Política

Sánchez remolonea con la cesión de la AP-68 a Euskadi para evitar que le estalle en campaña

El PNV esperaba sellar este mismo miércoles el acuerdo con el Gobierno central y vender  su logro de cara a los comicios del 28-A pero el Ejecutivo socialista pone trabas a la parte económica de la cesión

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka.
El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka. EFE

El 'regalo' de Sánchez al PNV se hace esperar. Los nacionalistas se las habían prometido muy felices y habían confiado en que la palabra del Ejecutivo socialista de ceder, entre otras competencias, la autopista que une Bilbao con Zaragoza. Pero, de momento, no hay acuerdo. Después de más de tres de horas de videoconferencia, ni el equipo vasco se ha trasladado a Madrid ni el central a Vitoria, unos flecos económicos separan a ambos ejecutivos. Aunque en el fondo subyace el miedo de Pedro Sánchez a abrirse un frente polémico por las generosas concesiones que hace al nacionalismo vasco para aprobar sus llamados decretos sociales.

La Comisión Bilateral Técnica, que así se llama el órgano en el que los equipos de Sánchez y Urkullu negocian los traspasos, ha finalizado "con avances". Pero esos supuestos pasos no son más que el eufemismo para constatar que el acuerdo que se esperaba no se ha producido. En Ajuria Enea cunde cierto desengaño y el temor a que la inminente campaña frene el acuerdo, aunque en Moncloa se insiste en que no es un traspaso sencillo y su repercusión económica hay que dejarla bien fijada.

El traspaso del tramo vasco de la AP68 no es el único botín nacionalista. El partido de Andoni Ortuzar además se cobró tres piezas más gracias a la debilidad de Pedro Sánchez. El Ministerio de Política Territorial llevará a la Comisión Mixta las transferencias de la gestión de las ayudas previas a la jubilación a trabajadores afectados por un ERE, la capacidad de legislar sobre productos farmacéuticos y todo lo correspondiente al seguro escolar.

Presencia de Erkoreka

La importancia de lograr este acuerdo, con importantes consecuencias electorales tanto para PSOE -que tendría que explicar en el resto de España la cesión- como para el PNV -que colocaría otra muesca en su particular revolver de trasferencias logradas- hace que ambos partidos jueguen sus cartas con máximo interés. Tanto es así que Josu Erkoreka, portavoz del Gobierno de Urkullu y buen conocedor de los tejemanejes de la política madrileña, ha cancelado parte de su agenda de este jueves para encabezar la delegación vasca que esperar finiquitar el hachazo y lograr el traspaso de la codiciada autopista.

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba