REBELIÓN EN LA JUDICATURA ESPAÑOLA

Los jueces y fiscales abortan el primer intento de Gallardón de dividirles 'a la carta'

El ministro de Justicia envió sendas misivas a siete asociaciones de jueces y fiscales para negociar por separado con cada una de ellas la desconvocatoria de las protestas anunciadas. Éstas le han respondido este jueves con un texto en el que le exigen que el encuentro sea con todas a la vez.

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, en unas jornadas celebradas en Madrid esta semana.
El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, en unas jornadas celebradas en Madrid esta semana. EFE

"Como sabes, son muchos y de gran relevancia los proyectos de reforma de la Justicia que este Ministerio tiene previsto llevar adelante en la presente Legislatura". Con esta frase comenzaban las cartas que el secretario de Estado de Justicia, Fernando Román, remitió el pasado lunes a cada una de las siete asociaciones de jueces y fiscales que forman la Comisión Interasociativa que ha anunciado medidas de protesta, entre ellas una huelga indefinida, si el ministro Alberto Ruiz-Gallardón no se sienta a negociar con ellos su polémica reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial. Un gesto por parte del número 2 de departamento que, sin embargo, tenía trampa: pretendía mantener los encuentros con cada una de ellas por separado. La respuesta de las siete asociaciones no se ha hecho esperar. Este jueves al mediodía depositaban en la sede del Ministerio una carta firmada de modo conjunto en el que rechazaban el ofrecimiento de reuniones individuales y le recordaban que ésta debería ser única o no acudirìan a ninguna convocatoria.

Justicia pretendía que los encuentros se celebraran entre este viernes y el próximo martes

En las misivas remitidas a los representantes de jueces y fiscales, a las que ha tenido acceso Vozpópuli, el secretario de Estado recalcaba que el Gobierno consideraba "necesario y sumamente importante tener un encuentro" con cada uno de los portavoces de las siete asociaciones en la que participarían tanto él como el propio Gallardón. El fin, continuaba la misiva, es que "podamos intercambar impresiones acerca de los mencionados proyectos y conocer vuestro planteamiento al respecto, dentro de la ronda de contactos que mantendremos con cada una de las Asociaciones de jueces y fiscales y con miembros destacados de las Carreras Judicial y Fiscal". A continuación, el texto les citaba para un día y una hora concretos. "Si por cualquier circunstancia no fuera posible tu asistencia, te agradecería me lo comunicaras lo antes posible, al objeto de poder fijar otra fecha alternativa. Un abrazo", concluía. Justicia tenía previsto celebrar los siete encuentros entre este viernes y el próximo martes, según se desprende del contenido de todas las cartas.

Sin embargo, las siete misivas han encontrado una respuesta unitaria, remitida este mismo jueves a la sede del departamento. En la misma, y con cierta ironía, los representantes de las siete asociaciones indican al número 2 del Ministerio que valoran "muy positivamente la voluntad de diálogo que se desprende de dicha convocatoria", para a continuación 'informarle' de que todas ellas han constituido "una Comisión Interasociativa que ha adoptado una postura común sobre los proyectos de reforma de la Justicia que se encuentran en trámite". Por ello, le insisten que no pueden celebrar "la reunión de cada asociación de forma separada, en los términos propuestos" para, a continuación, mostrarle su "disposición más favorable a mantener la citada reunión con la asistencia conjunta del portavoz de cada una de las asociaciones para tratar los objetivos expresados en la convocatoria que se nos ha remitido".

El respado de las juntas de jueces

En su respuesta, las siete asociaciones le recalcan que la postura unitaria de las siete asociaciones, que incluye medidas de protesta a partir de la próxima semana, "ha sido refrendada" de manera casi unánime por las juntas de jueces celebradas el pasado viernes en todos los partidos judiciales de España. Por ello, continúa la misiva, le recuerdan su interés por "mantener ese diálogo con el Excelentísimo Sr. Ministro de Justicia con la finalidad de aportar soluciones a la actual situación de la administración de justicia". La carta termina con el ruego de que se les indique "la fecha más adecuada para celebrar dicha reunión conjunta. Atentamente". Fuentes de las asociaciones han destacado a este diario que todas ellas han interpretado la misiva del secretario de Estado como un intento de dividirles para negociar a la baja. "Nos consta que en el Ministerio hay mucha preocupación tras constatar el pasado viernes que contabamos con el apoyo unánime de los jueces de toda España y que, por tanto, se pueden encontrar con una movilización sin precedentes en la judicatura en muy pocas semanas", asegura un miembro de dicha comisión.

De hecho, la reunión que han mantenido los portavoces de las asociaciones de jueces y fiscales para redactar la carta enviada a Gallardón también ha servido para que éstas acordaran mantener un encuentro la semana que viene en la que concretarán definitivamentew el calendario de medidas de presión que tomarán si Justicia se sigue negando a negociar con las siete a la vez, según confirmaron a este diario fuentes de las asociaciones. Estas movilizaciones se iniciarían con concentraciones ante la sede del Ministerio y del Consejo General del Poder Judicial, para continuar con paros parciales y, finalmente, una huelga indefinida. Hasta entonces, los jueces mantendrán la huelga 'de celo' que las propias juntas de jueces acordaron implícitamente el viernes pasado al acordar trabajar 'a reglamento'. Una medida que se traducirá en que sólo celebren juicios por la mañana.

La principal causa de la protesta de jueces y fiscales es el proyecto de reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, avanzado por el Gobierno sólo a grandes trazos, en el que se modifican el sistema de captación y formación de los jueces, el de elección de los vocales del CGPJ, y la inspección de los juzgados, entre otros. Los jueces interpretan esa reforma como un claro intento del Ejecutivo del PP de subordinar el poder judicial al político con la reducción de las funciones del órgano de gobierno de los jueces a algo casi testimonial. También prostestan de la falta de medios, acuciada por la crisis económicas, con la que tienen que trabajar los juzgados españoles pese a que es ahora cuando más litigios se producen.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba