8 de marzo

Las tres portavoces de la huelga del 8-M tienen relación con Podemos

Una es miembro de la formación morada en la Comunidad de Madrid y las otras dos son afines al sector anticapitalista. Podemos quiere capitalizar el 8-M al igual que la protesta por las pensiones

Julia Cámara (c), Justa Montero (d) y Elizabeth Cordero (i) anunciando la huelga feminista del 8-M.
Julia Cámara (c), Justa Montero (d) y Elizabeth Cordero (i) anunciando la huelga feminista del 8-M. EFE

La huelga general del 8 de marzo (iniciativa distinta a los paros parciales en defensa de la igualdad) muestra indicios de estar instrumentalizada por Podemos desde el principio. Las tres portavoces de la Comisión 8-M que convocaron esta medida excepcional para el próximo jueves, Día Internacional de la Mujer, tienen estrecha relación con el partido morado. Tanto es así que una de ellas es integrante de Podemos en la Comunidad de Madrid y las otras dos son afines al sector anticapitalista de la formación.

Julia Cámara, Justa Montero y Elizabeth Cordero fueron quienes comparecieron en rueda de prensa el pasado 14 de enero en Zaragoza y anunciaron la huelga del 8-M con el amparo legal de los sindicatos CGT y CNT (Comisiones Obreras y UGT sólo secundan sólo los paros parciales, al igual que el PSOE). Las tres activistas tomaron la palabra en representación de la Comisión 8-M, plataforma que aglutina a diferentes colectivos feministas y que aquel día llamó a "pararlo todo" este jueves. El anterior encuentro estatal tuvo lugar en Elche en el mes de septiembre.

De esta terna, Montero es la voz de mayor peso por su larga trayectoria en el movimiento feminista. Exdirigente de la desaparecida Liga Comunista Revolucionaria (LCR), siempre se ha movido en los círculos de la izquierda anticapitalista. Integrante de la Asamblea Feminista de Madrid, ha venido asesorando a Podemos en los últimos años en políticas de género. De hecho, el pasado 25 de abril compareció en la subcomisión del Congreso para un Pacto de Estado en materia de violencia de género y lo hizo a propuesta del grupo parlamentario Unidos Podemos-En Comú-En Marea. Montero es editora de Viento Sur, la revista de los anticapitalistas, y también ha participado en numerosos coloquios organizados por Podemos.

Por su parte, Julia Cámara procede igualmente del anticapitalismo, donde milita en la actualidad. En la batalla de Vistalegre II expresó su apoyo a la candidatura 'Podemos en Movimiento', la conformada por la corriente trotskista de Miguel Urbán y Teresa Rodríguez. Cámara también es habitual de las charlas organizadas por Podemos y Anticapitalistas sobre feminismos.

En cuanto a Elizabeth Cordero, forma parte de Podemos Comunidad de Madrid, donde Además de ser vocal de Ahora Madrid en el distrito madrileño de Puente de Vallecas, concurrió a las últimas elecciones generales en el puesto número 27 de la lista de Podemos al Congreso de los Diputados por Madrid (la liderada por Pablo Iglesias). Vinculada a la Asociación Integrando, fue presentada en la rueda de prensa del 14 de enero como "representante del colectivo de mujeres migrantes".

En la asamblea de Zaragoza intervinieron a puerta cerrada, según las actas consultadas por Vozpópuli, tanto Justa Montero como Elizabeth Cordero. La veterana activista, principal ideóloga de la Comisión 8-M, defendió la "huelga general" frente a la opción de "paros parciales" y pidió consenso para "ver cómo la articulamos, sobre todo en barrios y ciudades pequeñas en temas de cuidados". Aquí insistió en que "los hombres hagan los servicios mínimos".

Cordero puso dos demandas sobre la mesa en su alocución: "Ratificación del convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)" sobre la equiparación del trabajo doméstico y que las empresas utilicen el sistema de "entrevista ciega" para la selección de personal.

"Cortes de carreteras"

En el segundo II encuentro de la Comisión del 8-M, estas activistas acordaron llevar a cabo "acciones directas no violentas" como "cortes de carreteras" el día de la huelga, que "el descuento de la huelga se destine a algo necesario; crear cajas de resistencia;seguimiento de despidos" o "amenazar masivamente" con "borrarnos" a los sindicatos mayoritarios.

Se da la circunstancia de que en la primera asamblea, la celebrada en Elche, una de las conclusiones a la que llegaron los colectivos feministas participantes fue expresar el "miedo a la apropiación de la convocatoria por parte de partidos y sindicatos". Los males presagios se han hecho realidad a la vista del despliegue mediático que está preparando Podemos para el próximo jueves. La formación de Iglesias y las mareas quieren capitalizar el 8-M al igual que la protesta por las pensiones, con la que también mantienen vínculos directos. PP y Ciudadanos rechazan esta huelga general y los paros parciales, apelando al 8-M como el Día de la Mujer Trabajadora.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba