Nacional

Adiós al bulevar de la discordia y al 'chollo' de aparcar en doble fila en el barrio de Gamonal

La reapertura al tráfico de la Calle Vitoria, principal arteria de la capital burgalesa donde se proyectó construir el bulevar que paralizaron los vecinos del barrio obrero de Gamonal, es inminente. El asfaltado se ha culminado aunque con una novedad importante: no se admite la doble fila.

Una máquina trabaja en el asfaltado de la zanja donde se pretendía construir el bulevar de Gamonal
Una máquina trabaja en el asfaltado de la zanja donde se pretendía construir el bulevar de Gamonal Agencias

Después de que hace casi dos meses los vecinos del barrio obrero de Gamonal (Burgos) consiguieran frenar las obras de un bulevar que creían "innecesario" y que iba a costar alrededor de ocho millones de euros, este viernes la zanja de la calle Vitoria, la principal arteria de la capital burgalesa, ya es historia.

Tras aprovechar una semana de buena climatología, el lunes se terminó de alisar la zona echando una capa de impermeabilización previa al asfaltado que culminó este jueves, por lo que su reapertura al tráfico es inminente. Un arreglo, el de la denominada 'zona cero', que ha tenido un coste de unos 65.000 euros y que pese a haberse iniciado a finales de enero, se había visto interrumpido por la lluvia.

Con el pavimentado finalizado, la principal novedad es la más que probable supresión de la doble fila para aparcar, una de las peculiaridades del barrio más poblado de Burgos con 60.000 habitantes. Y es que después de que este jueves se pintara la señalización horizontal, la Vía de Atención Preferente, también conocida como 'línea roja', ya no admite la doble fila, una 'técnica' aplicada por los 'gamonaleros', que sabiendo los horarios de trabajo de sus vecinos de escalera se organizan dejando sus vehículos en punto muerto y sin echar el freno de mano.

"Se sigue sin contar con los vecinos. Parece que hay brasas y echan leña"

Pese a que el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, no ha sido demasiado concreto a este respecto y ha manifestado que "hay que analizar el riesgo de la maniobra de dar marcha atrás en una vía con mucho tránsito de vehículos, que además, circulan a gran velocidad", los coches aparcados en la 'línea roja' sí cabrían dentro de los márgenes permitidos si se opta por hacerlo en batería. Esto permitiría ganar plazas 'legales' y eliminar las que no se ajusten a las normas de tráfico.

Se trata de una medida que aplaudirán, presumiblemente, el resto de burgaleses, ya que hasta ahora se han quejado de un trato discriminatorio por parte de la Policía Local, que les multaba por aparcar en doble fila en sus barrios mientras que hacían la vista gorda en Gamonal. Las sanciones serán efectivas cuando esté disponible el párking disuasorio, un aparcamiento gratuito situado detrás de las torres de Gamonal con capacidad para 600 plazas que podría estar listo para principios de abril, según informa 'Diario de Burgos'. 

Los vecinos siguen descontentos

Aunque la zanja de la Calle Vitoria ya forma parte del pasado, el descontento de los vecinos de Gamonal no amaina. "La gente continúa en alerta con el Ayuntamiento porque sigue sin contar con los vecinos, no nos consultan nada. Parece que hay brasas y siguen echando leña", reprocha Francisco Cabrerizo, tesorero de la Asociación Vecinal Las Eras de Gamonal.

Los vecinos de Gamonal se organizan entre ellos, según sus horarios, para dejar sus coches sin el freno de mano puesto

"Llevamos casi diez años esperando a que el alcalde de turno se reúna con nosotros. Lacalle no quiere reunirse con nosotros, aún estamos esperando a que nos reciba, siguen con el mismo rol", critica Cabrerizo, sospechando que quizá "quieren acabar con nosotros porque somos incómodos". Y zanja: "Así no se puede, esta es la participación ciudadana de esta ciudad y del PP". 

El dinero del bulevar irá para barbacoas y aparcabicis

Tras la paralización definitiva del bulevar que hizo resurgir el fantasma del exconvicto constructor Méndez Pozo y que constituía una promesa electoral del 'popular' Lacalle, el dinero sobrante se destinará a una veintena de actuaciones entre las que se incluyen la finalización del bulevar ferroviario, el asfaltado del polígono industrial de Villalonquéjar o la restauración de la biblioteca Gonzalo de Berceo. 

Otra partida irá para adquirir aparcabicis y barbacoas que cumplan con la normativa en el parque de Fuentes Blancas, también para arbolado, infraestructuras de ocio y aplicaciones informáticas. Se mejorarán aceras y se urbanizará un descampado en Lavaderos para construir un aparcamiento que ampliará su capacidad en unas 30 plazas respecto a las existentes en la actualidad. 

"En Gamonal van a invertir en tapar la zanja y en restaurar la biblioteca, lo demás va para otros barrios. Este ayuntamiento no se entiende, se recogieron más de 10.000 firmas para la guardería Río Vena y no hay manera", zanjan desde una de las asociaciones más críticas con la gestión del PP. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba