Sanitatem

Madrid destina cerca de 3,5 millones de euros a reforzar la salud mental para paliar las secuelas del coronavirus

Sanitarios, pacientes y familiares en proceso de duelo y población infanto-juvenil con trastorno mental grave serán los grupos de riesgo que recibirán mayor apoyo

Personal sanitario en el exterior del ya clausurado Hospital de Ifema.
Personal sanitario en el exterior del ya clausurado Hospital de Ifema. EFE/ CHEMA MOYA.

Sanitarios, los que mayor carga emocional han vivido durante la emergencia sanitaria; pacientes covid-19 y familiares que no hayan podido cerrar el duelo ante la muerte de un ser querido son, junto a niños y adolescentes con trastornos mentales graves, los tres grupos de riesgo que verán reforzada su atención psiquiátrica y psicológica en Madrid en la post-crisis por coronavirus. Así se contempla en el Plan de Respuesta Asistencial prioritaria en Salud Mental anunciado por la Comunidad que, con financiación de carácter extraordinaria, estará dotado con cerca de 3,5 millones de euros

Psiquiatras y psicólogos lo alertaron desde el inicio de la crisis: las secuelas en la salud mental de la pandemia pueden ser incalculables. Hace apenas unos días la la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertaba sobre "un aumento a largo plazo del número y la severidad de los problemas de salud mental" en todo el mundo por el "sufrimiento inmenso de cientos de millones de personas".

El refuerzo previsto por la Comunidad, articulado a través de la Oficina Regional de Salud Mental y Adicciones de la Consejería de Sanidad, pretende canalizar las posibles necesidades psiquiátricas y psicológogicas derivadas de la pandemia. El plan contempla la contratación de 23 psiquiatras, 36 psicólogos clínicos, 2 diplomados universitarios en enfermería y un 1 terapeuta ocupacional, informan desde Sanidad. 

Riesgo de estrés postraumático

Los nuevos profesionales potenciarán las diferentes unidades de Salud Mental de los hospitales del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS). Sanidad busca reforzar la atención en dos aspectos fundamentales derivados de la crisis vivida: el trauma psíquico (riesgo de estrés postraumático) y el duelo patológico o complejo. El plan contará con una dotación total de 3.379.444 euros 

Entre los grupos de riesgo, los profesionales sanitarios, que han vivido en primera línea las devastadoras consecuencias de la pandemia y los pacientes covid-19 y familiares "que no hayan podido cerrar el duelo ante la pérdida de un ser querido", indican desde el departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero.

Los sanitarios: los más afectados

En el caso de los sanitarios, el propio Ministerio de Sanidad, en la última actualización de su protocolo científico-técnicode manejo del coronavirus, incluye un epígrafe donde alude a las repercusiones de la crisis sanitaria en la salud mental. El apartado recoge una mención especial a los sanitarios que ha lidiado día a día con la pandemia.

En China, los datos de una encuesta realizada a 1.257 trabajadores sanitarios durante la epidemia, revelaron que el 50,4% presentaba síntomas de depresión; el 44,6% de ansiedad; y el 34% de insomnio. 

El Ministerio, las Consejerías, las organizaciones colegiales, las sociedades médicas e, incluso, los propios hospitales se pusieron manos a la obra para cuidar a los sanitarios, en aquellos días del comienzo de la epidemia desbordados por un incontable número de contagios, mediante líneas de atención telefónica, protocolos o programas específicos.

Un nuevo Hospital de Día en La Paz

En Madrid, hospitales como el Gregorio Marañón se volcaron desde el principio de la crisis enla asistencia psiquiátrica y psicológica a sanitarios, pacientes y familiares. En la misma comunidad, los servicios de atención psicológica puestos en marcha por el Colegio Oficial de la Psicología para paliar los efectos de la covid-19, un dispositivo que se puso en marcha el 27 de marzo, atendió, hasta el pasado 17 de abril (los últimos datos disponibles) a más de 5.300 personas con muy diferentes problemas: desde familiares de fallecidos por coronavirus, a personas con discapacidad o psicopatologías previas o familias con problemas de convivencia.

Ansiedad (96%) y depresión (30%), generadas por el temor  a la enfermedad y agravadas por la situación de confinamiento, eran dos de los motivos de consulta más habituales, seguidos de alteraciones del sueño (17%) o derivadas del inicio del proceso de duelo (4%).

A la Consejería de Sanidad también le preocupa el empeoramiento o inicio de trastorno mental grave en niños y adolescentes. En esa línea, ha anunciado que se creará un nuevo Hospital de Día Infanto-Juvenil en el Hospital La Paz, que estará atendido por un psiquiatra, dos psicólogos clínicos, dos diplomados de enfermería y un terapeuta ocupacional.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba