Un grupo de investigadores de la Universidad Agrícola del Sur de China (SCAU) ha determinado que el pangolín, un mamífero similar al armadillo, ha podido ejercer como "huésped intermediario" del coronavirus de Wuhan, una infección que ya ha superado las 630 muertes y los 31.600 casos confirmados.

"Las secuencias del genoma de la nueva cepa de coronavirus aislada en pangolines resultaron en un 99% idénticas a las de las personas infectadas, lo que indica que los pangolines pueden ser un huésped intermediario del virus de acuerdo con el estudio", ha informado la agencia estatal Xinhua.

"Este último descubrimiento será de gran importancia para la prevención y el control del origen (del virus)", ha señalado la SCAU en su web con un comunicado.

Carne muy solicitada y se le atribuyen propiedades curativas

La carne de este mamífero es muy solicitada por los acaudalados ya que es considerada un manjar en China, por lo que los ejemplares vivos suelen venderse de forma ilegal. Los curanderos tradicionales del país también valoran sus escamas ya que se les atribuye propiedades curativas. En determinadas partes de Asia y Afríca están catalogados como "en peligro de extinción".

También se comercializan ilícitamente en otros países asiáticos, como Tailandia. Y en 2016, los operarios de aduanas de Hong Kong detectaron un cargamento de 4.000 kilos de sus escamas en un barco procedente de Camerún, país que también cuenta con estos animales. Su valor en el mercado negro rondaba los 9,8 millones de dólares (8,9 millones de euros).