Política

El PSOE teme un mal resultado electoral si fracasa la investidura con Podemos

Diversos sectores no ocultan su preocupación por una alta abstención de izquierda como 'castigo' a Sánchez e Iglesias por no pactar; y con Errejón de tercero en el reparto de escaños 

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias antes de su reunión.
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias antes de su reunión. EFE

El discurso oficial en el PSOE es que si hay repetición de elecciones generales el 10 de noviembre será culpa de la intransigencia de Unidas Podemos, en particular de Pablo Iglesias, empeñado en ser vicepresidente del Gobierno y en meter ministros de su formación en el gabinete de Pedro Sánchez cuando la suma entre ambos partidos (165 diputados) no da mayoría absoluta.

El corolario es que, obligado el Rey Felipe VI a convocar a los españoles a la urnas, una ola de indignación en la izquierda frustrada hará que la caída sufrida por los morados en los comicios del 28 de abril se acentúe seis meses más tarde, bajando de los 42 escaños en el Congreso a 30 o menos; fenómeno acentuado por la irrupción de Íñigo Errejón en la disputa. 

Hasta ahí el cuento de la lechera que circula por La Moncloa y Ferraz, teoría abonada por el último barómetro del CIS-; pero, a medida que uno se aleja del círculo de poder de Pedro Sánchez y consulta a las federaciones, surgen dos temores: primero, temor fundado a una caída de más de cinco puntos en la participación, que afectaría a la izquierda en mayor medida que a Ciudadanos, PP y Vox, en tanto que la formación presidida por Santiago Abascal ya no es percibida como una amenaza; y, segundo, temor a que "Errejón también nos robe voto a nosotros", admite una fuente consultada por Vozpópuli.

La irrupción de Errejón en la disputa probablemente 'robará voto' y escaños a los dos partidos que sumaron 165 diputados en las elecciones del 28 de abril

Si el dirigente de Más Madrid logra atraer a su proyecto Más País a la exalcaldesa de la capital Manuela Carmena y a otros nombres conocidos, tipo Cristina Almeida, Gaspar Llamazares o Baltasar Garzón, hará mucho daño sin duda a Iglesias -ya se vió en las pasadas elecciones autonómicas el 26-M- pero también al PSOE. La explicación es que menos voto de izquierda a repartir entre tres, no entre dos, influiría en la asignación de escaños.

Eso por no señalar que el 'efecto presidente' viene inflando los sondeos, todos, desde las elecciones del 28 de abril a favor de Sánchez y el PSOE y sesga la muestra, como se demostró recientemente con el barómetro del CIS:

Es decir, que al PSOE se le podría reproducir, en menor escala, el problema que tuvo Pablo Casado en las elecciones del 28-A: que su electorado se dividió a derecha, Vox, e izquierda, Ciudadanos; pasando de los 137 que logró Mariano Rajoy en 2016 a solo 66 diputados, el peor resultado de la historia del PP; por contra, la formación de Albert Rivera se quedaban a 200.000 votos y 9 escaños (57) de hacerle sorpasso, y los de Abascal pasaron de ser extraparlamentarios a tener 24 escaños. 

En las filas socialistas se recuerda mucho que, hace tres años, tras el fracaso de la investidura iniciada en diciembre de 2015 en la que el PP logró 123 escaños, las encuestas también daban a Rajoy mucho mejor resultado del que obtuvo a la postre, solo 14 diputados más. Y esos comicios repetidos no acabaron con el bloqueo político. Solo cuando el PSOE se deshizo políticamente de Sánchez y su "no es no" a la investidura de Rajoy, arrancó la legislatura.

Iglesias, imprescindible

El cálculo que se hace en Podemos es que, con 42 diputados ahora, o quedando reducidos a 30 tras las elecciones de noviembre, lo que viene a ser una Izquierda Unida mejorada, Pedro Sánchez va a tener que seguir llamando a su puerta dada la cerrazón de Riveraa apoyar a este PSOE. Y no pocos sectores del socialismo también lo creen así.

"No solo habremos perdido seis meses sino que la relación estará entonces mucho más envenenada para pactar con Iglesias sino que tendremos que contar, además, con Errejón", señala una de las fuentes consultada por este periódico; o, dicho de otra manera, el miedo a la inestabilidad de un gobierno apoyado en dos fuerzas centrales se multiplicará cuando sean tres las necesarias.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba