Desafío separatista

Los liberales europeos estudian expulsar al PDeCAT de su grupo por los lazos de Puigdemont con la extrema derecha

La Alianza de liberales y demócratas ALDE, a la que pertenece el partido catalán desde 2005, citó a la dirección del PDeCAT para que diera explicaciones en Bruselas, pero nadie se presentó a la reunión

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra (i), y el ex presidente catalán Carles Puigdemont (d)
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra (i), y el ex presidente catalán Carles Puigdemont (d) Efe

La Alianza de Partidos Liberales y Demócratas europeos (ALDE) valora la expulsión del PDeCAT de la familia liberal por los lazos de Carles Puigdemont con la extrema derecha flamenca y la italiana. Según ha sabido Vozpópuli, la preocupación en ALDE por la deriva ideológica de la formación catalana es máxima y la dirección de la Alianza estudia una fórmula para poner sobre la mesa la expulsión. El PDeCAT -antiguamente Convergéncia- es uno de los miembros más veteranos de ALDE, donde se incorporó como miembro de pleno derecho en mayo del 2005.     

El reciente congreso del PDeCAT ha agotado la paciencia de ALDE. La victoria de los partidarios de Puigdemont ha profundizado más en la apuesta del partido por la independencia de Cataluña, sin descartar la vía unilateral. La ponencia aprobada en el cónclave de finales de julio pide además replantear la pertenencia del partido a ALDE. El PDeCAT argumenta la "incomodidad" que supone compartir espacio con Ciudadanos, que es parte del grupo liberal, entre otros motivos. La derrota de Marta Pascal tampoco ayuda. Pascal fue vicepresidenta de ALDE entre 2015 y 2017.

La deriva de Puigdemont

La situación entre ALDE y el PDeCAT ha llegado a un punto de no retorno. La ruptura parece sólo cuestión de tiempo. No es sólo la deriva separatista y radical del partido, sino también sus incontables casos de corrupción y las batallas internas que libra Puigdemont desde su huida. El ex presidente de la Generalitat ha ganado todas hasta el momento. Primero consiguió diluir el partido en la candidatura Junts per Catalunya (JxCat) para el 21-D. Puigdemont se propone repetir la operación de cara a las próximas citas electorales con ese embrión de movimiento separatista que ha bautizado la Crida Nacional. El presidente de ALDE, el holandés Hans van Baalen, ha expresado públicamente su malestar con los planteamientos del nacionalismo catalán.

Según ha sabido este diario, ALDE exigió a la dirección del PDeCAT que se presentase a principios de julio en Bruselas para dar explicaciones sobre los guiños de Puigdemont a la ultraderecha flamenca del N-VA -uno de los principales apoyos del ex presidente en Waterloo- y su relación con la Liga Norte italiana. Estos partidos están en las antípodas de los liberales y son uno de sus principales rivales para las elecciones europeas de mayo del 2019. De hecho, el N-VA está meditando meter a Puigdemont en sus listas al Parlamento europeo, según ha informado el diario belga Het Laaste Nieuws.

PDeCAT no ha pagado la cuota

Nadie de la ejecutiva del PDeCAT se presentó a la cita de Bruselas. Y las contadas explicaciones ofrecidas no han convencido en el seno de la familia liberal. Hace bastante tiempo que la formación catalana ha desatendido sus obligaciones como miembro de ALDE. No ha pagado su cuota de membresía. El plazo para abonarla venció el 1 de abril. Tampoco ha participado en el último congreso de ALDE celebrado en Holanda en noviembre del 2017, ni en el Consejo de ALDE que tuvo lugar en Bulgaria el pasado 27 de mayo. En la web de los liberales, el PDeCAT sigue apareciendo como miembro, pero por ejemplo dice que su presidente es Artur Mas

El próximo congreso de ALDE será en Madrid entre el 8 y el 11 de noviembre de este año. Ciudadanos ejerce como anfitrión. Será difícil que el PDeCAT resista hasta entonces en la familia liberal, que además está inmersa en una compleja negociación para formar una nueva alianza electoral liderada por el presidente francés, Emmanuel Macron. La cuestión es si el PDeCAT buscará refugio en el experimento ultraconservador de Steve Bannon -gurú de Donald Trump- junto a Le Pen y el resto de formaciones anti Unión Europea, se marchará al ala izquierda de Estrasburgo con Podemos o ERC o se quedará como No Inscrito. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba