LAS DECLARACIONES DEL SUMARIO

Caso Púnica: el juez interrogó a dos empleadas del 'conseguidor' sobre Botella y una diputada del PP

El magistrado quería saber si entre los clientes de EICO, la empresa de reputación 'online' bajo sospecha, se encontraban la alcaldesa de Madrid y Pilar Barreiro, parlamentaria y regidora 'popular' de Cartagena. La primera niega cualquier relación con la mercantil de la trama. La segunda admite un encargo menor para una exposición.

Ana Botella, el pasado 28 de abril, en el último pleno del Ayuntamiento de Madrid antes del 24-M.
Ana Botella, el pasado 28 de abril, en el último pleno del Ayuntamiento de Madrid antes del 24-M. EFE

Las dos trabajaban para Alejandro de Pedro, el 'conseguidor' de la trama Púnica, y las dos fueron sometidas a un intenso interrogatorio por parte del titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Eloy Velasco. María José Gutiérrez y Martina Fernández acudieron el mismo día a la Audiencia Nacional como testigos para detallar los trabajos que desde sus puestos en EICO Online Reputation Management SL realizaron para políticos y cargos públicos, principalmente del PP. Durante más de una hora la primera y cerca de 55 minutos de segunda, ambas respondieron a las incisivas preguntas del magistrado y las fiscales Anticorrupción, con más de una advertencia por sus reticencias a concretar ante algunas cuestiones. Entre éstas, las que les planteó el instructor sobre la identidad de algunos supuestos clientes de la compañía de De Pedro. Entre ellos, el magistrado citó expresamente a Ana Botella, actual alcaldesa de Madrid, y a la regidora 'popular' de Cartagena y diputada Pilar Barreiro, ambas con problemas de 'imagen' en las redes sociales.

Una de las empleadas de EICO admitió "haber oído" que iban a trabajar para Botella y que para la alcaldesa de Cartagena y diputada lo iba a hacer cuando detuvieron al 'conseguidor'

Sobre la primera, cuya célebre "relaxing cup of café con leche" aún le pasa factura en Internet, ambas aseguraron no haber hecho trabajo, aunque una admitió que "se comentó que se iba a hacer". Sobre la segunda política, salpicada por el caso de corrupción urbanística conocido como 'Novo Carthago', esta misma empleada admitió que estaba a punto de iniciar el trabajo cuando la redada que acabó con su jefe en la cárcel lo impidió. Desde el equipo de comunicación del Ayuntamiento de la capital niegan haber contratado nada con EICO. Desde el consistorio de la ciudad murciana, se reduce la relación a un contrato de poco más de 3.000 euros para anunciar una exposición cultural.

La primera empleada del 'conseguidor' interrogada fue Martina Fernández. Ésta aseguró que era la encargada de hacer "análisis de social media" para media docena de clientes, entre los que se encontraban el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y su consejera de Educación, Lucía Figar, así como para la Diputación de León y varias empresas privadas. Su respuesta no convenció al juez, quien decidió preguntarle por otros posibles cargos públicos y Administraciones que, según las investigaciones, supuestamente habían tenido contactos con Alejandro de Pedro. Así, tras preguntarle si "había realizado publicidad para el PP de Madrid", le planteó de manera insistente cuestiones sobre Botella y el Ayuntamiento de Madrid:

Juez Velasco: ¿Ha realizado trabajos para Ana Botella, alcaldesa de Madrid?

Testigo: No.

JV: ¿No? ¿Sabe si se ha facultado (sic) al Ayuntamiento de Madrid por los trabajos de Ana Botella? ¿Por su empresa?

T: No.

JV: ¿Alguien de su empresa que llevara el tema del Ayuntamiento de Madrid?

T: No.

El tono casi inaudible de las respuestas terminó por irritar al magistrado, que le exigió que levantara la voz y no se limitara a responder con monosílabos. "Si no lo sabe, dice 'no-lo-se'. Muy fácil, son tres palabras, muy cortas además". Pese a ello, la mujer mantuvo las respuestas negativas para el resto de nombres de políticos y Administraciones que el juez puso sobre la mesa, incluido el de otra alcaldesa del PP, Pilar Barreiro, quien también ocupa un escaño por Murcia en el Congreso.

JV: ¿Ha realizado publicidad para una persona que se llama Pilar Barreiro?

T: No.

JV: ¿Para el Ayuntamiento de Cartagena?

T: No.

JV: ¿A Paco Ferreño [jefe de gabinete de esta alcaldesa] lo conoce?

T: No.

JV: ¿No sabe quién es?

T: No.

Idéntico interrogatorio y con similar intensidad le planteaba poco después el magistrado a la segunda trabajadora de EICO, María José Gutiérrez, una ingeniera informática que se encargaba, precisamente, de minimizar en Internet las noticias negativas sobre los clientes. Ésta admitió que "se habló" de que se iba a hacer, aunque negó haberlo llegado a hacer.

JV: Para el Ayuntamiento de Madrid, por ejemplo, ¿le han trabajado, le han hecho alguna vez algún trabajo de web o de posicionamiento de algo?

T: De posicionamiento no hemos llegado... se comentó que se iba a hacer, pero yo nunca he llegado a hacer nada...

JV: ¿Cuándo se comentó? ¿Después de este verano? ¿Antes de este verano pasado?

T: Fue este año, pero no llegó a nada, no lo sé...

Tras intercalar algunas preguntas sobre posibles trabajos relacionados con el Gobierno de Murcia y el actual candidato del PP a la presidencia de esta región, Pedro Antonio Sánchez, el magistrado volvía de nuevo a preguntarle sobre el consistorio de la capital y, más en concreto, sobre la regidora.

JV: Para Ana Botella, alcaldesa de Madrid, ¿ha realizado algún tipo de trabajo informático?

T: No

JV: ¿Ha facturado para el Ayuntamiento de Madrid por trabajos de Ana Botella?

T: No lo sé, yo facturar, no lo sé...

Lo que sí admitió es que para la otra primera edil del PP sobre la que le preguntó el magistrado, Pilar Barreiro, si "lo tenía apuntado para hacerlo posteriormente, pero no llegué a hacer nada" porque se produjo la detención de su jefe, Alejandro de Pedro.

Vozpópuli se ha puesto en contacto en los últimos días con los Ayuntamientos de Madrid y Cartagena para recoger la versión de ambas regidoras sobre las supuestas relaciones con la empresa del 'conseguidor' de Púnica por las que preguntaba insistentemente el magistrado. En ambos casos, han delegado en sus respectivos equipos de comunicación. Así, el de la capital ha negado "tener nada que ver" con Alejandro de Pedro ni ninguna de sus empresas, con las que aseguran no haber contratado "nada, ni conocerlos". "Es verdad que muchas empresas se dirigen a nosotros para ofrecernos sus servicios en las redes sociales, pero en todos los casos lo hemos rechazado", recalcaron.

Desde el Ayuntamiento de Madrid se niega cualquier relación con el 'conseguidor' de la trama. El de Murcia sólo admite un contrato de 3.200 euros para publicitar una exposición

Sin embargo, desde el equipo de su compañera de partido sí admiten tratos con el 'conseguidor', aunque lo reducen a "un contrato en 2014 de abril a mayo para publicitar en sus diarios digitales una exposición que se organizó en Cartagena sobre el tesoro del navío Nuestra Señora de las Mercedes". En total, aseguran haber desembolsado 3.200 euros a Madiva Editorial y Publicidad SL, la mercantil bajo la que funcionaban los 60 periódicos 'zombies' con los que la empresa de la trama mejoraba la posición en los buscadores de Internet de las noticias positivas sobre sus clientes. Desde el consistorio cartagenero también se reconoce que De Pedro había intentado desde 2010 ofrecerles sus servicios de "reputación 'online' y posicionamiento de web", pero que dichas propuestas se rechazaron desde "el gabinete de la alcaldesa". "No se veían necesarias", añaden. ¿Por qué, entonces, la trabajadora de EICO aseguró que iba a iniciar trabajos para la también diputada? "A lo mejor iban a presentar otra propuesta", fue su respuesta a este diario.

Sobre Pilar Barreiro y su relación con la trama Púnica fue también interrogada una tercera testigo. En este caso, Esther Gutiérrez, secretaria de una empresa de Murcia a la que acudía a trabajar otro presunto 'conseguidor' de la trama, José Antonio Alonso Conesa, exalcalde socialista de la misma ciudad murciana. Esta mujer, que reconoció que había concertado varias entrevistas entre Alejandro de Pedro y el número 2 del Gobierno de Madrid, Salvador Victoria, fue intensamente interrogado por la fiscal del caso por la relación existente entre Pilar Barreiro y el segundo 'conseguido'r. Como adelantó Infolibre, el motivo fue el hallazgo en un bolsillo de la chaqueta que vestía este último cuando fue detenido de una tarjeta para el pago de peajes expedida por el Congreso para que lo utilizara la diputada en sus desplazamientos. El magistrado tildó esta circunstancia como "una cosa tan irregular". Esta testigo también fue finalmente reprendida por sus respuestas esquivas: "No empiece usted como si fuera la Infanta, que no se entera de lo que hace su gente".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba