El pleno del Ayuntamiento valenciano de Paterna, gobernado por el PP, ha aprobado pedir al Gobierno "la retirada del anteproyecto de reforma de la ley del aborto anunciada por el ministro Gallardón" y "rechazar la regresión que supondría su aprobación". El texto aprobado, presentado por el PSPV-PSOE, ha sido respaldado por los socialistas, Compromís y Esquerra Unida, y por seis concejales del PP, mientras que los otros siete ediles populares, incluido el alcalde, Lorenzo Agustí, se han abstenido.

La moción también recoge el reconocimiento del derecho a "una maternidad libremente decidida, lo que implica, entre otras cosas, que las mujeres decidan sobre su embarazo y que esa decisión consciente y responsable sea respetada". En la exposición de motivos, se afirma que las leyes "restrictivas del aborto" no reducen el número de abortos, "solamente incrementan el número de mujeres muertas o que pierden su salud porque abortan en la clandestinidad y en condiciones insalubres".

El texto asegura que la actual legislación de plazos es "la más extendida entre los países del entorno europeo, muchos de ellos gobernados por partidos conservadores". "No hay razones sociales, jurídicas y médicas que justifiquen la reforma que plantea el Gobierno, tan solo congratularse con los sectores más ultraconservadores y católicos de nuestro país, olvidando el compromiso social y democrático de gobernar para la mayoría", añade el texto.