EL FRAUDE DE LOS CURSOS DE FORMACIÓN PARA PARADOS

Otro chivatazo: UDEF halló un informe policial secreto en poder del detenido exconsejero Ojeda

Entre los papeles intervenidos al antiguo miembro del gobierno andaluz por el fraude de los cursos para parados, la Policía encontró copia de un documento confidencial sobre la investigación a la que era sometido por la 'Operación Edu'. El original está en un juzgado sevillano.

El exconsejero Ángel Ojeda, tras quedar en libertad con cargos en agosto tras su detención en la 'Operación Óscar'.
El exconsejero Ángel Ojeda, tras quedar en libertad con cargos en agosto tras su detención en la 'Operación Óscar'. EFE

Un sospechoso muy bien informado. Ángel Ojeda Avilés, el exconsejero de la Junta de Andalucía detenido el pasado 4 de agosto como creador de un entramado de empresas que presuntamente acaparó de modo irregular millonarias ayudas para impartir cursos para parados en esta comunidad, tenía en su poder cuando fue arrestado la fotocopia de un informe policial secreto sobre la investigación que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) había realizado sobre sus actividades. El hallazgo provocó la sorpresa de los agentes, pero sobre todo su alarma ya que dicho documento era de circulación restringida y había sido remitido meses antes a un juzgado de Sevilla por la Fiscalía de Málaga dentro de la llamada 'Operación Edu'. La copia intervenida al expolítico contaba, precisamente, con el escrito del ministerio público con el que fue enviado a los órganos judiciales de la capital andaluza, por lo que las sospechas sobre la supuesta filtración se centran en el ámbito judicial, según reconocen a Vozpópuli fuentes jurídicas.

El documento filtrado estaba al alcance de muy pocas personas ya que el juez de Sevilla que lo recibió en mayo aún no había abierto diligencias con él y, por tanto, no había abogados personados en la causa

El informe había sido elaborado por los agentes de la Sección de Investigación de la Seguridad Social de la UDEF durante la investigación que había destapado en la provincia de Málaga un fraude de 1,5 millones de euros supuestamente cometido por 17 empresas en una única convocatoria de formación para desempleados. En el transcurso de las pesquisas, la Policía encontró numerosos indicios de que las irregularidades en dichos cursos no se limitaban a dicha provincia y que se extendían por el resto de la comunidad. Uno de esos hilos llevaba, precisamente, a Ojeda Avilés. Cuando la Fiscalía malacitana recibió los informes, decidió separar las pesquisas sobre el exconsejero de las que iba a llevar al Juzgado de Instrucción número 8 de Málaga con el fraude de las 17 empresas. El pasado mes de mayo, las remitió a Sevilla, ya que diversos datos contenidos en las mismas apuntaban a que las supuestas actividades delictivas del exconsejero de la Junta se habrían cometido en esta provincia.

El documento terminó en el Juzgado de Instrucción número 16 de la capital andaluza, cuyo titular, el magistrado Juan Gutiérrez Casillas dirige otras pesquisas sobre corrupción en esta comunidad. En concreto, el 'caso Invercaria'. Sin embargo, la investigación ha quedado paralizada en los cuatro meses transcurridos desde entonces. El responsable: el fiscal Anticorrupción de Sevilla que se ha hecho cargo de esta pieza separada del 'caso Edu', Fernando Soto Patiño, quien no ha pedido por el momento que se abran diligencias. Un estancamiento que hace, precisamente, que el documento hallado en poder de Ojeda Avilés se encontrase desde entonces al alcance de muy pocas personas. Al no haber sumario abierto, no hay personado ningún abogado ni se ha comunicado judicialmente al exconsejero andaluz. La Policía se pregunta por ello cómo pudo llegar a sus manos.

Un segundo documento en su poder

El informe confidencial de la UDEF no fue, sin embargo, el único documento de las investigaciones sobre el exconsejero andaluz encontrado durante el registro de su vivienda. En la misma carpeta que el primero, los agentes hallaron una copia del auto que la juez sevillana Mercedes Alaya había dictado el pasado 16 de julio dentro de otra causa abierta por ella por el fraude de los cursos para parados. En aquel escrito, con el que se imputaba al también antiguo integrante del Gobierno andaluz Antonio Fernández, la magistrada mencionaba expresamente hasta seis empresas de Ojeda Avilés tras constatar supuestas irregularidades en la subcontratación de actividades formativas para desempleados. Sin embargo, la presencia de este segundo documento en el registro de la vivienda del expolítico no alarmó a la Policía ya que el mismo hacía semanas que se había comunicado a las partes personadas en aquella causa e, incluso, su contenido había transcendido a los medios de comunicación.

La presencia de ambos documentos entre los papeles intervenidos al exconsejero fue hecha constar por la UDEF en la diligencia de registro que se remitió al titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Cádiz, Miguel Ángel López Marchena, que es quien dirigió la detención el pasado 4 de agosto de Ojeda Avilés dentro de la llamada 'Operación Óscar'. Sin embargo, este documento y toda la causa pasarán posiblemente en breve a manos de la juez Mercedes Alaya después de que su colega gaditano, con el apoyo de la Fiscalía provincial, haya decidido inhibirse en favor de ella. Queda por saber si entonces se investigará la filtración del informe secreto.

LA TRAMA DEL OJEDA, AL DESCUBIERTO

La 'Operación Óscar' de la UDEF, que concluyó con la detención de Ángel Ojeda, reveló que el que fuera responsable de Hacienda y Planificación de la Junta entre 1987 y 1990, durante el último mandato de José Rodríguez de la Borbolla, empezó en 2009, el año en el que comenzaron a destinarse ingentes cantidades de dinero a la formación para desempleados. En aquel periodo, el expolítico constituyó tres sociedades con las que supuestamente 'cazar' estas ayudas. Se trataba de la Asociación de Apoyo a la Integración Humanitas, la Asociación para la Sociedad de la Información Innova y la Asociación para el Apoyo al Medio Ambiente Natura. La primera de ellas no había cumplido ni su primer mes de existencia cuando ya había recibido una subvención de 642.390 euros. Las empresas del exconsejero recibieron adjudicaciones por un total de 1,2 millones de euros durante ese primer ejercicio.

Al año siguiente esta cifra se disparó a los 19,7 millones. Sin embargo, la trama creada por Ojeda Avilés no se quedó ahí. Utilizó estas sociedades para, en combinación con otras ajenas, crear asociaciones que también pudieran recibir ayudas para organizar cursos. Y, finalmente, agrupó todas estas asociaciones en seis fundaciones aparentemente sin ánimo de lucro que también comenzaron a verse beneficiadas por las subvenciones de la Junta. Gracias a esta compleja trama, Ojeda Avilés se benefició hasta 2012 de un total de 48.429.881 euros en subvenciones. Una parte importante de las mismas formaban parte de las partidas aprobadas por el gobierno de Manuel Chaves para poner en marcha cursos de formación con los que evitar el estallido social que supuso el cierre de la factoría gaditana de la multinacional Delphi y el despido de toda su plantilla.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba