Kiko Matamoros, de 64 años, se sentó este domingo en el polígrafo del 'Deluxe' para hablar de aspectos de los que nunca antes había hablado, entre ellos, de su adicción a las drogas y otros relacionados con su exmujer Makoke y el hijo de esta, Javier Tudela, con los que está inmerso en una guerra mediática y judicial. 

El colaborador de 'Sálvame' reconoció en el programa presentado por Jorge Javier Vázquez"Soy cocainómano desde los 15 años. Es decir, que me queda un añito para cumplir las bodas de oro. En mi vida no he tenido nunca un problema con esta adicción, no sé por qué, depende de muchas circunstancias: de cómo se utilice, de dónde se utilice, en qué ocasiones, si hay verdaderamente algo detrás que te impulse a ello o es un consumo social".

Kiko le quitó importancia a este vicio que tiene desde joven: "Nunca he tenido una adicción importante. Desde los 15 años que la probé no he dejado de consumir, es como el agente que  tiene un problema con el alcohol, lo eres para toda la vida", desveló, aunque admitió que la droga "si ha condicionado mis relaciones"

Sobre Makoke y la cocaína: "No tuve que enseñarle nada" 

Después Matamoros confesó: "Tuve un consumo desde el punto de vista médico bastante desaconsejable, pero cuando empecé con Marian Flores, [madre de Lucía, Diego, Laura e Irene] que no era consumidora, levanté  muchísimo el pie. Durante esos 20 años, admito que no dejé de consumir pero fue con mis amigos, cuando estaba en alguna fiesta y mientras ella no estaba", indicó queriendo justificarse.

En la entrevista, Matamoros soltó otra bomba. Involucró a su exmujer Makoke, de la que se separó tras 20 años de relación, afirmando que ella también consumía cocaína. "Conmigo no aprendió nada, y lo juro por mi madre", desveló.

Kiko habló así de los años en los que estuvo con Makoke: "En esa etapa, que fue muy larga, sí hice del consumo de la cocaína algo habitual. Como consecuencia, sucedieron episodios desagradables. Llegó a condicionar incluso mis relaciones sexuales: cuando no consumía, no me apetecía nada", recordaba 

Tras separarse de Makoke, tuvo varias relaciones y no fue hasta que comenzó con su novia Marta López Álamo cuando comenzó a reducir el consumo de drogas. "Marta es anti todo de esto. He consumido en alguna ocasión pero no he compartido, con lo cual me he visto en una situación un tanto ridícula. Aún hay veces que vienen amigos a casa y ella se cabrea. Si quieres estar con tu pareja o estáis los dos en la misma onda o es un poco absurdo". 

"En alguna ocasión he puesto mi integridad en peligro" 

Matamoros desveló también los problemas de salud que había tenido a consecuencia de estas adicciones. "En alguna ocasión he puesto mi integridad en peligro".

"En algún momento he vuelto a consumir como si volviera a tener 20 años", lo que le ha provocado algún susto: "Llega un momento en el que tu corazón no es lo mismo, ni tu cuerpo. Y no quiere decir que un chaval de 15 años no pueda morir en uno de estos", señaló. 

"Nunca he intentado desintoxicarme porque siempre he pensado que lo podía dejar cuando quisiera", ha confesado.  

El tono banal con el que habló de las drogas, como si fuera un asunto fácil de controlar, le llevó a ser muy criticado en las redes sociales.

¿Esperaba Makoke que se muriera pronto por sus excesos para quedarse con todo el patrimonio?

En el polígrafo, una de las preguntas que le formularon fue si su exesposa esperaba que se muriera pronto por sus excesos y así ella quedarse con todo el patrimonio, a lo que Kiko respondió que sí, y el polígrafo de Conchita señaló que decía la verdad. 

Tras la entrevista, Marta ha mostrado todo su apoyo a su novio a través de las redes sociales con este mensaje. "Eres auténtico, valiente, único y con dos huevos bien puestos. Estoy orgullosa de ti. Te quiero, mi amor", ha escrito en Instagram.