A mi bola

Telediarios para borregos

Será la costumbre o esa especie de hipnotismo que produce estar curado de espanto, pero lo cierto es que tuvieron que decírmelo para que cayera en la cuenta. ¿Es normal que 24 horas después del partido del Real Madrid en Manchester, el Telediario de La 1 siguiera dándole vueltas a lo ocurrido en Old Trafford, mientras el Valencia, que en ese momento estaba jugando en París la misma competición, sólo mereciera un comentario de apenas cinco segundos y a modo de despedida? Sí, ya sé que TVE no tenía los derechos de ese partido, y sí del que retransmitió en directo y con récord de audiencia un día antes. Enhorabuena. Sin embargo, creo que un canal público no puede regirse únicamente por esos criterios puramente comerciales.

Una cosa es que los clásicos, el Real Madrid y el Barcelona, Cristiano y Messi, Mourinho y antes Guardiola, Florentino y ahora Rosell parezcan los únicos partidos, equipos, cracks, entrenadores y presidentes, respectivamente, que importan a la opinión pública española y otra bien distinta que acaparen la información deportiva de los Telediarios. Sobre todo porque al amparo de lo que supuestamente 'vende', no se tiene ningún reparo en despreciar sistemáticamente al resto de partidos, equipos, futbolistas, entrenadores y presidentes, por no hablar del resto de deportes, que también tiene derecho a su cuota de protagonismo en un ente público como RTVE.

Con lo que se agradece que en ese punto de encuentro que aún hoy siguen siendo los Telediarios, y especialmente los genuinos de Televisión Española, se informe de algo más que no sea siempre lo mismo y con las mismas caras. Unas caras que aparecen en el desayuno, la comida, la merienda y la cena. Hasta en la sopa, vamos. ¿Tanto cuesta pensar que hay vida más allá de Madrid y Barça y que la información deportiva en los Telediarios no puede reducirse a Cristiano, Messi, Mourinho o Florentino?

Claro que si los programas que en teoría podían y debían dar cobijo al resto de equipos, y por tanto de aficiones y aficionados, no lo hacen, ¿qué esperar de los programas de máxima audiencia? Es más fácil monopolizarlos con información -la menos-, opinión -con cuentagotas- y debate -la mayor parte-, que tengan como únicos protagonistas a los dos equipos, y especialmente el Real Madrid, que parecen existir en España. Una cosa es que los canales privados hagan lo que crean que les va a dar más audiencia, sobre todo a corto plazo, pues sabido es que la paciencia no abunda en quienes sólo buscan rendimientos inmediatos, y otra que TVE baje al barro a intentar competir con ellos. Ellos sabrán lo que ofrecen y lo que miden, pero sabido es que lo que se siembra, se recoge: borreguismo.

Ya lo dijo el mítico e incomparable Groucho Marx: "Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro". Pues eso.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba