Nacional

El PP de Cataluña urge a Moncloa una reacción para desmontar las "mentiras" de la Generalitat

El Comité Ejecutivo del PPC ve la necesidad de llevar a cabo una campaña de contra-propaganda independentista. La estrategia es no responder públicamente a Mas y movilizar todos los recursos técnicos y jurídicos para frenar el plan soberanista.

El Comité Ejecutivo del Partido Popular de Cataluña (PPC) trasladó esta semana a Jorge Moragas, jefe de Gabinete de Mariano Rajoy, la necesidad de llevar a cabo una campaña de contra-propaganda sobre la deriva independentista que ha puesto en marcha el Gobierno de la Generalitat en vísperas de la celebración de la "cadena humana" que tendrá lugar con motivo de la Diada.

El estrategia, dictada por Mariano Rajoy ante la escalada secesionista de Artur Mas, es la de no responder públicamente a las bravuconadas convergenes y movilizar todos los recursos técnicos y jurídicos con el fin de impedir que el presidente de la Generalitat culmine su plan independentista. En especial, la anunciada celebración de un referéndum sobre la secesión, que aún no tiene fijada ni fecha ni lema.

Inquietud y temor

Oficialmente, el PPC sigue escrupulosamente las consignas de Moncloa, es decir, no hacer mucho ruido con este asunto ni entrar en las provocaciones. Pero a lo largo de las cinco horas de se prolongó el encuentro con Moragas, pudieron escucharse algunas sugerencias casi en tono de reclamación. Por ejemplo, la necesidad de elaborar una amplia campaña de comunicación y de información que ayude a pulverizar los mitos y a deshacer las falacias que día a día lanzan los nacionalistas sobre una población entre enfervorecida y atemorizada. El único discurso que se escucha ahoa es el de la Generalitat. Con particular foco en torno al despliegue de la gran "cadena humana" que unirá el norte y el sur de Cataluña a través de 400 kilómetros y 350.000 almas.

Alguno de los presentes recordó que no puede abandonarse a ese gran sector de la sociedad que ni comulga, ni cree, ni sigue las consignas nacionalistas y que en estos momentos se siente abandonado por el PP y hasta por el Gobierno de Madrid. El argumento en muy sencillo, en muchas partes de Cataluña existe el temor incluso a manifestarse públicamente en contra de la línea oficial, tal es la intensidad de la propaganda desarrollada en los últimos meses por Convergencia y los independentistas.

Independentismo de bolsillo

Se echa de menos en el PPC una actitud más decidida desde el Gobierno central a la hora de plantarle cara a los soberanistas sin necesidad de llegar a un 'choque de trenes'. Algunos dirigentes populares de Cataluña temen que mucha gente, incluso no independentista, ya ha comprado la teoría de que la crisis económica que padece Cataluña no es fruto de la ineptitud del Govern de Mas y del Tripartito, sino del Gobierno central. El famoso "expolio" es un eslógan que ha calado hondo entre buena parte de catalanes. El 'independentismo de bolsillo', como algunos ya lo denominan.

Se menciona por ejemplo que este mismo miércoles, con motivo del acuerdo entre Generalitat y el ministerio de Fomento sobre accesos ferroviarios al Puerto de Barcelona, que suponen una inversión de 108 millones que se pagarán a partes iguales, fue el gobierno catalán el primero en enviar las invitaciones y en convocar a los medios. Fomento reaccionó algo tarde, pero reaccionó. En ese acto, Artur Mas dijo ante la ministra Ana Pastor que confía en que "cunda el ejemplo". Es decir, que el Estado siga pagando las infraestructuras catalanas sin que la parte calana lo reconozca y agradezca.

La sensación que está ofreciendo el partido de Mariano Rajoy en Cataluña es la de un tancredismo que provoca una sensación de abandono y hasta de irritación entre parte de su militancia que no entiende cómo ante el reto lanzado por Artur Mas, que puede tener consecuencias catastróficas no sólo para Cataluña sino para el resto de España, la respuesta desde el PP es tan tibia como inapreciable.

Con todo, la reunión con Moragas se desarrolló en un clima de total entendimiento y el enviado especial de Rajoy regresó a la Moncloa con algunas indicaciones que transmitirá convenientemente. Finalizado el acto, Alicia Sánchez-Camacho, presidenta del PPC, declaró que frente a la "deriva independentista de CiU, nuestro partido tratará de liderar las propuestas económicas para salir de la crisis con iniciativas parlamentarias". Eso fue todo. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba