Un adolescente de 17 años, Javier, ingresado en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid a causa de la covid-19, que le llevó incluso a pasar cuatro días en UCI por el empeoramiento progresivo de su estado por insuficiencia respiratoria, lanzó este lunes un mensaje al resto de jóvenes recordándoles que no son “inmunes” y que corren “el mismo riesgo” que él.

El ingreso de Javier, que ya pasó el coronavirus en septiembre de forma asintomática, se produjo por Urgencias con un cuadro febril alto, neumonía bilateral, diarrea, náuseas e hipoxia y a las pocas horas de ingresar en la Unidad de covid-19 del centro precisó soporte de oxígeno y un tratamiento más fuerte al que no respondió favorablemente y su estado empeoró de tal forma que requirió su traslado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), donde permaneció ingresado durante cuatro días, según precisó el centro hospitalario en un comunicado.

En la UCI del Hospital Gregorio Marañón recibió soporte ventilatorio para aliviar la insuficiencia respiratoria derivada de su neumonía hasta que su estado mejoró, pasando de nuevo a planta para completar su tratamiento, con una evolución satisfactoria que ha propiciado su alta hospitalaria.

No sé dónde me pude contagiar, yo no soy de salir y hacer botellones, estaba asistiendo a un curso y fui a comer a un restaurante, creo que puede haber sido en estos sitios”, explicó Javier, que puntualizó que es la primera vez que ha estado ingresado y que los primeros días se encontraba “muy mal”. “Cuando me dijeron que me tenían que llevar a la UCI, yo no sabía lo que era, pero no quiero volver a estar ahí”, abundó, al tiempo que recordó que durante su estancia vio a otras personas que estaban “muy mal” e incluso él pensó que también podría morir.

Mensaje a otros jóvenes

Con una incidencia acumulada de casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días de 891,18 en el grupo de edad de 12 a 19 años, que se dispara hasta los 1.047,28 en el caso del grupo de 20 a 29, Javier insistió a los jóvenes que “no son inmunes y corren el mismo riesgo” y les instó a “que se cuiden, que usen la mascarilla, que salgan solo con un pequeño grupo de amigos”. “Yo no iría a discotecas”, confesó, al tiempo que hizo hincapié en que un joven contagiado “se lo puede pasar a un familiar y lo puede matar”. “Y perder a un familiar debe de dolor un motón”, resolvió.

Por su parte, la médica del Servicio de Medicina Interna del Hospital Gregorio Marañón Rita García destacó que la covid-19 está afectando “especialmente” a la población que no está inmunizada y a un sector “realmente joven”. “Algunos casos de estos pacientes que se están infectando necesitan ingreso y alguno de ellos, como es el caso de Javier, pueden tener una evolución mala que le lleve a precisar un tratamiento intensivo en una UCI”, alertó, consciente de la dificultad de “predecir” si un paciente va a precisar ingreso en UCI o no, “especialmente en una población tan joven y sin otras patologías”, por lo que apeló a la responsabilidad individual.