En los últimos días se han empezado a suceder las noticias en medios de comunicación sobre animales infectados por Covid-19. Es el caso de dos gatos domésticos en Estados Unidos, por ejemplo, que esta semana dieron positivo por coronavirus en el estado de Nueva York, uno de los más afectados por la pandemia en el país.

El pasado 5 de marzo, también en Nueva York, se dio a conocer que la tigresa Nadia, del Zoo del Bronz, también daba positivo de coronavirus a través de una prueba veterinaria. Ahora, ocho leones y tigres del zoológico presentan síntomas tras estar en contacto con la tigresa. También se han dado casos de varios perros en Hong Kong o de un gato en Bélgica.

Estos casos, aunque escasos, generan cada vez más preguntas sobre cómo afecta el virus a los animales, si pueden contagiarlo a humanos o si sólo se contagian debido al contacto con sus dueños, en el caso de las mascotas. La realidad, no obstante, es que todavía tenemos muy poca información al respecto.

Desde el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, reconocen que "algunos coronavirus" pueden infectar animales "aunque es muy poco común". "Por el momento, no tenemos evidencia de que los animales jueguen un rol importante en la expansión del virus que provoca la enfermedad Covid-19", señalan desde el CDC de EEUU.

"Todavía estamos aprendiendo sobre el virus, pero parece que se puede producir contagio de personas a animales en determinadas situaciones, aunque el riesgo de que los animales aumenten los contagios de Covid-19 sigue considerándose bajo", añaden.

En ese sentido, explican que el riesgo de que los animales domésticos transmitan el virus a personas es muy pequeño, ya que la principal vía de contagio es a través de las gotitas de líquido respiratorio que se expulsan al hablar, estornudar o toser.

No obstante, el contagio de humano a animal, presenta más incógnitas, ya que la mayor parte de los casos de animales contagiados estuvieron en contacto previo con personas positivas de Covid-19. No obstante, todavía no hay evidencia científica sólida que permita confirmar este punto.

Los gatos parecen más susceptibles al virus 

Desde la Sociedad Española de Virología (SEV) aseguran que por el momento, no hay evidencias científicas de que las mascotas puedan transmitir el SARS-CoV-2 a las personas, de acuerdo con la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

Según apuntan, si bien varios estudios científicos por revisar establecen una posible infección en animales por el SARS-CoV-2, "hay que ser cautelosos con los resultados". Por otro lado, señalan que en el caso de la tigresa o de algunas de las mascotas que han dado positivo por Covid-19, no está confirmado que los animales fueran infecciosos: es decir, que tuvieran suficiente carga viral como para transmitirlo a humanos.

Lo que sí han observado, de acuerdo con los estudios de laboratorio que se han hecho sobre el coronavirus con animales, que los gatos y los hurones son más susceptibles al virus que los perros, por ejemplo. Las aves, por otro lado, no parecen estar afectadas por el Covid-19.

En ese sentido, aseguran que no hay datos suficientes que justifiquen tomar medidas para su control. No obstante, sí que recomiendan, como medida de precaución, que las personas infectadas disminuyan el contacto directo con sus mascotas.