obras de expansión no se van a detener. El grupo Essentium, que ya trabajó en la ampliación del aeropuerto del Peñón, posee canteras en la cornisa del país norteafricano. También se baraja la opción de Portugal.

El titular de Exteriores británico, William Hague (i) y el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, ayer en Londres.
El titular de Exteriores británico, William Hague (i) y el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, ayer en Londres. EFE/Crown C. Reserved

La tensión por la que atraviesa en estos momentos la relación entre España y Gibraltar no impedirá, como no lo ha hecho hasta ahora, que la colonia británica continúe extendiendo su perímetro, ganando terreno al mar. Al menos, ello es lo que se ha propuesto su ministro principal, el socialista Fabián Picardo. Las autoridades del Peñón han dejado claro que no están dispuestas a permitir retrasos en el desarrollo de ningún proyecto como resultado de unas restricciones "ilegales y antieuropeas", en alusión a la prohibición, ordenada por España, del paso de camiones cargados con arena y piedras por el puesto fronterizo de La Línea de la Concepción (Cádiz).

De este modo, el Gobierno gibraltareño pretende seguir adelante en la cara este del Peñón con la construcción de un espigón –ahora alcanza 50 metros rellenos de tierra y rocas­– que sirva como dique junto a otro levantado hace dos meses para proteger la zona donde está prevista la futura ubicación del Eastside Project. También denominado Cape Vantage, se trata de un complejo urbanístico de lujo, cuyo boceto incluye 2.500 apartamentos de máximo confort, un largo artificial y un puerto deportivo con amarre para 500 embarcaciones.  

Sin embargo, desde el pasado sábado y a instancia de la Fiscalía, la Guardia Civil de la Verja bloquea el paso a vehículos pesados que transporten áridos y piedras de gran tamaño. El Ministerio del Interior tomó esta decisión tras las denuncias presentadas por Verdemar-Ecologistas en Acción en el caso de la arena procedente de la duna de Valdevaqueros, en Tarifa (Cádiz), y de la Asociación de Armadores Productores de Algeciras y varias cofradías de pescadores de dicho municipio y la Línea de la Concepción en lo relativo a rocas extraídas de la cantera de La Utrera en Casares (Málaga). En este escenario, el Gobierno de Picardo ya ha identificado “fuentes alternativas para tal suministro y en breve ultimará acuerdos con los nuevos proveedores”. Si bien las autoridades del Peñón no han desvelado de dónde procederán estos materiales, medios británicos apuntan a excavaciones ubicadas en Marruecos. Según recoge el Gibraltar Chronicle, decano de la prensa gibraltareña, fuentes del Ejecutivo de Picardo afirman que dichos recursos “serían traídos por mar para evitar la prohibición de España” a la exportación de arena, rocas y agregados. Asimismo, otra vía que baraja el gobierno de la colonia es el transporte desde el sur de Portugal.

El grupo Essentium, de capital español, presta suministro, a través de su filial Essentium Marroc, a construcciones localizadas principalmente en el eje Tanger-Tetúan, zona muy próxima al Peñón

En este contexto, la primera opción pasa por la cornisa norte de Marruecos, donde hay presencia del grupo Essentium, de capital español y propietario de canteras que, a través de la filial Essentium Marroc, prestan suministro a construcciones localizadas principalmente del eje Tanger-Tetúan, zona muy próxima al Peñón. Se da la circunstancia de que este holding propiedad de la familia asturiana Monje Tuñón ya trabajó para Gibraltar en la ampliación de su aeropuerto. A comienzos del pasado año levantó una planta de hormigón para la obra de los nuevos accesos de dicha zona aeroportuaria. Así, fijó una producción estimada de 60.000 metros cúbicos de hormigón, destinado fundamentalmente al túnel ubicado a pie de mar que distribuye el tráfico rodado entre Gibraltar y España.

Otras empresas afincadas en España también han colaborado en ambiciosos proyectos urbanísticos de la colonia británica. Es el caso de la Compañía General de Canteras SA, filial de Financiera y Minera -controlada ésta por el grupo francés Sodecim y la sociedad de derecho holandés Ciments Français Europe-, responsable de las excavaciones en la Sierra de La Utrera. Tal y como ha informado Vózpopuli, el Gobierno de José Luis Zapatero llegó a subvencionar a esta empresa desde 2005 y hasta 2009 con un importe de 260.000 euros. Estas ayudas se daban con el pretexto de apoyar la “atenuación de la incidencia negativa en la calidad del medio ambiente que pudieran tener las actividades mineras”.

El ministro principal denuncia graves amenazas

De estos problemas de suministro por las restricciones en la Verja hablará este jueves Picardo, de viaje oficial en Londres, con el primer ministro británico, David Cameron. El pasado miércoles, acompañado de su ministro de Servicios Financieros y Juego, Albert Isola, se entrevistó con el jefe de la diplomacia de Reino Unido, William Hague. En un escueto comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores británico señaló que la visita ofreció “oportunidad de mantener una serie de reuniones detalladas sobre asuntos como los inaceptables retrasos en la frontera entre España y Gibraltar". Por su parte, Picardo denunció tanto los "abusos" que, a su juicio, cometen las autoridades españolas en la Verja como las "amenazas" que, según él, han recibido de "importantes políticos españoles”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba