Internacional

El pistolero de Charleston pensó en parar la masacre porque estaban siendo amables con él

Dylann Roof  presunto asesino, confesó a la policía que el buen trato de la comunidad religiosa negra en la que se produjo el tiroteo le llevó a plantearse no hacerlo.

El presunto asesino de Charleston.
El presunto asesino de Charleston. EFE

El joven detenido por asesinar a nueve personas el pasado miércoles en Charleston, Carolina del Sur, estuvo cerca de no cometer la masacre. Dylann Roof, que tiene 21 años, se sentó durante una hora en la comunidad religiosa metodista de mayoría negra donde atentó a la espera de empezar su acto terrorista. Según cuenta la NBC en los atestados policiales hay una conversación en la que Roof confiesa que cerca estuvo de cambiar de planes. "Fueron muy amables conmigo, estuve a punto de no hacerlo", cuenta el relato policial. Finalmente, y según ponen en voz del autor de los hechos decidió seguir adelante con su "misión". 

Amigos y conocidos del presunto asesino contaban esta semana que el objetivo de Roof era comenzar "una guerra racial" para conseguir la segregación de los negros, aunque ninguno de sus allegados pensó nunca que el chico pudiese realizar un acto así. Fotos de redes sociales le muestran vestido con símbolos como la bandera sudafricana del apartheid y de Rodesia, colonia británica hasta 1980 en la que también había leyes supremacistas blancas. 

El jefe de la Policía de Charleston, Greg Mullen, aseguró estar convencido de que fue un “crimen de odio” y el Departamento de Justicia ha abierto una investigación para determinar si, efectivamente, la masacre tuvo motivos raciales. La gobernadora de Carolina del Sur, la republicana Nikki Haley, también sostuvo ayer que, “sin duda”, fue un “crimen de odio”. “Queremos absolutamente la pena de muerte (para Roof). Este es el peor odio que he visto y el país ha visto en mucho tiempo”, subrayó Haley en una entrevista con la cadena NBC. Carolina del Sur es uno de los estados de EEUU que permite la pena de muerte y la última ejecución allí se llevó a cabo en 2011.

Por su parte, la ONU ayer a las autoridades de Estados Unidos a tomar medidas para detener la violencia y la discriminación de los negros, al tiempo que condenaba la matanza. La presidenta del grupo de trabajo de Naciones Unidas sobre los negros, Mireille Fanon Mendes-France, hizo un llamamiento urgente a aprobar medidas para prevenir la violencia mediante el uso de armas de fuego y los crímenes racistas en el país.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba