La crisis del coronavirus está pasando factura a muchos sanitarios. Confiesan estar desbordados emocionalmente. Algunos vienen reclamando atención psicológica desde hace días. Este sábado, desde el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, una ciudad donde las calles están desiertas y los casos ascienden a 2.940 positivos, han respondido al llamamiento. Psicólogos y psiquiatras atenderán a sus compañeros cuando lo necesiten.

Profesionales del Instituto de Salud Mental y Psiquiatría del centro han implantado un protocolo de atención psicológica para pacientes y familiares de enfermos afectados. Pero, por supuesto, también para sus profesionales. El centro público, referente en España, celebró su 50 aniversario en 2018. Cuenta con más de 7.000 profesionales que atienden cada año más de 48.000 ingresos hospitalarios y 250.000 urgencias.

Zonas más sensibles

Ante la gravísima crisis del coronavirus, con Madrid como uno de los principales focos de infección, darán asistencia psicológica, a sus compañeros que trabajan en las zonas más sensibles del centro dedicadas a afectados por el coronavirus, como el Servicio de Urgencias, la UCI o las plantas de aislamiento.

El despliegue se contempla en cualquier horario. Harán turnos  de mañana, tarde y noche, todos los días de la semana. Entre sus funciones, precisan, estará el atender a personas y familiares que lo soliciten, así como la realización de grupos de soporte y apoyo emocional a profesionales.

Además, se ha habilitado un servicio de atención telefónica para profesionales del hospital en cuarentena y para familiares en cuarentena de pacientes ingresados por coronavirus. Y se dispondrá de teléfonos de atención urgente donde poder solicitar la intervención psicológica.