Internacional

Las mujeres en tiempos del ISIS: entre esclavas sexuales y servicios auxiliares

El Estado Islámico muestra especial preferencia por reclutar mujeres, pero no las utiliza para hacer la guerra: el destino de las jóvenes europeas que se trasladan a Irak o Siria suele ser el de casarse con un yihadista y hacer proselitismo a través de las redes sociales.          

Los yihadistas del ISIS utilizan de esclavas sexuales a las mujeres de terrenos conquistados.
Los yihadistas del ISIS utilizan de esclavas sexuales a las mujeres de terrenos conquistados.

El papel de Hasna Aitboulahcen en la célula terrorista que cometió la masacre de París el 13N ha vuelto a poner el foco sobre el papel de la mujer en el ISIS. Aunque en un principio se dijo que se había inmolado, lo que la convertía en la primera mujer kamikaze de Occidente, las investigaciones revelaron que murió en el tiroteo con la policía en el barrio de Saint Denis este miércoles.

Hasna era prima de Abdelhamid Abaaoud, el cerebro de los atentados. Algunas informaciones de la prensa británica hablan de su afición a la bebida y la vida nocturna y su nula inclinación por el islamismo. ¿Por qué ese cambio tan radical? ¿Qué ofrece el ISIS para seducir a las mujeres y llevarlas a su causa?

El Estado Islámico se marca como objetivo principal el reclutamiento de mujeres

Un informe de la Quilliam Foundation, think tank británico especializado en el estudio del terrorismo islamista, explica que a diferencia de Al Qaeda y otros grupos yihadistas, aquellos encargados del reclutamiento en las filas del ISIS no sólo no hacen diferencias de género, sino que se centran específicamente en que se alisten mujeres, hasta el punto de que se está provocando un aumento en el flujo de seguidoras que viajan desde Europa a las zonas de Siria e Irak controladas por el Isis.

Son muy activas en las redes sociales y se refieren a sí mismas como muhajira (migrante, en árabe) y toman el apodo de Umm (madre, en árabe). A su vez se convierten en reclutadoras, actividad a la que se dedican con devoción. El Periódico de las Fundaciones, que recoge las investigaciones de la Quilliam Foundation, explica que un buen número de estas mujeres han viajado a territorios en poder del ISIS con el propósito de casarse con yihadistas.

A la busca de marido yihadista

Tienen en torno a los veinte años y son distintos los factores que han empujado a este cambio trascendental de su vida: desde la solidaridad con una causa humanitaria a la obediencia religiosa de unirse al califato, pasando por el deseo de aventura o las ganas de contraer matrimonio con un yihadista. Aquellas que llegan en busca de marido son acogidas normalmente junto a otras que hablen su idioma. Son adoctrinadas en el islam y reciben clases de árabe mientras les buscan un buen marido yihadista.

Las mujeres del ISIS no combaten militarmente, su labor se reduce a la intendencia

A pesar de la implicación de Hasna Aitboulahcen en los atentados de París y lo que sugieren algunas investigaciones, las mujeres no combaten, su papel no es militar. Amén de su función como reclutadoras, algunas forman parte de brigadas femeninas que vigilan la moralidad de la vestimenta entre sus compañeras de género, las llamadas brigadas Khansaa, que velan por el acatamiento de las reglas islámicas. Se sabe que dan latigazos o propinan palizas a aquellas congéneres que se salen de la norma. Estos grupos también tienen como misión la de descubrir a hombres que se hubieran disfrazado de mujer para infiltrarse en el ISIS.

El asunto del reclutamiento a través de las redes sociales es especialmente relevante. De hecho, el cerebro de los atentados del 13N, Abdelhamid Abaaoud, se dedicó a captar a través de internet a mujeres residentes en España para se unieran al ISIS en Siria, como reconoció el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

En segundo plano

Por testigos directos hemos sabido cuál es la vida de las mujeres en los territorios controlados por el ISIS. Este yihadismo reserva un papel más activo a las mujeres, pero sólo por una cuestión de intendencia. De hecho, a aquellas a las que considera “pecadoras” las ponen en venta como esclavas.

La Sharia obliga a las mujeres a asumir el papel tradicional de esposas y madres

La Sharia, un código medieval de conducta, rige el comportamiento de las mujeres, lo que las obliga a asumir el papel tradicional de esposas y madres. Pero el ISIS se diferencia de Al Qaeda y los talibanes en que utilizan a las mujeres en la organización social. Nada de pegar tiros, pero sostienen la estructura con su trabajo en materia de salud, educación y también recogiendo impuestos.

El yihadismo ha recogido en un manifiesto, titulado La mujer en el Estado Islámico, las obligaciones de las mujeres: a los nueve años deben ser animadas a contraer matrimonio y estar casadas ya a los 16. Su papel en la vida se ciñe a estar al servicio de los hombre. El documento recoge las justificaciones para golpear o violar a una mujer. En torno a 5.000 mujeres y niños han sido secuestrados en las zonas controladas por el ISIS. La mayoría de los cautivos pertenecen a la religión yazidí. Los yihadistas tratan a estar mujeres como esclavas sexuales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba