La aplicación de videoconferencias Zoom Video Communications registró un beneficio neto atribuido de 671,5 millones de dólares (558 millones de euros) entre febrero de 2020 y enero de 2021, lo que supone multiplicar por 31 las ganancias de 21,7 millones de dólares (18 millones de euros) contabilizadas por la compañía en el ejercicio precedente como reflejo del impulso de su actividad por el teletrabajo y las medidas de distanciamiento social aplicadas para contener la pandemia de coronavirus.

Los ingresos de Zoom en el conjunto de su año fiscal aumentaron un 326% interanual, hasta 2.651,4 millones de dólares (2.204 millones de euros), más de cuatro veces que la cifra de negocio de la empresa en el anterior ejercicio.

Entre los meses de noviembre de 2020 y enero de 2021, cuarto trimestre fiscal para la compañía, Zoom obtuvo un beneficio neto atribuido de 260,4 millones de dólares (216 millones de euros), frente a las ganancias de 15,3 millones de dólares (13 millones de euros) del mismo periodo del ejercicio precedente.

882,5 millones de dólares

La cifra de negocio de Zoom en el cuarto trimestre de su ejercicio alcanzó los 882,5 millones de dólares (734 millones de euros), una mejora del 369% en comparación con sus ingresos de un año antes.

Al finalizar el cuarto trimestre, Zoom contaba con alrededor de 467.100 clientes corporativos con más de una decena de empleados, lo que representa un crecimiento del 7,7% respecto de los tres meses anteriores y del 470% en doce meses.

De cara al actual ejercicio, Zoom confía en elevar sus ingresos anuales hasta un rango de entre 3.760 y 3.780 millones de dólares (3.126 y 3.143 millones de euros), incluyendo una facturación en el primer trimestre de entre 900 y 905 millones de dólares (748 y 753 millones de euros), mientras que el beneficio diluido por acción para todo el ejercicio oscilará entre los 3,59 y 3,65 dólares.