Lydia Lozano ha revelado este lunes en Sálvame que mañana no irá al trabajo por motivos médicos. La colaboradora, de 60 años, ha confesado que tiene que ser intervenida de urgencia por un problema en las cervicales.

La periodista es muy aprensiva para todo lo que tiene que ver con la salud y los médicos, con lo que está muy nerviosa porque tiene que pasar por el quirófano.

La coolaboradora ha revelado que al principio notó cierto hormigueo en las manos mientras dormía, unos síntomas que se agravaron al no sentir si quiera las cosas que sujetaba con las manos. Así, este fin de semana acudió a urgencias y le dieron el diagnóstico.

“Me dijo que me operaría ya mismo, pero me han tenido que hacer además del preoperatorio las pruebas del Covid”, decía, Lydia que tiene afectadas las vértebras cuatro, cinco, seis y siete: “Tengo un aplastamiento en la médula y es lo que me da miedo”.

Esta operación suele requerir una breve estancia en el hospital. Tal vez tenga que usar un soporte ortopédico en el cuello (collar cervical) durante su recuperación, así que es probable que Lydia este varias semanas sin acudir a Telecinco.

La familia en la que Lydia Lozano se apoya

La familia de Lydia es de Tazacorte, una pequeña localidad de la isla canaria de La Palma. Allí la colaboradora pasó toda su infancia. Su padre murió en 2010, y con su madre la hemos visto en alguna ocasión por las calles de Madrid.

Lydia Lozano con su madre por Madrid en el año 2019

Aunque su madre está ya muy mayor, Lydia tiene dos hermanos mayores que ella, Jorge, que es catedrático de Periodismo, y Esther, quienes seguro que están a su lado en estos momentos tan difíciles.

Y también será su bastón, cómo no, su marido, el arquitecto Carlos García-San Miguel, más conocido como Charly, con quien se casó el 22 de junio de 1990. En 2015 renovaron sus votos, con motivo de su 25 aniversario, en una ceremonia balinesa y celebrada en el restaurante Thay Garden de Madrid. Ambos son inseparables desde que se conocieron. No tienen hijos.

Lydia Lozano y Charly en el año 2019

Le deseamos a Lydia una pronta recuperación.