Nacional

Sánchez-Camacho dice que no denunció a los Pujol tras la comida en La Camarga por falta de pruebas

La presidenta del PP catalán asegura que la grabación de su almuerzo con la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola en el restaurante La Camarga en 2010 fue ilegal y que "está manipulada". Sostiene además que el Govern pretende "distraer la atención por todos los medios para que no se sepa el origen de la supuesta fortuna millonaria" del clan.

La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, durante su comparecencia ante la comisión de investigación sobre el caso Pujol
La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, durante su comparecencia ante la comisión de investigación sobre el caso Pujol EFE

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha explicado este viernes que estudió denunciar a la familia Pujol por presuntas prácticas irregulares tras la comida de La Camarga, pero ha reconocido que sus abogados se lo desaconsejaron por falta de "pruebas".

En su comparecencia en la comisión de investigación del fraude en el Parlament, ha relatado que sus abogados le expusieron que lo que tenía sobre los Pujol tras la comida en La Camarga eran "vaguedades", por lo que no vieron factible que llevarlo ante la justicia, tal y como recoge Europa Press.

Camacho se ha defendido así de las acusaciones de ERC, que considera que la líder del PP catalán supo en esa comida, a través de Victoria Álvarez -la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola-, que los familiares del expresidente cometían irregularidades y no lo denunció. Asimismo, ha explicado que su abogados le dijeron que el único camino para llevar este tema ante la justicia era que la propia Álvarez testificara, ya que los detalles que le reveló a la líder el PP en La Camarga no eran pruebas sólidas.

Camacho asegura que sus abogados le dijeron que lo único que tenía sobre los Pujol eran "vaguedades"

"Las cosas que se me dijeron -en La Camarga- no eran concretas ni definidas en el tiempo", ha sentenciado sobre su conversación con Álvarez, a la que también se ha citado este viernes a comparecer ante la comisión del fraude. La líder 'popular' ha defendido que ni su conversación en La Camarga ni la declaración de Álvarez ante el juez Pablo Ruz fueron claves para investigar a los Pujol, ya que la justicia archivó la declaración de la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola. Camacho ha asegurado que en todo momento cumplió con la legalidad y ha sentenciado que, tras la comida en La Camarga, Álvarez no se puso más en contacto con ella.

"Cortina de humo"

Asimismo, la presidenta del PPC ha manifestado que su comparecencia en la comisión de investigación del fraude fiscal es una "cortina de humo" para tapar el caso Pujol y ha denunciado la "obsesión" en su contra, pero avisa de que su intención es "bajar a las profundidades" del caso Método 3.

Sánchez-Camacho ha considerado que su comparecencia y las solicitadas próximamente de miembros del Gobierno son "únicamente una estrategia y una cortina de humo" impulsada por partidos como CiU para "tapar el caso Pujol", que ha calificado del "escándalo más grave de la historia de Cataluña". "Quieren distraer la atención por todos los medios para que no se sepa el origen de la supuesta fortuna millonaria y el engaño de esa herencia al que se ha tenido sometida a toda la sociedad catalana", ha denunciado la dirigente del PPC, que ha acusado al resto de fuerzas de estar "obsesionados con el PPC y su presidenta".

Sánchez-Camacho ha remarcado que la grabación de La Camarga se hizo sin su consentimiento

La líder 'popular' ha cargado contra las "injurias y vejaciones" recibidas, pero ha dejado claro que le resultan "claramente indiferentes": "Tengo la tranquilidad de haber actuado siempre de acuerdo a la legalidad y la actuación de la normalidad, la legalidad y el Estado de Derecho". Además, ha justificado que legalmente estaba "exenta" de comparecer en la Comisión de Asuntos Institucionales, como se le solicitó, y ha recordado que "una diputada de la oposición no debe rendir en cuentas en una comisión legislativa de una actividad privada".

"Ustedes no tenían ningún interés en preguntarme, solo querían espectáculo", ha dicho, y ha lamentado las declaraciones "superficiales, frívolas e irresponsables" al haberla acusado de "pasarse el Parlament por el forro" y, recordando su condición de "creyente", ha ironizado: "Perdónales, porque no saben lo que hacen".

Grabación ilegal

Del mismo modo, la presidenta del PP catalán ha defendido que la grabación de su almuerzo con la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola Victoria Álvarez fue "ilegal" y ha remarcado que se hizo sin su consentimiento. Ha esgrimido que la prueba de que la conversación fue grabada ilegalmente está en que la agencia de detectives Método 3 respondió a su demanda con un "allanamiento civil total" en el que reconocía que la grabación fue ilícita.

Camacho lamenta que se filtraran "fragmentos, algunos editados, de la grabación"

Además, ha asegurado que la grabación difundida del almuerzo en el restaurante La Camarga el 7 de julio de 2010 está manipulada porque ha sido "editada" y con el orden de algunas frases cambiado. Ha asegurado que la única grabación completa está consignada en el juzgado y ni siquiera han tenido acceso las partes personadas en el procedimiento.

Ha lamentado que se filtraran "fragmentos de la supuesta grabación; algunos, editados", ya que, según ella, se cambiaron el orden de las frases y que algunas respuestas no correspondían a las preguntas. "Ustedes han escuchado unos CD que no son los que constan en la judicatura y no constan en el proceso", ha avisado a los diputados. Así, ha recordado que el juzgado instó al cese de la divulgación de las "grabaciones ilegítimas" y que, pese a ello, se colgó el audio en páginas de Internet enmascaradas en los Estados Unidos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba