Política

Sánchez e Iglesias entregan los Presupuestos a Ciudadanos para mantener el Gobierno

El Ejecutivo abre una negociación presupuestaria con la formación naranja. Las dos partes admiten que se trata de un 'matrimonio de conveniencia' por la situación de la pandemia

Sánchez y Arrimadas reunidos en La Moncloa
Sánchez y Arrimadas reunidos en La Moncloa Moncloa

El Gobierno ha anunciado la apertura de una negociación con Ciudadanos para aprobar los Presupuestos Generales del Estado. El giro de Pedro Sánchez y su vicepresidente Pablo Iglesiasrompe de facto la mayoría de la investidura y aleja definitivamente a ERC, que ha dicho en reiteradas ocasiones que no participará de un acuerdo con el partido de Inés Arrimadas.

Sánchez ha cumplido el guion previsto en su primer día de contactos con los grupos políticos para encarar los Presupuestos. El encuentro con el líder del PP, Pablo Casado, ha finalizado en divorcio total. Y la reunión con Arrimadas, en una suerte de matrimonio de conveniencia. El Gobierno lo ha llamado "despolitización". Ciudadanos, "tregua política".

"No es fácil negociar con este Gobierno", ha dicho Arrimadas en su primera visita a La Moncloa como líder nacional de Ciudadanos. "Si hay familias que han estado sorteando quién iba a los tanatorios cuando había fallecido un familiar, cómo no vamos a hacer nosotros cosas extraordinarias desde las instituciones públicas".

Podemos estará en la negociación

La reunión entre Sánchez y Arrimadas ha sido positiva y constructiva, según han explicado fuentes conocedoras del encuentro. Montero ha valorado la voluntad de Ciudadanos de sumar en este momento "excepcional". Y, haciendo suyas las palabras de Sánchez hace unos días, Arrimadas ha dicho que sus diez diputados van a "arrimar el hombro". 

Habrá una negociación con Ciudadanos en la que participarán las dos patas de la coalición, tanto el PSOE como Unidas Podemos. Lejos de convertirlo en un veto, Arrimadas ha dicho que estará encantada de decirle a la cara a los representantes de la formación morada lo alejados que están de sus propuestas. El objetivo de Arrimadas, en sus propias palabras, son unos Presupuestos "sensatos y moderados".

Tanto Arrimadas como después la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, han dicho que el diálogo se encauzará en los próximos días. Pero esa negociación, tal y como ha desvelado Vozpópuli, está más avanzada de lo que ambas parten admiten en público.

La reforma fiscal está descartada en los términos que recoge el acuerdo de coalición. Ni subida masiva del impuesto de sociedades, ni derogación de la reforma laboral. A partir de ahora, el baile de declaraciones de unos y otros será un intento de cada partido por defender su posición política. La suerte del acuerdo, salvo hecatombe, está echada.  

Ataque furibundo al PP

Ciudadanos da por hecho que al abrir esta vía, el Gobierno cierra automáticamente la puerta el acuerdo con ERC. Arrimadas ha repetido en varias ocasiones, que esa negociación será mejor que otra que puedan liderar Iglesias, Rufián y Otegi.

El Gobierno no descarta, al menos públicamente, la renuncia de ERC. Sánchez y el portavoz republicano en el Congreso, Gabriel Rufián, se reúnen el jueves en La Moncloa. Pero el partido independentista sí ha dicho en varias ocasiones que Ciudadanos es una línea roja para ellos.

Tampoco el PP formará parte de ese diálogo. El Gobierno ha cargado duramente contra Casado tras su encuentro con Sánchez. Montero ha calificado su actitud de obstruccionista después de que ambas partes no hayan sido capaces de acercar posturas para sacar adelante las cuentas del año que viene. 

"Casado ha dado la espalda al diálogo", ha resumido la portavoz Montero.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba