Política

Madrid se decanta por un hospital de campaña para epidemias que se active en 24 horas

Los sindicatos denuncian que se planifique un nuevo centro cuando hay instalaciones como el Carlos III o el viejo Puerta de Hierro a medio gas o abandonadas

Isabel Díaz Ayuso, durante los actos del Dos de Mayo.
Isabel Díaz Ayuso, durante los actos del Dos de Mayo. EFE

La Comunidad de Madrid quiere que el nuevo hospital que va a construir para emergencias del coronavirus y otras epidemias sea muy similar en tamaño al que se construyó en Ifema, tenga una planta con capacidad para mil camas y sólo esté abierto en caso de necesidad sanitaria. Para ello, el plan contempla que la infraestructura pueda estar "plenamente operativa" en 24 horas, según desveló el vicepresidente regional, Ignacio Aguado.

El Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso aún no ha decidido el emplazamiento de esta especie de hospital de campaña -"Hay varias parcelas que se están valorando", dijo Aguado- ni el coste económico de dicha construcción que se quiere tener lista para octubre ante una previsible segunda oleada de la covid-19.

"El objetivo de este hospital es que sea de emergencias para futuras epidemias. No queremos que esté permanentemente dotado de recursos humanos y materiales. Sino que buscamos un espacio similar al de Ifema, que esté dotado de infraestructuras, flexible, modulable para que en el caso de que detectemos un rebrote o una epidemia en el futuro podamos dar cabida para mil camas y podamos en 24 horas tenerlo plenamente operativo", resumió el 'numero dos' del Gobierno regional.

Aguado insistió en que esa única planta será "diáfana" y deberá contar con las "estructuras necesarias para dar cabida a esas futuras camas" en caso de rebrotes de la pandemia. "Sólo en el caso de que se produzca una emergencia, (habrá que) activarlo, encenderlo y ponerlo en plenas condiciones de funcionamiento en 24 horas", concluyó.

Sorpresa entre los sindicatos sanitarios

El anuncio de Ayuso de que la región contará el próximo otoño con un nuevo centro sanitario, de 1.000 camas y destinado a epidemias, ha causado enorme sorpresa entre los sindicatos sanitarios. Primero, porque, recuerdan, es casi imposible construir un centro sanitario en pleno verano y en mitad de la ‘desescalada’. “Salvo que sea un hospital tipo el de Ifema, de campaña”, apuntan las fuentes consultadas por Vozpópuli, que dicen no tener noticia alguna respecto a dónde se ubicaría ese centro o cómo estaría planificado.

Construir un hospital de mil camas señalan las mismas fuentes es, o un “brindis al sol”, o crear un centro sanitario de las dimensiones de La Paz o el Gregorio Marañón “sin que todavía, ni siquiera se haya acometido la actualización de La Paz, que tiene unas infraestructuras tan antiguas que se caen a trozos”. 

Las críticas al anuncio de Ayuso por parte de las organizaciones sindicales van en la misma dirección. Consideran que la Comunidad tiene una serie de centros sanitarios cerrados, abandonados o pendientes de poner en marcha que deberían utilizarse antes de construir nuevas instalaciones. Citan, por ejemplo, el Hospital Carlos III, dependiente de La Paz y en su momento referente en Enfermedades Infecciosas, y hoy infrautilizado, aseguran. O el antiguo Hospital Puerta de Hierro, cuya remodelación se preveía que estuviera finalizada a mediados de este 2020 y que sigue pendiente. 

37 hospitales y 17.000 camas 

La red del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) cuenta con 37 centros hospitalarios, entre los que se ubican en la ciudad y los que están en poblaciones de la Comunidad. El Gregorio Marañón, La Paz, el 12 de Octubre o el Ramón y Cajal, en Madrid son algunos de los catalogados como de gran complejidad. Hay, además, hospitales de complejidad intermedia como el del Fundación Alcorcón, el Hospital Universitario de Getafe o el Infanta Sofía, en San Sebastián de los Reyes.

El del Escorial, el del Henares, el del Tajo o el Infanta Elena (en Valdemoro) se consideran de baja complejidad; además, hay hospitales monográficos, como el Niño Jesús (pediátrico) o el Rodríguez Lafora, que atiende a pacientes que necesitan hospitalización psiquiátrica breve o padecen trastornos adictivos relacionados con el alcohol y otras sustancias. El Hospital Central de la Cruz Roja y el Santa Cristina figuran como hospitales de apoyo. Además, Madrid cuenta con tres hospitales de media estancia (el de Guadarrama, La Fuenfría y el Virgen de la Poveda). 

En los momentos álgidos de la epidemia de coronavirus, los recursos llegaron hasta las 24.730 camas de hospitalización en Madrid

Para pasar a la ansiada fase 1, el Gobierno central pide que las comunidades tengan entre 37 y 40 camas hospitalarias por 10.000 habitantes. En Madrid, debería disponerse de, al menos, 24.750. El propio consejero de Sanidad , Enrique Ruiz Escudero, ha admitido que la comunidad no cumple los ratios. Ahora mismo dispone de 17.000.

Eso sí, en los momentos álgidos de la epidemia de coronavirus, los recursos llegaron hasta las 24.730 camas de hospitalización, una cifra en la que no entraba las aportadas por el hospital de campaña de Ifema o las que se habilitaron en hoteles sanitarizados. 

Recuperar un referente en enfermedades infecciosas

CCOO Sanidad Madrid propone que, en lugar de construir un nuevo centro sanitario para pacientes infecciosos, se recupere el Hospital Carlos III, que desde 2013 pertenece a La Paz, al igual que el de Cantoblanco. El sindicato recuerda que es donde están los profesionales más preparados que se han enfrentado a “todos los brotes de virus y enfermedades infecto-contagiosas importadas que han llegado a nuestra comunidad autónoma como el ébola, el zika, el dengue...”. 

El centro, explican, se desmanteló hasta que, en 2014, llegó el primer caso de ébola. Entonces, hubo que remodelar la “planta que estaba prácticamente abandonada y en condiciones muy primarias para atender casos de esa envergadura". Solo se dejó la planta 6ª y el resto de plantas "se reconvirtieron en cardio, digestivo, geriatría y para casos de media estancia ya muy deteriorados”. 

Un centro dirigido por Yolanda Fuentes

El Carlos III fue referente en España en Enfermedades Infecciosas. Allí estuvo, durante cuatro años y como directora médica, la recién dimitida directora de Salud Pública de la Comunidad, Yolanda Fuentes, a quien desde hoy sustituye en el cargo Elena Andradas, según ha comunicado la Consejería. 

La apuesta de CCOO Sanidad Madrid pasa por recuperar el Carlos III. Eso sí, reforzando los equipos especializados y remodelando, ampliando y reestructurando espacios para aumentar su capacidad de hospitalización. Hoy por hoy, cuenta con unas 80 camas, pero podría llegar a las 300. En el centro están la Unidad de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) y la Unidad de Enfermedades Tropicales y del Viajero. 

El pasado diciembre, Ruiz Escudero anunció un plan para reconvertir el antiguo Puerta de Hierro en un nuevo hospital de media y larga estancia. De momento no hay noticias

Desde la Asociación Madrileña de Enfermería (AME) también se refieren a la cantidad de inmuebles de uso sanitario que están diseminados por la Comunidad y hoy permanecen abandonados sin que el Gobierno regional se plantee darles nueva utilidad para incrementar los recursos en plena crisis sanitaria. Apuntan a otro centro infrautilizado: el antiguo Hospital Puerta de Hierro

El pasado mes de diciembre, Ruiz Escudero anunció durante un pleno de la Asamblea de Madrid, un plan para reconvertir el antiguo centro, que abrió sus puertas en 1964 y cerró en 2007, en un nuevo hospital de media y larga estancia. Según el consejero, el centro, cuya puesta en marcha sufrió sucesivos retrasos, estaría listo a mediados de este 2020. De momento, no existen noticias

La Torre 4 del Infanta Sofía, sin estrenar

También aluden a un ala entera del Hospital Infanta Sofía, ubicado en San Sebastián de los Reyes, con 200 camas. Se trata de la Torre 4, una zona de 6.500 m2 que está terminada y nunca se ha abierto. En noviembre de 2018, la Consejería de Sanidad anunció que se pondría en marcha la adecuación de esa torre para iniciar la actividad asistencial. Sanidad preveía, a partir de 2019, comenzar la adecuación de las zonas de hospitalización. De momento, sigue vacía

Otro ejemplo de un centro sanitario abandonado, señalan desde AME, es el Instituto de Cardiología, un pequeño hospital ubicado en el pabellón 1 de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense que cerró sus puertas en 2012.

“La desorganización es un derroche de recursos, igual que hacer otra Unidad de Alto Aislamiento en el Hospital Gómez Ulla que tampoco ha servido para mucho”, critican otras fuentes sanitarias en alusión a la planta 22 del hospital militar donde se ubica la Unidad de Aislamiento de Alto Nivel (UAAN), una de las joyas de la corona de la sanidad española, que el pasado marzo, en lo más grave de la crisis sanitaria, permanecía cerrada.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba