Política

Conte visitará a Sánchez para formar una pinza Italia-España en la negociación del rescate

El primer ministro italiano tiene previsto reunirse con el jefe del Ejecutivo español en Madrid el 8 de julio, víspera del primer consejo europeo que debatirá el reparto del fondo de reconstrucción por el coronavirus

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), y el primer ministro de Italia, Guiseppe Conte
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), y el primer ministro de Italia, Guiseppe Conte Europa Press

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, visitará al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para reactivar la pinza entre Italia y España en la negociación del rescate europeo. La reunión será en Madrid, según ha sabido Vozpópuli de fuentes del Ejecutivo. Y tendrá lugar el 8 de julio, víspera del consejo europeo que empezará a debatir el reparto de los fondos de reconstrucción para hacer frente a la crisis del coronavirus.

Sánchez ha intensificado su agenda internacional en una negociación crucial para los intereses de España. El jefe del Ejecutivo viaja este martes a Mauritania para asistir a una cumbre internacional sobre el Sahel. La cumbre es solo el escenario, porque el objetivo es entrevistarse con Emmanuel Macron. El presidente francés estuvo el lunes en Alemania para reunirse con la canciller Angela Merkel.  

A estos movimientos se quiere sumar Sánchez, que aspira a hacer frente común con Italia. Las previsiones de los principales organismos internacionales estiman que Italia y España serán los países más castigados por la crisis económica de la pandemia. El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé desplomes de más del 12% del PIB este año para sus dos economías.

Posición conjunta España-Italia

Conte y Sánchez intentarán defender una posición conjunta frente a los mensajes poco alentadores que llegan de Bruselas. El reparto del fondo de reconstrucción de 750.000 millones de euros se abordará en sendos consejos europeos el 9 de julio -de forma telemática- y el 17 y 18 de julio presencialmente. La reunión entre ambos mandatarios será en la víspera del primero de los dos consejos de julio.

España e Italia fueron de los primeros países en presionar a favor de un fondo de ayuda diferente -al menos en las formas- de los mecanismos de rescate europeos conocidos durante la crisis del 2008. Lo lograron en parte, pero discreparon en las propuestas. Conte se negó a acudir al MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad).

Sánchez, por su parte, no dio un portazo tan radical al MEDE, pero planteó un fondo de hasta 1,5 billones de euros que estaría financiado con deuda perpetua emitida por instituciones europeas. El documento que elaboró el Gobierno establecía que el dinero de ese fondo sería distribuido entre los Estados miembros a través de trasferencias directas y no préstamos

La propuesta se quedó en agua de borrajas. Y lo que está en juego ahora es qué cantidades solicita cada país y qué condiciones se imponen para el acceso a ese dinero. Es una repetición de la batalla que ya se vivió entre los países del norte y el sur de Europa hace diez años. 

Habrá recortes

La preocupación del Gobierno ha crecido en las últimas semanas. Las transferencias que defiende Sánchez pierden fuerza ante la presión de Alemania y otros países del norte de Europa, que se inclinan por que la mayor parte del dinero sea finalista y se entregue para financiar proyectos bien definidos y presupuestados en las cuentas del 2021. Dichos proyectos, dicen fuentes consultadas por este diario, deberán ir acompañados de programas de reducción del gasto. Es decir, recortes. Y está por verse si de subidas de determinados impuestos.

La Comisión Europea presentó un Fondo de Recuperación de 750.000 millones de euros. De ellos, 560.000 millones se destinarán a ayudar a los países a financiar "reformas estructurales e inversiones" que Bruselas lleva tiempo pidiendo a algunos Estados como España. 

Lo lógico, según explican fuentes del Ejecutivo, es que el Gobierno opte por vincular el primer paquete de ayudas a reformas más “amables”, como digitalización o transformación energética hacia las renovables. La estimación es que Alemania y los países del norte saldrán antes que España de la crisis económica. Y a partir de ese momento la condicionalidad de acceso a los fondos se centrará en otros recortes que afectan de lleno al espíritu del Gobierno de coalición: pensiones o empleo, entre otros. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba