NUEVO ESCÁNDALO

Más 'black': la dirección de Caja Madrid cobró 67 millones en 4 años, un 21% de forma irregular

Los 14,8 millones que, según el FROB, cobraron de manera irregular 17 directivos de la entidad entre 2007 y 2010 representan uno de cada cinco euros del total de sus abultadas retribuciones. Fijos, variables, pagos en especie, dietas y fondos de pensiones, bajo sospecha.

Miguel Blesa a su llegada a la Audiencia Nacional
Miguel Blesa a su llegada a la Audiencia Nacional Europa Press

La cúpula de Caja Madrid cobró 67 millones de euros entre 2007 y 2010 por un complejo paquete de retribuciones que incluía una parte fija, otra variable más pagos en especie, dietas y un fondo de pensiones. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) acaba de denunciar a la Fiscalía que uno de cada cinco euros de esa retribución se cobró de manera irregular hasta sumar un "sobresueldo" de 14,8 millones de euros que los directivos de la caja de ahorros no deberían haber cobrado.

Esta cantidad han sido calificada como fraudulenta por un informe de contabilidad forense elaborado por PricewaterhouseCoopers que analiza año a año la retribución que los directivos de la entidad percibieron y que arroja una media de 18 millones de euros de pago anuales para 17 altos cargos, entre los que destacan Miguel Blesa y Rodrigo Rato, presidentes de Caja Madrid, e Ildefonso Sánchez-Barcoj, su número dos.

La denuncia del FROB a la Fiscalía --publicada en la tarde de un 30 de diciembre-- incluye dicho informe forense que revela, por ejemplo, que Miguel Blesa ingresó 12,4 millones de euros en esos años, el que más. Le sigue Ildefonso Sánchez-Barcoj, que recibió una retribución de 9,7 millones de euros, y de Matías Amat, con pagos que suman casi 8,7 millones de euros en los cuatro años analizados.

La denuncia del FROB incluye no sólo salarios y retribuciones sino que investiga también las indemnizaciones por despido que PwC señala como irregulares. En concreto, en el año 2009 Enrique de la Torre percibió una indemnización de 4,6 millones de euros de indemnización. Entre las indemnizaciones que se están revisando figuran también la que cobró el propio Miguel Blesa, que ascendió a 2,7 millones de euros con cargo a las cuentas de 2010, y los 1,9 millones que percibió Ricardo Morado en el mismo año.

También se investigan las retribuciones de Rodrigo Rato. El sucesor de Blesa percibió en un solo año un salario de 2,7 millones de euros, de los cuales 417.000 euros fueron en concepto de "retribución variable" y otros 317.000 de pagos en especie.

Segundo intento de juzgar esas nóminas

El intento del FROB de que los tribunales investiguen las abultadas nóminas de ls directivos de la entidad será el segundo porque el abogado Andrés Herzog, en nombre de UPyD, ya presentó una querella por esas mismas retribuciones el pasado día 20 de marzo de 2013. Entre las cuantías denunciadas entonces, también se incluían las de 2011, con lo que las retribuciones de la cúpula de Caja Madrid superaban el umbral de los 71 millones de euros. La Fiscalía no respaldó dicha querella y el caso fue archivado cuatro meses después por los tribunales, que finalmente le dieron carpetazo el 22 de julio de aquel año.

La Fiscalía Anticorrupción se enfrenta ahora, por tanto, a una contradicción interna. Tras no haber respaldado anteriormente la misma denuncia, en estos momentos debe optar por corregirse a sí misma y apoyar los cargos contra la cúpula de la entidad siguiendo el dictado del FROB, o por mantener su posición inicial, lo que supondría un choque entre el Ministerio Público, y por tanto Justicia, y un organismo que depende de Economía.

Fuentes de la acusación que ejerce UPyD en el caso Bankia se plantean ahora pedir la apertura de una pieza separada en el sumario para analizar el cobro de estas nuevas cuantías supuestamente irregulares que se suman a los más de 15 millones que también se repartieron los directivos de la entidad de forma opaca con las tarjetas 'black'.

La denuncia del FROB plantea también una situación incómoda para los peritos del Banco de España que revisaron la salida a bolsa de la entidad y que, si bien denunciaron un posible fraude en esa operación, no hicieron constar en sus informes irregularidad alguna respecto a las retribuciones que cobraban los directivos de Caja Madrid.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba