A la undécima fue la vencida. El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha respondido por primera vez este domingo a la intervención de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, tras ignorar sus preguntas en las diez conferencias de presidentes autonómicos que se habían celebrado cada domingo desde el inicio de la pandemia

Según informan a Vozpópuli fuentes presentes en la reunión, Sánchez ha roto su veto a Ayuso después de que la presidenta de la Comunidad de Madrid haya criticado este domingo el pacto del Gobierno con Bildu para derogar la reforma laboral a cambio de su abstención en la votación parlamentaria para prorrogar el estado de alarma.

De acuerdo a las mismas fuentes, el presidente del Gobierno le ha dicho a Ayuso que sería interesante que, como presidenta de la Comunidad de Madrid, uno de los territorios donde mayor incidencia ha tenido la epidemia, traslade al PP la necesidad de una "actitud menos obstruccionista" frente a la prórroga del estado de alarma. 

Ayuso ha mostrado su "profundo desacuerdo" con el pacto entre el Gobierno y Bildu y ha criticado que ese acuerdo da mayor capacidad de endeudamiento al gobierno vasco y a los ayuntamientos, algo que la presidenta Madrileña ha calificado como "una desigualdad territorial flagrante". Una acusación a la que Sánchez le ha contestado recordando que País Vasco y Navarra cuentan con un régimen foral, según informan las mismas fuentes.

Ayuso ha censurado, además, la derogación de una ley laboral “en el momento más delicado e inoportuno para la economía española”.

Pide eliminar franjas horarias

En su intervención, Ayuso ha informado que la Comunidad de Madrid no va a pedir esta semana el pase a la Fase 2, pero ha solicitado que se eliminen las franjas horarias para los paseos y prácticas deportivas, entre las que ha citado el golf, el tenis y deportes de motor. 

Sánchez ha abierto la undécima conferencia de presidentes autonómicos anunciando que, si la evolución de la pandemia es positiva y "si nada se tuerce", muchas comunidades estarán fuera del estado de alarma "a lo largo de los próximos días".

El jefe del Ejecutivo abriría así la posibilidad a que el levantamiento de la alarma se produzca de forma asimétrica y sea efectivo cuando una comunidad autónoma salga de la fase 2 de la 'desescalada' (el 7 de junio para la mayoría de ellas), algo que le han reclamado este domingo algunos presidentes autonómicos, como el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.