Nacional

La Generalitat otorgó 'a dedo' contratos relevantes del aeropuerto de Castellón

Así lo certifica la Sindicatura de Comptes en su informe de fiscalización de 2013. Dos de las adjudicaciones, con importes de 16.000 y 60.000 euros, recayeron en la consultora Pasiphae, propiedad del exministro del PP y ahora consejero delegado de OHL, Josep Piqué.

La Sindicatura de Comptes de la Generalitat valenciana ha confirmado las deficiencias que sobrevolaban ciertos procesos de contrataciónvinculados al Aeropuerto de Castellón. En su informe de fiscalización del ejercicio 2013, que acaba de ser remitido a las Cortes valencianas, el Tribunal de Cuentas regional certifica que hubo adjudicaciones 'a dedo', cuando en pro de una mayor transparencia, debían de haber concursado, como mínimo, tres empresas candidatas

Según consta en el dossier relativo a la gestión de empresas públicas, la sindicatura se detiene en un contrato denominado "Elaboración de un informe de valoración de la situación actual del Aeropuerto de Castellón desde una perspectiva de certificación y de promoción de la infraestructura". El órgano fiscalizador explica, a raíz de la documentación analizada, que la necesidad de celebrar el contrato fue aprobada por el Consejo de Administración de 21 de mayo de 2013, indicando que "a tal efecto se había contactado con una empresa y que esta ha presentado una propuesta de colaboración".

El Consejo, considerando el importe de la oferta, 16.000 euros (IVA excluido), acordó tramitar este contrato como menor. La consultora agraciada -cuyo nombre no cita el informe de la sindicatura- fue Pasiphae (nombre de la hija del sol en la mitología griega), propiedad del exministro del PP y ahora consejero delegado de OHL, Josep Piqué.

Esta empresa, en el marco del trabajo para la que había sido contratada, planteó al Aeropuerto de Castellón que debía "elegir entre dos modelos de gestión, uno propio y otro privado". El 31 de julio de 2013, la dirección de la entidad aeroportuaria se decantó por un modelo basado en "externalizar la gestión completa de la infraestructura" y aprobó el inicio de dos expedientes de contratación: uno para el asesoramiento al Consejo de Administración en la definición del modelo de gestión, y otro para la redacción de los pliegos para implantar dicho esquema. El importe estimado fue de 60.000 euros cada uno.

Es aquí donde el Tribunal de Cuentas realiza la principal objeción al Gobierno de Alberto Fabra. "El contrato, atendiendo a su importe, puede tramitarse como menor, si bien esta Sindicatura recomienda que, para contratos especialmente importantes por su objeto, se soliciten varias ofertas y quede justificación documental en el expediente de sus análisis y de la selección realizada", recalca el informe de fiscalización.

La diputada autonómica de Compromís, Mónica Oltra, criticó el año pasado en las Cortes valencianas que el Ejecutivo popular recurriera a la firma de Piqué cuando el mismo trabajo lo podrían haber elaborado los propios técnicos de la empresa pública.

La sindicatura revela que en un segundo contrato con la empresa de Piqué "no constaba la documentación acreditativa de la adjudicación"

Respecto al citado expediente de "asesoramiento al Consejo de Administración para la definición del modelo de gestión", formalizado el 16 de septiembre de 2013, la sindicatura observa que se adjudicó a la misma empresa consultora que propuso estas actuaciones, esto es, la que posee el hoy vicepresidente segundo del grupo de Juan Miguel Villar Mir. El Aeropuerto de Castellón justificó esta concesión a Pasiphae Consultora Internacional SL en un "informe de los asesores jurídicos externos" contratados por la propia empresa pública, donde "se concluye que dicho consultor ya ha definido el nuevo modelo de gestión y es por tanto solamente este empresario el único al que se le puede adjudicar el contrato para su desarrollo".

Ante esta argumentación, la Cámara de Cuentas subraya que "las instrucciones internas de contratación establecen que en el procedimiento negociado se asegurará la concurrencia mediante la solicitud de ofertas, al menos, a tres empresas capacitadas para la realización del objeto, siempre que ello sea posible".

A la fecha de revisar este expediente, la sindicatura también se encontró con que "no constaba la documentación acreditativa de la adjudicación del contrato". El Aeropuerto de Castellón no aportó hasta el 10 de julio de 2014 un escrito donde sus apoderados hacían constar que la adjudicación se acordó a la única empresa invitada "en el momento de la firma del contrato".

Una prórroga inviable por su indefinición 

Sin embargo, las deficiencias no quedaron ahí. El pasado marzo, el Consejo de Administración del ente público acordó prorrogar este contrato con Pasiphae ampliando su duración por mensualidades desde el 1 de febrero de 2014 hasta "la puesta en funcionamiento operativo del aeropuerto". Según la Sindicatura de Comptes, "no puede considerarse que la prórroga esté adecuadamente aprobada, puesto que el contrato no las prevé, según requiere la ley, ni tampoco las contempla el pliego".

Además, el tribunal señala que la duración de la prórroga acordada es "indeterminada" al desconocerse la fecha de puesta en funcionamiento del aeropuerto. Estas instalaciones recibieron su primer aterrizaje el pasado 11 de diciembre, casi cuatro años después de su inauguración. Esta entidad cerró el ejercicio de 2013 con pérdidas de 3,7 millones de euros, constata el mismo informe de fiscalización.

El tribunal señala que la duración de la prórroga con Pasiphae es "indeterminada" al desconocerse la fecha de inicio de actividad en el aeropuerto

En cuanto al segundo expediente que derivó del contrato matriz con Pasiphae, la sindicatura relata que se formalizó el 27 de septiembre de 2013 por importe de 59.999 euros (iva excluido). En este caso, la adjudicataria no volvió a ser la empresa de Josep Piqué, sino la consultora Deloitte Advisory SL, nombre que tampoco detalla la Cámara de Cuentas. La transparencia aquí tampoco brilló especialmente. Fueron invitadas tres empresas para presentar ofertas, pero dos de ellas era "asesoras recurrentes" del Aeropuerto de Castellón. La primera hizo una oferta por 60.000 euros, la otra por 59.999 euros y una tercera ni siquiera llegó a presentar su candidatura.

Ante ello, la sindicatura advierte al Gobierno valenciano que "para mejorar la efectividad del principio de concurrencia, se soliciten y obtengan al menos tres ofertas considerando el factor de diversidad de empresas".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba